No querría cerrar el año (aunque esta reseña se publicará en enero) sin reseñar La Furia de los Dragones, de Evan Winter, una historia de fantasía épica que, sin duda, os encandilará y os hará comeros las uñas hasta que Orok Editorial publique la siguiente entrega.

Orok Editorial presenta "La Furia de los Dragones"La Furia de los Dragones
Evan Winter
Traducción: Nadia Carbó Mont
ISBN: 9788412194944
542 páginas
Rústica con solapas
Ed. Orok
22.90 €

El pueblo Omehi ha estado librando una batalla sin fin durante casi doscientos años. Su sociedad se ha construido alrededor de la guerra. Los más afortunados nacen con dones: una de cada dos mil mujeres tiene el poder de invocar dragones, uno de cada cien hombres es capaz de transformarse mediante la magia en un coloso de la guerra. Todos los demás son peones destinados a luchar y morir en la guerra. El joven Tau, un plebeyo sin ningún don, quiere escapar de esa condena. Planea dejarse mutilar, abandonar el ejército y casarse. Pero lo que deseamos no es siempre lo que queremos

Antes de entrar a valorar La Furia de los Dragones, que os aseguro desde ya que me ha gustado muchísimo, vamos a hablar de Orok Editorial, una joven propuesta que debutó en el peor año posible: 2020 con tres sagas de fantasía y ci-fi más que recomendables. En primer lugar llegó La Sombra del Cuervo: Blood Song, de Anthony Ryan, a continuación The Poppy War, de Rebecca F. Kuang (aunque no tengo claro lo que ha sucedido porque ahora la está publicando Editorial Hidra) y, finalmente un autor muy esperado por mi desde que La Factoría de Ideas colapsó: Peter F. Hamilton del que Orok nos presentó Salvation. Los tres son libros maravillosos y los recomiendo sin pudor alguno y con el consuelo de saber que desde el lanzamiento del primer libro se comprometieron a publicar completas estas trilogías, lo que siempre es un alivio para el lector (hace unas semanas me confirmaron que siguen dispuestos a continuar, y cerrar, estas sagas).

La Furia de los DragonesHace unos meses Orok Editorial nos sorprendió al anunciar una nueva saga de fantasía que se unía a las anteriores; The Rage of Dragons cuyo primer homónimo volumen se ha traducido a La Furia de los Dragones y que, básicamente, nos trae una buena ración de fantasía épica destinada a hacer babear a todos aquellos que disfrutamos con el camino del héroe y la progresión y subida de niveles hasta que el protagonista se convierte, literalmente, en una máquina de matar perfecta.

Evan Winter, por lo que he podido descubrir, debutó con este mismo libro autopublicado logrando un gran éxito y así logro que, tiempo después, Orbit Books le hiciese un contrato por 4 libros, republicando La Furia de los Dragones y continuando la serie con The Fires of Vengeance y The Lord of Demons. Winter nació en Inglaterra aunque también vivió en Zambia lo que, sin duda, aportó mucho a este libro con la propia trama principal de la saga: la de unos conquistadores invasores de tierras extrañas.

El inicio de La Furia de los Dragones es frenético, los omehi supervivientes a una guerra que los ha masacrado y obligado a abandonar su tierra natal llegan a costas extrañas buscando refugio y un nuevo comienzo, consigo llegan los restos de su pueblo y su magia pero desde el desembarco son atacados por miles de bárbaros que los obligarán a sacrificar casi todo por sobrevivir y lograr asentarse.

Mucho tiempo después el pueblo omehi ha logrado asentarse en la península donde desembarcaron pero su vida es una lucha constante contra los bárbaros que los acosan sin descanso. La sociedad omehi ha logrado cierta prosperidad, pero al coste de instaurar un sistema de castas que esclaviza en la práctica a la mayoría de su sociedad mientras su Nobleza recibe todos los privilegios y beneficios. Nuestro protagonista, Tau, no es sino un plebeyo cuyo único anhelo es casarse con Zuri y entrar en el ejército para mejorar su posición social pero un error en un combate de entrenamiento cambiará su vida y le obligará a emprender un camino de venganza en la que lo sacrificará todo por convertirse en el mejor espadachín mientras los bárbaros llaman a las puertas.

A mitad del libro Winter juega una baza inesperada que cambia por completo la dinámica de la historia y que nos obligaría a replantear el discurrir del resto de libro sino fuera porque… y hasta aquí puedo leer.

Tampoco me gustaría pasar el tema de la magia en La Furia de los Dragones y es que resulta bastante original y, cómo no, también tiene su apropiado giro final que nos fuerza a plantearnos si estamos en el bando correcto.

Lo cierto es que La Furia de los Dragones es una delicia de libro que supura fantasía épica por los cuatro costados y que me ha tenido completamente atrapado por una historia en la que los giros argumentales sacudirán la vida de Tau en un zigzag desconcertante para Tau pero que el lector disfrutará a la par que lamentará no tener ya en sus manos el siguiente capítulo de esta emocionante saga.