Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Bel Ami: Historia de un seductor, Cosmopolis, Lo imposible y Venganza: Conexión Estambul.

Aterriza en las salas de cine de nuestro país «Bel Ami: Historia de un seductor«, una película dirigida por Declan Donnellan y Nick Ormerod y protagonizada por Robert Pattison («Crepúsculo», «Agua para elefantes»), Uma Thurman («Pulp Fiction», «Kill Bill»), Christina Ricci («La tormenta de hielo», «La familia Addams», «Monster»), Kristin Scott Thomas («El paciente inglés», «La pesca del salmón en Yemen»), Colm Meaney, Natalia Tena, y Philip Glenister, entre otros, que adapta la novela homónima del escritor francés Guy DeMaupassant de 1885.
«Bel Ami: Historia de un seductor» narra la historia de Georges Duroy, un joven apuesto y sin escrúpulos, que llega a Paris procedente de Argelia, donde ha pasado dos años movilizado con el ejército. Su gran atractivo físico y encanto personal pronto comienzan a abrirle puertas. Cuando toma conciencia de sus posibilidades, sus aspiraciones crecen y su ascenso se precipita de manera tan vertiginosa como su actitud moral se degrada. La maquinación y la seducción lo elevaran hasta el lugar que ha decidido le es propio: las más altas esferas de Paris. Bel Ami (como será apodado por sus sucesivas amantes) es una obra emblemática de uno de los escritores más relevantes del siglo XIX: la historia de un personaje que relega a un segundo plano los principios morales en favor de los modales complacientes. Un relato en el que la lealtad choca con la ambición.
El seductor protagonista de «Bel Ami» es un hombre de gran atractivo físico y encanto personal que cautiva la atención de todas las mujeres, aunque carece de talento e inteligencia, que a medida que descubre sus posibilidades de subir en la escala social se produce en él una progresiva degradación moral. Un papel que el actor Robert Pattison pretende alejar de su vida real, donde su interpretación del vampiro Edward de la saga «Crepúsculo» ha convertido en una celebridad, un rostro atractivo con miles de fans, un habitual de la prensa rosa, y que amenaza con encasillar su carrera como ya le sucedió con anterioridad a Christopher Reeves con Superman, a Mark Hammill con Luke Skywalker, a Leonard Nimoy con Spock o le está sucediendo a Elijah Wood con Frodo. ¿Conseguirá huir Robert de Edward? Solamente el tiempo lo dirá, pero sus últimas películas («Remember Me», «Cosmopolis» o «Agua para elefantes») hacen pensar que, quizás, hay luz al final del túnel. (www.belamifilm.com)

Si Robert Pattison estaba deseando liberarse de la pesada losa del vampiro Edward de «Crepúsculo» y del ruido de tabloides de la prensa rosa no podía haber elegido mejor solución que embarcarse en una película del singularísimo director canadiense David Cronenberg («La Mosca», «Videodrome», «La zona muerta», «Inseparables», «Crash», «Una historia de violencia», «Promesas del Este», «Un método peligroso»,…), una figura del cine más extraño, experimental, sin género definido, no clasificable, que también cuenta con nombres como el griego Giorgos Lanthimos, David Lynch, Abel Ferrara, el polémico danés Lars von Trier, o Wes Anderson, entre otros.
«Cosmopolis» es la adaptación cinematográfica de la novela homónima del estadounidense Don DeLillo, de gran la densidad psicológica, cuya trama gira en torno a un joven multimillonario, Eric Packer, cuyo apacible camino en su limusina para cortarse el pelo se convertirá repentinamente en una odisea de veinticuatro horas por las calles de Manhattan, donde su fortuna correrá un gran peligro.
Esta coproducción de Canadá, Francia, Portugal e Italia (importante el detalle de que dos países severamente afectados por la crisis económica sean productores de ésta película sobre los desmanes de los avariciosos magnates de Wall Street) sirve para que Cronenberg se sumerja en las cloacas de una era del capitalismo que está llegando a su fin. Protagonizada por Robert Pattinson, Sarah Gadon, Juliette Binoche, Paul Giamatti, Samantha Morton, Sarah Gadon, Jay Baruchel y Mathieu Amalric, entre otros, el protagonista de «Cosmopolis» es Eric Packer, un chico de oro de las altas finanzas con una obsesión: que le corten el cabello en la peluqueria de su infancia, situada en los suburbios de la ciudad. A medida que transcurre el día, el caos se adueña de la atmósfera y él asiste impotente al hundimiento de su imperio. Además, está seguro de que se disponen a asesinarle. (www.cosmopolisthefilm.com)

