Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde intentamos incluir cualquier película que haya acaparado elogios de la crítica, los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: Las brujas de Zugarramurdi, Gru 2. Mi villano favorito, Jobs, R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal y Rush.

Las brujas de Zugarramurdi” es una comedia salvaje y terrorífica del director bilbaíno Álex de la Iglesia (“Acción Mutante”, “El día de la bestia”, “Perdita Durango”, “Muertos de risa”, “La comunidad”, “La chispa de la vida”, “Balada triste de trompeta”, “800 balas”, “Los crímenes de Oxford”, “Crimen ferpecto”), con Hugo Silva, Mario Casas, Carmen Maura,  Terele Pavez, Secun de la Rosa, Macarena Gómez, Javier Botet, Enrique Villén y Carlos Areces, María Barranco y Carolina Bang como protagonistas, que se estrena esta misma semana tras haber pasado por el Festival de cine de San Sebastián, fuera de concurso, y que nos contará como unos atracadores cargados con un sustancioso botín y numerosos problemas conyugales se esconden en los profundos bosques de Navarra, tierra de brujas y aquelarres.
En concreto, la sinopsis de “Las brujas de Zugarramurdi” cuenta como un grupo de hombres desesperados, en el paro y con acuciantes problemas económicos, deciden atracar una tienda de “Compro oro” en la bulliciosa Puerta del Sol. Desgraciadamente, José, el protagonista, tiene que llevarse a su hijo Sergio, de ocho años, al atraco. Es martes, y como divorciado, martes y fines de semana alternativos los pasa sí o sí con su hijo. Tony, actualmente en paro, es esclavo de su involuntario éxito con las mujeres y quiere tomar las riendas de su vida y resolver con el robo una evidente falta de autoestima.  Antonio, otro de los atracadores, pierde el coche porque su mujer se lo ha llevado para hacer la compra. Tienen el botín, una bolsa con veinticinco mil anillos de oro, pero no tienen un pobre vehículo con el que escapar. Paran un taxi que conduce Manuel, otra víctima de una situación conyugal insatisfactoria y admirador de Iker Jiménez. 
¿A dónde huir? ¿A Marruecos? Difícil pasar con el taxi. Deciden escapar a Francia, porque José, además, le ha prometido a Sergio que vivirán en Disneylandia. Es incapaz de negarle nada. A todo esto, la mujer de José echa de menos a Sergio, que debería estar en casa a las ocho y media. Acude a la policía, pero los inspectores encargados del caso no parecen controlar la situación como a ella le gustaría, así que decide ir en busca de Sergio por su cuenta. Para ello contará con la colaboración de Calvo y Pacheco, dos policías nacionales que deciden, con gran empeño, atrapar a nuestros héroes. 
Mientras, los atracadores entran en los bosques impenetrables de la Euskadi profunda, tierra de akelarres, de brujas, de faunos y sorguiñas. Los 25.000 anillos son una auténtica maldición: terminan cayendo en las garras de una horda de mujeres enloquecidas que se alimentan de carne humana. Un justo castigo a sus fracasos con el sexo opuesto. Si querías taza, toma taza y media. Las brujas encerradas en la misteriosa mansión de Zugarramurdi querrán apoderarse de los anillos a toda costa, y de paso, arrancarles el alma a nuestros protagonistas. Los pobres, en el fondo, lo único que buscaban era un poco de paz.
Esta comedia oscura de brujas y atracadores, “Las brujas de Zugarramurdi” es una versión divertida que nos recuerda a un cruce entre “El Laberinto del Fauno” y su “El día de la Bestia”, aunque Álex de la Iglesia la define como una mezcla “entre Los Goonies y La matanza de Texas”. En resumen, una comedia delirante y frenética sobre las dificultades que tienen los hombres para comportarse dignamente en el mundo actual, y ocultar sus lamentables carencias físicas, intelectuales y afectivas.(www.lasbrujasdezugarramurdi.es)

