Después de reseñar el Guantelete del Infinito, hoy toca otro merchandising importante aparecido bajo el sello Marvel Legends de la casa juguetera Hasbro: el escudo cinematográfico del Capitán América. Una joya del coleccionismo siempre de actualidad.

Merchandising: El escudo del Capitán AméricaEste escudo de escala 1:1 mide unos 60 centímetros de diámetro. Es un objeto perfecto para cosplayers, por su tamaño real, y también para adornar una pared con mucho hueco libre.

El material es plástico duro (polímeros reforzados con fibra) con acabado metalizado en pintura (ojo con rayarla). En la parte trasera, unos remaches (falsos) le dan personalidad, y tiene unas correas ajustables con un buen acabado que imita al cuero marrón, y que hacen que cualquier persona pueda sostenerlo sin dificultad. Es un producto licenciado de calidad, para ser coleccionado más que para jugar con él, pues un golpe en la cabeza, con este escudo, puede causar mucho daño. Viene en una caja con el aspecto característico de Legends (colores oscuros) y protegida sin matarse mucho, con unos cartones y envuelta en bolsa de plástico.

El precio va desde los 150 euros de Amazon hasta lo que quieran pedir las tiendas que lo incluyan en su catálogo. Lo he visto por más de 200 euros, que ya me parece algo disparatado. Lo justo sería pagar el precio de Amazon, a mi entender. Existe otra variante de este escudo realizada en metal en su totalidad, y de edición más limitada. Su coste también se dispara, al valer más del doble.

Como he comentado, colgarlo de la pared es lo más apropiado para este tipo de producto, aunque hacerlo no es precisamente fácil, hay que ser un manitas, ya que el escudo no lleva enganche alguno por el que sujetarlo. He visto vídeos en los que la gente enseña sus inventos para fijarlo bien a una pared, pero estos señores disponen de mesa de carpintero.

Yo como de eso no gasto, he tenido una idea peregrina, que es colocar una barra bien protegida por envoltorio de burbujas o gomaespuma como si fuera un brazo entre las dos correas. Esta barra envuelta es metálica y tiene en sus extremos dos aberturas que dan la posibilidad de colgarla sobre escarpias. Y en ello estoy, buscando escarpias de gran tamaño que sujetar a la pared mediante taladro y tacos, para poder colgar el escudo y que no se me caiga al suelo, ya que la pintura y la superficie es muy delicada y cualquier rayón lo afearía.

Un producto de lujo para el coleccionista exigente (y con posibles).