En «Lo imposible» («The impossible»), la familia norteamericana formada por María, Henry y sus tres hijos comienzan sus vacaciones de invierno en Tailandia, en busca de un descanso merecido en un paraiso tropical. Pero en la mañana del 26 de Diciembre, mientras disfrutan de sus relajantes vacaciones en la piscina tras la celebración de la Navidad y Nochebuena, un terrible rugido emerge del centro de la tierra. Mientras María se paraliza de miedo, un inmenso muro de agua oscura corre por los jardines del hotel hacia ella. 
Enmarcada en el género del cine de catástrofes, pero lejos de las hilarantes y pseudocientíficas «El día de mañana», «Poseidón», «2012» o «Deep impact», «Lo imposible» es una película muy realista y emocional, basada en la experiencia de una familia de turistas cualquiera en el trístemente célebre tsunami del Índico de las Navidades del 2004 que acabó con la vida de miles de personas en el sudeste asiático (230.000 personas según las cifras oficiales) y cambió para siempre la vida de miles de familias alrededor del mundo cambió. 
Todo un reto para el director Juan Antonio Bayona que, tras el enorme éxito cosechado con su primera película «El Orfanato», se ha atrevido con una superproducción de 30 millones de euros, producida por Telecinco Cinema y Apaches Entertainment y distribuida por Warner Bros., y un reparto de altísimo nivel con Naomi Watts, Tom Holland, Ewan McGregor, Marta Etura, Geraldine Chaplin, Oaklee Pendergast, Samuel Joslin, Dominic Power, Sönke Möhring, Olivia Jackson, Natalie Lorence, Nicola Harrison, Bruce Blain, Johan Sundberg, Teo Quintavalle o Jan Roland Sundberg, entre otros. Con esta película Bayona, que se embarcó en el proyecto al conocer la historia de una familia española que explicó su vivencia durante sus vacaciones en Tailandia por la radio, ha intentado presentar a unos personajes «que están haciendo frente a la idea de la muerte» exprimiendo al máximo las posibilidades del magnífico guión de Sergio G. Sánchez («Fin», «El Orfanato»).
La cinta, de producción española, llegará a la gran pantalla el próximo 11 de Octubre. (www.telecinco.es/t5cinema/cine-2012/lo-imposible/)

En «Taken», una película del año 2008 dirigida por Pierre Morel, escrita y producida por Luc Besson, que pasó por la cartelera sin mucho ruido, recaudaciones mediocres y críticas indiferentes, Liam Neeson era un espía y agente especial retirado que debía volver a la acción para tratar de salvar a su hija adolescente que había sido raptada en París por una banda de albanokosovares que se dedicaba a la trata de blancas. Un argumento tópico, mucha acción rodada sin brío, más efectista que efectiva, con malos muy malvados, un héroe con muchos recursos y poco más. ¿Era necesaria una secuela? Pues al parecer el productor Luc Besson consideró que sí.
En «Venganza: Conexión Estambul» (simplemente «Taken 2» en su título original) el agente retirado de la CIA Bryan Mills tendrá que salir de nuevo de su retiro para enfrentarse a Murad, el padre de uno de los secuestradores albaneses de la primera entrega que, en busca de venganza por la murte de su hijo, retendrá a la familia del protagonista durante las vacaciones de la familia Mills en Estambul. Pero Bryan Mills no es un rival cualquiera… 
Dirigida por Olivier Megaton («Colombiana», «Transporter 3»), con guión de Luc Besson y Robert Mark Kamen, e interpretada por Liam Neeson («Infierno blanco», «Furia de Titanes 2» , «Star Wars: La amenaza fantasma», «Sin identidad», «Batman Begins»,…), Maggie Grace («MS1: Máxima seguridad», «Crepúsculo: Amanecer», «Noche y día», «Faster», la serie de televisión «Perdidos»,…), Famke Janssen (la Mística de las tres películas de «X-Men»), Rade Serbedzija («En tierra de sangre y miel», «Quarantine», «Batalla en Seattle»,…), Leland Orser y Luke Grimes, entre otros, para una inversión de 80 millones de dólares que dificilmente recuperará en las taquillas. (www.takenmovie.com)

{gallery}cine/ensalada451{/gallery}