Ian y Gmor abandonan los caminos para regresar a Vàlendàrt, capital del Imperio Erondariano, donde las intrigas palaciegas demostrarán ser mucho más peligrosas que las que nuestros héroes han afrontado con anterioridad.

Dragonero 3 Amenaza al Imperio
Edición original: Dragonero ITA
Fecha de edición: junio de 2019
Guión: Luca Enoch
Dibujo: Giancarlo Olivares
Formato: Cartoné, 208 págs. Color.
Previo
20€

En Vàlendàrt, capital del Imperio Erondariano, Ian y Gmor frustran un atentado contra el príncipe heredero. La búsqueda de los responsables del atentado conducirá a Ian desde las habitaciones del palacio hasta los abismos del Inframundo, un reino de oscuridad y de magia arcana, donde es fácil perderse para siempre.

Panini continúa editando Dragonero, el título de fantasía de Bonelli por excelencia, que alcanza su tercer volumen recopilatorio y, tras dos aventuras unitarias, abre las puertas de este  universo al dejar de lado la épica y centrarse en los politiqueos que Ian deberá afrontar en la capital del Imperio, Vàlendàrt, y es que su llegada a la capital para presentar un informe de sus actividades que se verá oscurecido cuando éste salve la vida del príncipe heredero (personaje retratado como un adulto consentido y propenso a la ira) de un ataque. Aún con todo Ian se verá metido en muchos más problemas cuando descubra que hay un complot contra el poder en Vàlendàrt, con un cabecilla muy sospechoso (y algunos diríamos que evidente) y viejos amoríos regresen del pasado para reencontrarse con él.

Además en este tercer tomo se nos presenta también a un trío nuevo de personajes que protagonizan una pequeña aventura en solitario y que, por lo que parece, tendrán mucho que ver en el futuro de Ian, y es que un nuevo peligro parece sumarse a todo lo visto anteriormente y si el Imperio Erondariano no espabila se encontrará con dos o tres frentes de batalla en los próximos tomos.

Desde que Panini Cómics comenzó a publicar Dragonero me he declarado fan del trabajo de Luca Enoch que ha ido desarrollando personajes potentes, y quizás hasta algo tópicos, de fantasía y que ahora aborda la tarea de darle un contexto aún más amplío a su historia y que, por lo que parece, avanza hacia un conflicto aún mayor y más emocionante que lo visto hasta la fecha.

En el apartado gráfico tenemos a Giancarlo Olivares que si bien dibuja rostros un tanto toscos y hieráticos es más que capaz de dibujar criaturas, y mundos, fantásticos con gran acierto, amén de desenvolverse con soltura dibujando desde barcos a edificios imposibles y la tecnología que se utiliza en Dragonero. Es una lástima lo de sus rostros, pero en líneas generales salimos ganando porque Olivares ofrece un grandísimo nivel y está a la altura de lo que la historia exige.

La edición de Panini es un auténtico lujo, especialmente para unos tebeos que, en Italia y originalmente, no se publican con tanta calidad. Por suerte nosotros podemos disfrutar de ellos aquí en este maravilloso formato.

En resumidas cuentas, tenemos una estupenda historia de fantasía épica en Dragonero que no cesa de crecer y sorprendernos, que ya juega con cliffhangers para atraparnos aún más y que amplia su mundo con cada entrega. ¡Sed bienvenidos a un disfrute que los amantes de la fantasía sabréis apreciar en su justa medida!