En el año 2010 una entrañable, entretenida y divertida película de animación sobre un villano al más puro estilo James Bond que se veía obligado, contra su voluntad, a ejercer de padre adoptivo de tres niñas pequeñas, recaudó más de 540 millones de dolares en todo el mundo. “Gru: Mi Villano Favorito” sorprendió a los críticos espectadores con una historia bien encajada, unos personajes con gancho y unos secundarios (los pequeños, amarillos, adorables y desternillantes Minions) geniales. Dos años después Universal Pictures e Illumination Entertainment repiten la fórmula con una secuela, dirigida en esta ocasión por Chris Meledandri, que promete muchas más risas.
En “Gru 2. Mi villano favorito” podremos disfrutar con el regreso del villano (aunque ahora no tanto) Gru, un papá muy poco convencional que aún no ha cogido práctica criando a las tres niñas Margo, Edith y Agnes, el Dr. Nefario, la divertida e impredecible tropa de Minions… y un montón de nuevos y divertidos personajes como Floyd Águila-Chan, propietario del club local masculino de implantes capilares y principal sospechoso del crimen mundial más espantoso desde la reconversión de Gru; Silas McCulloch, superespía y jefe de Lucy en la Liga Antivillanos, cuyo apellido es objeto de pitorreo constante entre los minions; el seductor Antonio, que tiene prendada a Margo (y atormentado a Gru); y Eduardo Pérez, padre de Antonio, propietario de un restaurante… y, tal vez, el supervillano machote más malo malote de todos los tiempos: El Macho. 
Una esperada secuela donde tenemos nuevo director, Chris Meledandri en lugar de Chris Renaud y Pierre Coffin, y un reparto de voces encabezado por Steve Carell, que repite como Gru (Florentino Fernández en la versión en castellano), Jason Segel, Russell Brand, Will Arnett, Kristen Wiig, Danny McBride, Miranda Cosgrove, Jack McBrayer, Mindy Kaling, Jemaine Clement y Julie Andrews.
En “Gru 2. Mi villano favorito” el incansable y emprendedor Gru ha dejado atrás una vida dedicada a las fechorías para criar a Margo, Edith y Agnes, dispone de mucho tiempo libre para disfrutarlo con ellas, el Dr. Nefario y los minions. Pero, justo cuando empieza a adaptarse a su papel de hombre de familia, una organización mundial ultrasecreta dedicada a la lucha contra el mal llama a su puerta. Junto con su nueva compañera de aventuras, Lucy Wilde, Gru tendrá que descubrir quién es el responsable de un espectacular crimen y llevarlo ante la justicia. Y es que hace falta echar mano del mayor ex villano del mundo para atrapar a quien aspira a ocupar ese lugar. (www.gru2.es)

El 5 de Octubre del año 2011 el mundo se despertaba con la desaparición de uno de los genios más brillantes del siglo, empresario de éxito y sagaz visionario. El norteamericano Steve Jobs había sucumbido a su lucha contra el cáncer de páncreas tras cinco largos años pero su legado, con la empresa Apple al frente y más de trescientas patentes, permanecerá en la historia.
Es un hecho que la muerte de Steve Jobs conmocionó al mundo. Él era uno de los iconos indiscutibles de nuestro tiempo, un genio cuya creatividad, energía y afán de perfeccionismo revolucionaron seis industrias: la informática, el cine de animación, la música, la telefonía, las tabletas y la edición digital. Consciente de que la mejor manera de crear valor en el siglo XXI es conectar la creatividad con la tecnología, Jobs fundó una empresa en la que impresionantes saltos de la imaginación van de la mano de asombrosos logros tecnológicos. 
Su historia está llena de enseñanzas sobre innovación, carácter, liderazgo y valores, y este biopic “Jobs“, dirigido por Joshua Michael Stern, con guión de Matt Whiteley, y protagonizado por Ashton Kutcher, Dermot Mulroney, Josh Gad, Lukas Haas, James Woods, J.K. Simmons y Matthew Modine, entre otros, narra la historia de su vida, desde los años setenta, la juventud del hippie rebelde y del visionario empresario, su primeros pasos junto a Steve Wozniak, su salto al éxito y su posterior caída a causa de su tensa relación con John Sculley que se saldó con la marcha de Jobs de la empresa que él mismo había fundado, la redención con el regreso a Apple cuando la empresa se encontraba en declive a finales de los años noventa y su renuncia como CEO de Apple, en agosto del año 2011, cuando la muerte ya llamaba a su puerta. 
Un icono y un símbolo de un tiempo y una industra, cierto, pero también un nuevo ejemplo de esa tendencia tan americana de convertir en mitos a todos aquellos triunfadores que, con el ‘Sueño Americano’ por bandera, alcanzaron el éxito. Al margen de los cadáveres que dejaron por el camino.

