Hay veces que surgen las disputas por los asuntos más triviales, por verdaderas tonterías, que exaltan los ánimos y despiertan las iras de quienes se sienten afectados u ofendidos mientras que quienes son ajenos a la discusión no pueden más que sorprenderse e incluso tomarselo a broma. ¿Y porqué decimos esto? Pues porqué Ficomic ha publicado una nota de prensa mostrando su desacuerdo por la decisión del jurado del Premio Nacional del Cómic, y quienes no conozcan el medio quizás no entiendan o minimicen la queja.

Cómic e ilustración, ¿hermanos o primos lejanos? La noticia hubiese tenido que ser que el jurado designado por el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA) había designado a la ilustradora y pintora barcelonesa Carme Solé Vendrell como ganadora del Premio Nacional del Cómic de Catalunya por su obra «La cruzada de los niños», y dedicarnos a hablar de la autora, de su larga trayectoria en el mundo de la ilustración, de su extensa obra principalmente orientada a los libros para niños,… pero la polémica ha acabado ocupando el lugar más destacado. Una lástima y una injusticia para Carme Solé.
Y es que Ficomic ha publicado una nota de prensa lamentando la decisión, no por poner en duda ni la prestigiosa autora ni su magnífico trabajo en «La cruzada de los niños» sino porque considera que se ha entregado un Premio Nacional de Cómic a un libro ilustrado… y la Ilustración y el Cómic son artes diferentes. Primos más que hermanos.
Reproducimos a continuación la nota de prensa, firmada por Carles Santamaria, secretario general de Ficomic, director del Salón del Manga y del Salón Internacional del Cómic de Barcelona:

El anuncio de los Premios Nacionales de Cultura de Catalunya que se han dado a conocer hoy ha otorgado el Premio Nacional del Cómic al libro de ilustraciones La cruzada de los niños. El jurado designado por el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA) se ha equivocado de medio porque este magnífico libro de Carme Solé Vendrell tendría que ser ganador de un Premio Nacional de Ilustración. Cómic e ilustración son dos medios diferentes, con personalidades, trayectorias, lenguajes y soportes propios y diferenciados, que merecen tener cada uno su propio Premio Nacional, aunque la dotación fuese de entrada del 50 per ciento para cada uno dada la situación de recortes generalizados.
La historieta tiene en nuestro país una tradición centenaria avalada por diversas y brillantes generaciones de autores, agentes, editores y libreros especializados. Desde FICOMIC pedimos que se cambie la denominación de Premio Nacional del Cómic para la obra galardonada de este año porque sencillamente no es un cómic, es un libro de ilustraciones y este hecho puede llevar a equívocos. Es como si se hubiese dado el Premio Nacional de Cine a la obra de un fotógrafo.
Al mismo tiempo insistimos en la instauración de dos categorías diferentes de cómic e ilustración y la elección de jurados competentes de cara a la próxima edición. En este sentido, parecen mucho más adecuados los criterios que tiene definidos el Ministerio de Cultura en sus Premios Nacionales donde cómic e ilustración tienen categorías propias.

Más información en www.ficomic.com