La gravedad es un fenómeno físico universal. Los objetos con masa son atraídos entre sí a causa de la gravedad y, a falta de ésta, flotan sin una orientación definida, sin sentir los efectos de la fuerza gravitatoria. No existe la posibilidad que desaparezca la gravedad a no ser que el universo entero se colapse, pero eso no impide que podamos fantasear sobre ello.

Cinco jóvenes rebeldes viven en un hábitat subterráneo artificial y cuyos ciudadanos son todos vigilados de cerca. Cuando una de sus travesuras se les escapa de las manos, no tienen más remedio que huir… fuera del recinto y hacia territorio prohibido, abrirse camino hacia la superficie de un mundo que está renaciendo. Pero los peligros en el camino, así como las tensiones dentro del grupo, son cada vez más numerosos y nadie sabe quiénes de ellos quedarán en pie. ¿Cómo encontrar tu propio lugar en un mundo en ruinas?

¿Qué sucedería la fuerza de gravedad desapareciera? Una de las fantasías más habituales entre los más pequeños de la casa es imaginar que el suelo es el techo, y viceversa. Imaginar que el mundo está vuelto del revés, y que sus pequeños pies no están firmemente fijados en el suelo. También los dibujos animados han alterado muy a menudo las leyes de la física y, por ejemplo, han sostenido unos segundos en el aire a un Coyote desorientado que perseguía a un veloz Correcaminos antes de dejarlo caer hasta el fondo de un precipicio. Los científicos ya han confirmado que es imposible que la fuerza de la gravedad desaparezca. Es una de las cuatro fuerzas fundamentales que gobiernan nuestro universo junto a la nuclear débil, la nuclear fuerte y la electromagnética. Su ausencia es una mera fantasía sobre la que solamente podemos juguetear.

Si la fuerza de gravedad desapareciera lo primero que sucedería es que las cosas no se adherirían a la Tierra y volarían al espacio en línea recta, alejándose de la superficie terrestre para no regresar. La atmósfera terrestre y sus océanos, ríos y lagos serían unas de las primeras cosas en desaparecer en el vacío del espacio. Y, por supuesto, todos moriríamos al instante. Pero en el díptico “Gravity Level“, un cómic de los italianos Lorenzo Palloni y Vittoria Macioci formado por dos entregas, “Deserción” y “Desolación“, publicado en castellano por Nuevo Nueve Ediciones, los autores se permiten la concesión de imaginar como sería nuestro planeta quinientos años después de perder su gravedad. “Nadie sabe cómo pasó. Ni siquiera cuándo. Solo sabemos que pasó en un instante. Nada más. El resto solo podemos imaginarlo. No sabemos quién sobrevivió. Ni cómo lo hizo. Pero algunos lo consiguieron. En cuanto a lo que le pasó a los demás… al desaparecer la gravedad… no es difícil imaginarlo“.
En este contexto “Gravity Level” nos presenta a cinco jóvenes (Vikt, Ibu, Waka, Bok y Pwa) que deben abandonar la seguridad de los recintos subterráneos donde malvive la humanidad, y donde todo está minuciosamente vigilado, y escapar a la superfície sin gravedad. Un lamentable accidente escapando de la policía política los obliga a abandonar su hogar para huir del cruel castigo al que han sido sentenciados y salir a un mundo extraño y desconocido, donde aún quedan restos de la civilización previa al apocalipsis. Y nuevas criaturas, pues la naturaleza del planeta Tierra no ha sucumbido sinó que se ha adaptado. Los cinco jóvenes irán en busca de unas burbujas gravitacionales donde la añorada gravedad no habría desaparecido por completo.

La idea sobre la que se cimienta “Gravity Level” no es nueva. En 2018 Joe Henderson y Lee Garbett nos presentaron “Skyward“, un comic del sello editorial Image Comics, con la misma premisa: ¿qué pasaría si nuestro mundo perdiese la gravedad? Sorprende que las ideas de los dos cómics lleguen casi a la vez, pues la obra de Palloni y Macioci fue publicada en Italia poco más tarde, en 2019. Dicho esto, los dos cómics siguen derroteros totalmente diferentes, tanto en su argumento como en el estilo de dibujo. Y aquí es donde queremos destacar el trabajo de la debutante Vittoria Macioci, con un estilo muy pictórico y colorido, con unos diseños originales de personajes, vehículos, lugares, vestuarios, o la fauna y la flora de la superficie terrestre devastada, que permiten sobrellevar el desarrollo irregular de la historia. La premisa argumental es excelente, pero la estructura que propone el guionista tiene altibajos, acelerando demasiado en algunas ocasiones y relantizado en exceso en otras.

El mundo se acaba. Quizás no hoy, a lo mejor no mañana, pero esto llega a su final. Sin saber exactamente cuando, sorprende ver que es una de las pocas cosas en las que están de acuerdo la ciencia y la religión: una catástrofe irremediable provocará el fin de todo, tal y como hoy lo conocemos. Incluso el mismísmo Stephen Hawking afirmaba en el año 2017 que nuestro planeta tiene fecha de caducidad y que desaparecerá por completo en unos seiscientos años. Y si eso lo decía uno de los hombres más inteligentes que han vivido en nuestro planeta, ¿por que vamos nosotros, simples mortales, a contradecirlo? Un asteroide, un virus, una guerra nuclear, invasiones extraterrestres… Pero podemos descartar que el día que llegue el fin del mundo, sea porqué la fuerza de gravedad desaparezca.

Gravity Level
Autores: Lorenzo Palloni y Vittoria Macioci
ISBN: 978-84-17989-62-0
Formato: 27×19cm. Cartoné. Color
Páginas: 192
Precio: 22,00 euros