Dirigida por el director alemán Robert Schwentke (“RED”, “Plan de vuelo: desaparecida”, “Más allá del tiempo”), con un guión de Matt Manfredi y Phil Hay (“Furia de titanes”, “Aeon Flux”, “El smoking”), Ryan Reynolds y Jeff Bridges son los protagonistas de esta película, “R.I.P.D.” (R.I.P.D. Rest in Peace Department”) sobre dos policías del más allá, fallecidos, que trabajan el Rest in Peace Department ‘R.I.P.D’, un cuerpo de seguridad cuya misión es proteger a este mundo de una serie de criaturas que se niegan a pasar tranquilamente al otro lado. 
El veterano sheriff Roy Pulsifer se ha pasado toda su vida profesional en el legendario Departamento de Policía Mortal tras la pista de seres monstruosos disfrazados de personas normales y corrientes. ¿Su misión? Detener y llevar ante la justicia a unos delincuentes muy especiales que intentan escaquearse del Juicio Final escondiéndose entre los incautos habitantes de la Tierra. Desde el momento en que el ocurrente Roy se ve obligado a trabajar con el prometedor detective Nick Walker, los dos compañeros deben superar sus diferencias para rendir en equipo al más alto nivel. Cuando descubren un plan que podría acabar con la vida en el planeta, estos dos figuras del R.I.P.D tendrán que ocuparse de restablecer milagrosamente el equilibrio cósmico… si no quieren que el túnel al Más Allá empiece a mandar almas furiosas en la dirección equivocada.
Junto a Jeff Bridges y Ryan Reynolds, el reparto de “R.I.P.D.” también incluye Kevin Bacon, Stephanie Szostak, Marisa Miller, Mary-Louise Parker, James Hong, Rob Knepper y Mike O’Malley, para dar forma a la adaptación cinematográfica de los cómics creados por Peter M. Lenkov para Dark Horse que se parece, quizás demasiado, a los “Hombres de Negro” de Tommy Lee Jones y Will Smith,… y que no ha sido muy bien recibida al otro lado del océano. (www.departamentodepoliciamortal.es)

En 1976 el automovilismo aún no era un espectáculo televisivo como es hoy, sino que era casi una religión y la muerte entraba en juego en cada jornada. Con la muerte de Ayrton Senna, en el año 1994 en Ímola, las normas de seguridad se endurecieron y la magia se diluyó. Hoy, ni los Vettel, ni los Alonso, ni los Hamilton tienen la mitad de carisma ni valor que tenían en los años setenta James Hunt o Niki Lauda, o que Prost y Senna en los ochenta.
Es curioso constatar que, hasta hoy, la Fórmula 1 salvo contadas incursiones puntuales y como mero telón de fondo apenas había tenido presencia en la gran pantalla, a diferencia de la fórmula Indy norteamericana con “Días de trueno”, “Winning” e incluso “Cars”, y por eso es agradable descubrir una película que se centrará en el mundo del automovilismo y, en concreto, en el enfrentamiento que tuvieron en la pista, y fuera de ella, dos ídolos de este deporte en los años setenta.
El director Ron Howard (“Splash”, “Cocoon”, “Willow”, “Apolo 13”, “Una mente maravillosa”,…) dirige el biopic deportivo “Rush” con un guión de Peter Morgan (“El desafío, Frost contra Nixon”), que nos muestra la rivalidad de dos pilotos de Fórmula 1 de los años setenta, durante la glamourosa y espectacular Edad de Oro del automovilismo, el británico James Hunt (fallecido en 1993) y el austríaco Niki Lauda, y para obtener la máxima verosimilitud cuentan con el apoyo de la FIA (la Federación Internacional de Automobilismo) y las escuderías. La película relata la relación entre el apuesto playboy inglés Hunt y su metódico y brillante oponente Lauda, entro y fuera de la pista, presionándose a sí mismos hasta llegar al límite de su resistencia física y psicológica en un mundo donde no existían atajos hacia la victoria ni margen de error. Si cometías uno, morías. O casi, como el trágico accidente de Lauda en Nurburgring, que estuvo a punto de costarle la vida por las graves quemaduras que sufrió en su cuerpo y que cambiaría la relación entre los dos pilotos para siempre.
“Rush” está protagonizada por Natalie Dormer, Chris Hemsworth, Olivia Wilde y Daniel Brühl, y llega a la cartelera de nuestro país el próximo viernes.(www.rushmovie.com)

{gallery}cine/ensalada593{/gallery}