Dejando al margen mi opinión sobre la caza (spoiler: la caza NO es un deporte), debo reconocer que la propuesa de «El Cazador» de Joe Sparrow, un brevísimo cuento con moraleja publicado por la editorial Nuevo Nueve, parte de una premisa sugerente y coherente para un mundo de fantasía: un arrogante cazador se propone cobrar un ejemplar de cada criatura viva.

Tiempo atrás, en un extraño mundo, un joven y arrogante cazador se embarca en una expedición guiado por una obsesión: cazar un ejemplar de cada criatura viva. Ahora, más entrado en edad y rodeado de sus trofeos de caza, se sentirá acechado por una criatura que, a pesar de ser terriblemente familiar, no se parece a nada que haya cazado antes.

La caza es, seamos francos, un eufemismo para esconder lo que en realidad no es más que el asesinato de animales inocentes para satisfacer la necesidad de reconocimiento de algunas pequeñas personas que tienen más de animales salvajes que sus presas. La caza no es necesaria como lo pudo ser en la antigüedad, ni siquiera es útil como un método de control poblacional, pues la naturaleza se autorregula y se adapta sin ninguna necesidad de que el ser humano intervenga en ello. La caza no es un deporte. Punto y final.

Treinta y dos páginas de «El Cazador» sirven al ilustrador británico Joe Sparrow para contarnos la historia de un joven arrogante, vacío y envidioso, el Conde de Reisenskog, un noble criado en el lujo y la opulencia que, en un momento de bravuconería, promete dar caza a toda criatura viviente del mundo. De su reino y más allá, hasta los confines del mundo. Publicado originalmente por los británicos Nobrow Press en el año 2015, «El Cazador» («The Hunter«) es una historia acerca de un hombre malo y sus defectos, que lo arrastran a un camino de muerte y soledad con un final funesto, con la moraleja aleccionadora propia de las fábulas de Esopo, La Fontaine o Samaniego: quién hace cosas malas recibe, como escarmiento, aquello que esparció.

Joe Sparrow es un ilustrador independiente y animador londinense, que ha trabajado para clientes como Disney, Cartoon Network, Nickelodeon, Coca-Cola, Google o la MTV. El estilo gráfico de Sparrow de «El Cazador» puede sorprender al lector, pues puede parecer que el dibujo está mal reproducido, que el libro que tiene el lector entre las manos está mal editado, y que la resolución de la imagen no es correcta, pero no es así. Este ilustrador, un artista muy versátil que disfruta haciendo que las cosas se muevan con una variedad de métodos y en una variedad de estilos, ha dibujado «El Cazador» con un estilo ‘pixel art’ muy suave, característico de los videojuegos de 8 y 16 bits de antaño. No es un juego de LucasArts con motor SCUMM como «Monkey Island» o «Day of the Tentacle», sino algo más sutil y delicado.

«El Cazador» es la primera obra publicada en España de este creativo autor inglés y, aunque merece mucho la pena, su precio (15,00 euros) es excesivo para lo que ofrece (32 páginas), cosa que echará para atrás a muchos lectores potenciales. Quienes se animen a superar este escollo se encontraran con un cuento acerca de un hombre malo y sus demonios, su odisea y su destino, sobre su crueldad y su castigo.

El Cazador.
Autor: Joe Sparrow
ISBN: 978-84-17989-10-1
Formato: 27x19cm. Cartoné. Color.
Páginas: 32
Precio: 15,00 euros