Se me había pasado por alto la trilogía (pentalogía ahora) de los Siete Reinos de Cinda Williams Chima, algo que he comenzado a solucionar con la lectura de “El Rey Demonio“, una novela de fantasía juvenil actual que me ha resultado adictiva, de ágil lectura y bien armada. Un libro interesante para reconectar con el género y coger “fuerzas”.

 

//www.via-news.es/images/stories/libros/edicionesb/rey-demonio-siete-reinosgrande.JPGEl Rey Demonio
Cinda Williams Chima
Páginas: 480
Formato: 15 x 23 cm
ISBN: 978-84-666-4114-2
PVP: 19.50 €

Han Alister está haciendo todo lo posible para ganarse la vida con honradez. Un día, él y su amigo Dancer capturan a tres jóvenes magos que intentan prender fuego a la montaña sagrada. Tras la confrontación, Han se lleva un amuleto de Micah Bayar para asegurarse de que jamás es utilizado contra ellos. Pero pronto descubrirá que el amuleto perteneció al Rey Demonio, el mago que estuvo a punto de destruir el mundo. Y ahora sabe que los Bayar no se detendrán ante nada con tal de recuperarlo. Mientras tanto, Raisa ana’Marianna, princesa heredera, tiene sus propias batallas que librar. Ha disfrutado de casi tres años de libertad y sus intereses están muy lejos del rígido mundo de la corte. Ella aspira a ser como Hanalea, la legendaria guerrera que salvó el mundo, pero su madre tiene otros planes. Una extraordinaria novela de fantasía capaz de atrapar por igual a lectores de todas las edades: nos transporta a un mundo inolvidable y verosímil, donde es posible vivir aventuras fabulosas.

De vez en cuando, y tras una lectura altamente satisfactoria, se me “apagan” las ganas de leer durante un período de tiempo que suele variar hasta que cojo un libro que me obliga a devorar sus páginas como si hubiese droga en ellas, libros de lectura ágil y de contenido accesible en los que sea fácil la inmersión. De hecho actualmente había comenzado a leer Tierras Rojas, de Joe Abercrombie, pero siempre me cuesta entrar de lleno en sus historias, ocasión que ha sido “aprovechada” por Cinda Williams Chima y su El Rey Demonio, el primer libro de la trilogía saga (porque actualmente la saga ya anda por el cuarto libro publicado, The Enchanter Heir, y un quinto previsto del que aún no se conoce título, aunque se apuesta por The Sorcerer Heir) y una buena presentación de una saga épica que conquistará al público juvenil y a aquel que busque algo más “ligerito”.

Básicamente la historia de los Siete Reinos nos habla de una sociedad que sobrevivió a un cataclismo provocado por la magia de los magos y a la que rescató la magia verde, que es la que impuso las reglas que regirían en la sociedad durante mil años. Ahora, algunos magos quieren rebelarse contra esas reglas y ganar aún más poder.

La trama se centra en tres personajes principalmente, Han Alister, un chico con múltiples facetas y un secreto, Raisa ana’Marianna, una princesa cuyo mundo va a verse sacudido por intrigas palaciegas y  políticas, y Amon Byrne, hijo del capitán de la guardia de la Reina y amigo de Raisa. A través de estos tres personajes iremos viendo cómo avanza la trama en la que, cómo no, las dosis de romance están incluidas, aunque sin que resulten vergonzosamente cargantes, lo que siempre encuentro de agradecer. Aún así, las sensaciones del lector son algo así como cuando Harry Potter llegó a Hogwarts o cuando Kôte llegó a la Academia, una sensación de estar descubriendo lugares maravillosos y encontrando amores mientras tanto.

Desgraciadamente el libro se acaba cuando más interesante se estaba poniendo y te quedas con las ganas de qué más va a suceder, y es que Cinda Williams Chima nos dosifica la acción y la intriga de manera que.. ¡maldita sea, quiero leer La Reina Exiliada cuanto antes! Y también El Trono del Lobo Gris, por aquello de no perder el tiempo. ¡Ejem! Como os decía el libro es muy accesible y enseguida entras de lleno en la “acción” (aunque la verdadera acción nos esperará en los próximos libros), te identificas con los personajes y te interesas cada vez más por el mundo en el que viven hasta el punto de agradecer que no sólo sea un mundo “mágico”, sino que se rija por unas reglas interesantes como las impuestas por los magos verdes.

En cuanto a la edición, he leído el libro en su edición de bolsillo, no recuerdo haber encontrado errata alguna y, la verdad, he disfrutado tanto con él que no le puedo poner pegas.

En definitiva, no es que estemos ante la mejor y más interesante saga de fantasía, pero sí ante una que se deja leer con avidez y que resulta más que amena y recomendable para aquellos que no quieran estar leyendo fantasía adultas a todas horas y quieran desconectar un poco de lecturas intensas.