La tercera novela de la serie de Harry Potter es seguramente la mejor de todas y es de esos libros que uno empieza a leer y que no puede dejar hasta el final y que se “devoran” en pocas horas. Curiosamente en esta ocasión quien no debe ser nombrado deja su puesto antagonista para que aparezcan otros seres siniestros como los dementores y el inquietante Sirius Black.

 

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/libros/harry_potter_3.jpg” porque contiene errores.“Harry Potter y el prisionero de Azkabán” (J. K. Rowling, 1999)

Salamandra. 2000
Título original: Harry Potter and the Prisioner of Azkaban.
Traducción: Adolfo Muñoz García y Nieves Martín Azofra.
359 páginas.

Imagen activa

El libro apareció el mismo año que la primera película beneficiándose el uno de la otra y viceversa y Rowling ya era consciente del enorme impacto social que estaba creando su saga. Quizás por ello se nota en este libro un mayor riesgo narrativo y argumental y un cierto giro a la búsqueda de un público más adulto, probablemente al ser consciente de que sus lectores iniciales iban creciendo y de que no sólo ellos leían las historias de Potter.

Bajo mi punto de vista es la mejor novela de la saga y resulta ser la más valiente argumentalmente al jugar con el recurso del tiempo y salir indemne del riesgo (muy elevado para una saga como ésta y con el que Rowling no ha insistido, quizás consciente de las dificultades en las que ello le metía). Probablemente la ambición que demostró la autora al hacer que el tiempo narrativo sea protagonista de la trama fue lo que le permitió que esta novela estuviera un escalón por encima de las demás en cuanto a logros estrictamente literarios ya que el trabajo para atar todos los cabos es más complicado y, pese a ello, todo queda bastante bien hilado. El clima de intriga y el suspense está muy conseguidos desde el principio y provocan ese afán por leer y leer que sólo provocan las buenas novelas por lo que se puede “devorar” de principio a fin en poco tiempo.

La novela amplía además el universo conocido de la saga, deja de lado a Voldemort y se centra en descentreñar el pasado de familiares y conocidos de Harry (algunos de ellos de dudosa conducta), y utiliza en mayor medida las posibilidades que permite el que los lectores no conozcamos gran parte del rumbo de la historia ni del pasado de los personajes para generar en nosotros interés y temor penetrando en zonas más oscuras de la trama general e introduciendo personajes y situaciones de impacto y próximos al género del terror como los dementores y otros seres que no mencionaré por no descubrir nada a quien no haya leído el libro.

Particularmente creo que su desarrollo y contenido es el más ajustado y equilibrado sin que falte ni sobre texto, argumentalmente está plagado de sorpresas y momentos impactantes y se nota que Rowling quiere introducir terrenos inexplorados en sus argumentos usando el miedo, la desconfianza o la confianza en uno mismo como motores del comportamiento de Harry al tiempo que mejora y potencia todo lo que le había funcionado anteriormente y sobretodo acentuando la ambientación mágica y fantástica de Hogwarts y sus cercanías que en esta ocasión cobran un especial protagonismo en la resolución de la historia.

En definitiva, la obra cumbre de la saga, que hasta la fecha también lo ha sido en su versión cinematográfica de Alfonso Quarón.

Sinopsis de la editorial: Por la cicatriz que lleva en la frente sabemos que Harry Potter no es un niño como los demás, sino el héroe que venció a Lord Voldemort, el mago más temible y maligno de todos los tiempos y culpable de la muerte de los padres de Harry, desde entonces no tiene más remedio que vivir con sus tios que lo desprecian, mientras Harry aguarda con impaciencia el inicio del tercer curso en Hogwarts. Tras haber cumplido los trece años, solo y lejos de sus amigos se pelea con su tia a la que convierte en globo y debe huir en un autobus mágico, mientras tanto de la prisión de Azkaban se escapa un terrible villano llamada Sirius Black, un asesino en serie con poderes magicos y cómplice de Voldemort y que parece dispuesto a eliminar a Harry.