Todo lo bueno se acaba y la serie regular de Harley Quinn llega a su final con este octavo volumen, volverá, pero será en grapa (superrecomendable). En este volumen tan sólo se cierra la primera etapa Jimmy Palmiotti, Amanda Conner y Chad Hardin, quienes volverán en su próxima etapa a continuar con las aventuras de Harley.

"Harley Quinn #8" (Jimmy Palmiotti, Amanda Conner y Chad Hardin, ECC Ediciones)

Lo admito, no es su mejor portada

Harley Quinn 8
Edición original: Harley Quinn núms. 25 a 30 USA
Guión: Jimmy Palmiotti, Amanda Conner
Dibujo: Chad Hardin, Moritat, John Timms, Elsa Charretier
Color: Paul Mounts, Alex Sinclair
Formato: Libro rústica, 152 págs. a color.
14,5€

Harley no se espera la noticia que está a punto de darle Madame Macabre, su tal vez futura suegra: ¡a Mason Macabre lo han trasladado al Asilo Arkham! Allí el nuevo amor de la carismática componente del Escuadrón Suicida se encontrará con el Joker. ¿Podrá Harley liberarse del macabro plan del Príncipe Payaso del Crimen y regresar a una vida normal? ¿Será ese su verdadero Renacimiento?

Con este octavo volumen de Harley Quinn, que agrupa los números USA 25 a 30, se cierra el primer volumen de la serie. Ya sea por la inmensa popularidad alcanzada por Harley Quinn gracias a la nefasta película del Escuadrón Suicida (ENLACE) donde prácticamente lo único destacable era el personaje de Harley interpretado por la talentosa Margot Robbie o por el evento de Renacimiento nuestra psiquiatra favorita pasará a contar con una nueva serie, que en España será en grapa, y que contará con los mismos guionistas, toda una garantía.

"Harley Quinn #8" (Jimmy Palmiotti, Amanda Conner y Chad Hardin, ECC Ediciones)

Si Mortandad no es Masacre… que baje Diso! y lo vea

En este volumen por fin asistimos al enfrentamiento entre Harley Quinn y su maltratador, el Joker. Y dejando aparte que el enfrentamiento es épico, y por una vez sin concesiones morbosas, hay que resaltar cómo ha crecido y se ha desarrollado una Quinn que no sólo da una paliza al Joker (que ya va siendo hora, a ver si algún día hablo de la morbosa fascinación de la sociedad con personajes degenerados y malvados como el Joker y tantos otros) sino que reafirma su personalidad y su propia vida al imponerse. De paso vemos desaparecer al sosainas del novio de Harley, al que creo que Palmiotti y Conner sólo querían para propiciar el enfrentamiento (yo lo hubiese quitado de en medio antes, que Harley luche por y para sí, aunque lo de rescatar al “príncipe en apuros” tampoco está mal) con el señor J. Así como aparecer a Mortandad, un descarado clon de Matanza (Deadpool) cuya identidad debería ser un misterio pero pinta muy evidente. Para finalizar (y comenzar el tomo también) tenemos a Hiedra Venenosa en una nueva demostración de lo poco desarrollados que están los villanos de la franquicia de Batman, en especial las mujeres. Hiedra nunca ha brillado tanto como en esta serie. Un delicioso extra en el que lo de menos es lo estrecha que es la relación que une a Harley y Hiedra.

Debería poner alguna imagen del interior, pero… ¿habéis visto qué portadas?

¿Tengo que decirlo? Me encanta el trabajo que están haciendo Jimmy Palmiotti y Amanda Conner con Harley Quinn. Ya me gustó muchísimo su Power Girl (que no se os pasé el tomazo de ECC recopilando toda esa etapa) pero es que en Harley tiene más mérito ya que tenían que quitarle de encima la sombra de mujer maltratada (por el Joker y por los guionistas de DC) y convertirla en una estrella. El Escuadrón Suicida puede haber ayudado, pero el trabajo de Palmiotti y Conner es el que la ha dotado de personalidad y fondo.

Llevo 8 volúmenes poniendo “a caldo” (tampoco tanto, pero quizás no haya sido del todo justo con su desempeño) al pobre Chad Hardin y la verdad es que, aunque no sea Amanda Conner, su trabajo en Harley Quinn no ha hecho sino mejorar y mejorar. Es cierto que Conner le sigue dando sopas con honda, pero no sería justo no reconocerle la mejoría.

En cuanto a la edición de ECC, impecable, aunque sigo con mi espinita clavada: hace falta una sección de contacto con el público, un guiño para hablar de lo sucedido en este volumen, el futuro de la serie, etc. Un punto de encuentro con los lectores. Es lo único que le falta a ECC.

En definitiva, este volumen cierra la serie regular de Harley Quinn, antes de su relanzamiento, y la verdad es que no podría hacerlo de mejor manera. He disfrutado muchísimo con el proceso de maduración, dentro de la locura, que ha vivido Harley.