¿Dónde estaba Keanu Reeves? Un actor que podía presumir de ser el protagonista de algunas de las películas más taquilleras de la historia del cine, como la trilogía de “The Matrix“, la poética “Drácula” de Francis Ford Coppola o la hipercinética “Speed“, llevaba algunos años desaparecido, alejado de la primera línea, y desconocemos si era una decisión propia o Hollywood lo había empujado al ostracismo. Es igual Keanu ha regresado, y en esta ocasión llega blandiendo una katana.

“47 Ronin” no es una historia nueva, ni siquiera en la gran pantalla. De hecho la misma historia ha sido llevada al cine en Japón en más de ochenta ocasiones, pero Hollywood ha decidido ‘occidentalizarla’ con un guión de Chris Morgan (“Fast & Furious 6”) y Hossein Amini (“Drive”), y poniendo a una superestrella como Keanu Reeves al frente (aunque lejos de sus mejores años, cuando “The Matrix” o “Speed” reinaron en el box-office). Al frente de esta producción de la Universal Pictures que los críticos han definido como un cruce de “Matrix” y “300”, con toques de western, referencias a las películas de Kurosawa y una pizca de estilo Tarantino, está Carl Erik Rinsch (los cortometrajes “The Gift”, “The Quiz” y “Lovely Weather for Rain”), un prestigioso creador de cortos, director de publicidad y vídeos musicales, y los productores Scott Stuber (“Ted”, “Por la cara”), Pamela Abdy (“Por la cara”, “Endless Love”) y Eric McLeod (“Sr. y Sra. Smith”, “Austin Powers”).
La película recoge la leyenda de los 47 ronin, llamada también el “Incidente de Akō” o el “Accidente de Genroku Akō”, una historia japonesa ubicada entre los años 1701 y 1703 y es la leyenda más famosa del código de honor samurái conocida como el Bushidō. En ella los samurais que se quedaron sin señor (daimyo) tras el suicidio (seppuku) por motivos de honor, le vengaron asesinando al responsable, se entregaron después a la justicia, y fueron sentenciados a cometer el suicidio ritual.
Esta versión occidentalizada narra como, en el siglo XVII, después de que un traicionero caudillo mate a su señor y los destierre, cuarenta y siete ronin no tienen más remedio que recurrir a Kai, un guerrero mestizo de pasado misterioso. Juntos se adentran en un mundo poblado de bestias míticas, brujas mutantes y terrores sin nombre y Kai, antaño un paria exiliado y esclavizado, acabará convirtiéndose en el arma más letal del grupo y transformándose en el héroe que inspire a un puñado de rebeldes a vengarse del traidor que mató a su maestro, restaurar el honor perdido, recuperar su tierra arrebatada y alcanzar la eternidad.
En el reparto de esta película cargada de acción y fantasía, además de Reeves también podremos encontrar a Hiroyuki Sanada (“Lobezno inmortal”), Rinko Kikuchi (“Pacific Rim”), Tadanobu Asano (“Thor: El mundo oscuro”), Kô Shibasaki, Min Tanaka, Masayoshi Haneda, Hiroshi Sogabe, Cary-Hiroyuki Tagawa, Hiroshi Yamada y Togo Igawa, entre otros. 
¿Suena bien? Pues ojo, puesto que la película ha pasado por muchísimo problemas, desde un considerable aumento de su presupuesto estimado hasta confrontaciones públicas y notorias entre Carl Erik Rinsch y los productores (que han desembocado en el despido del director del montaje final), provocando el retraso de su estreno, que estaba inicialmente previsto para noviembre de 2012, hasta estas Navidades. ¿Un mal augurio? (www.laleyendadelsamurai.es)

{youtube}AD3BrPN4HkM{/youtube}