Érase una vez una arrugada criatura verde y pequeña que vivía en los pantanos de un lejano planeta, escondido de las fuerzas hostiles que querían acabar con su vida, esperando la llegada de una nueva esperanza…

Pero el maestro jedi Yoda, exiliado en el pantanoso planeta Dagobah, amenizaba la espera con las ocasionales visitas de su nieto Gustavo…

image1