Me pongo al día con la segunda entrega de Capitán Tsubasa, disfrutando del trabajo de Yôichi Takahashi en un manga que es puro entretenimiento y que nos conquistó a toda una generación con su serie de animación hace 3 décadas.

Capitán Tsubasa 2Ficha técnica

  • Capitán Tsubasa 2 (de 21)
  • Edición original: Kyaputen Tsubasa JAP
  • Fecha de edición: febrero de 2021
  • Guión: Yôichi Takahashi
  • Dibujo: Yôichi Takahashi
  • Formato: Rústica, 344 páginas. Blanco y negro.

Tras una intensa lucha de una hora de duración, el primer enfrentamiento entre Tsubasa y Wakabayashi termina en tablas. Después, se decide conformar una selección de la ciudad de Nankatsu para participar en el campeonato nacional: Tsubasa, Misaki y Wakabayashi, entre otros, consiguen plaza en el equipo y se preparan para la fase preliminar prefectural.

 

Alcanzamos la segunda entrega de Capitán Tsubasa (y ya desde este momento os digo que para mí no hay solución, siempre se llamará Oliver y Benji) y lo hacemos disfrutando del torneo de clasificación en la Prefectura, con todas sus rondas de clasificación y la victoria que pondrá al equipo de Nankatsu en el Campeonato Nacional, que precisamente es el que debe ganar Tsubasa para poder viajar a Brasil junto a Roberto.

De paso Yôichi Takahashi nos iba dejando caer algunos de los rivales que vendrán de las otras Prefecturas, demostrando que tenía un plan interesante detrás para cada uno de los personajes, y dotándoles de personalidad propia.

La trama de este segundo volumen se desarrolla prácticamente sola, no hay grandes sorpresas y, en todo caso, lo principal, que es el disfrute de esos mini partidos de fútbol, se cumple a la perfección con un estilo de dibujo un tanto infantilizado en el que las escenas de acción destacan por encima de todo y en el que la narrativa y expresividad de los personajes tienen una gran fuerza a la hora de continuar con la trama.

Está nueva edición de Planeta Cómic me parece impecable, son 21 tomos, sí, pero al ser tomos de más de 300 páginas se hacen realmente amenos y, al contrario que la serie de TV, la trama no se alarga innecesariamente mientras los futbolistas recorren inmensos campos de fútbol en un esfuerzo titánico aeróbico, no, aquí las cosas van mas o menos al grano, y en apenas un par de páginas se resuelven situaciones que en la serie igual se alargaban 2 ó 3 capítulos.

No negaré que para mi Capitán Tsubasa se llama en realidad Oliver y Benji, pero es muy agradable reencontrarse con estos personajes en su formato original y volver a disfrutar de ellos con la misma fuerza y pasión que antaño… aunque sin escuchar aquel opening que nos hacía babear de anticipación.

En definitiva, si disfrutaste de la serie de televisión, si eres un amante del fútbol o si disfrutas del género deportivo en el manga, Capitan Tsubasa es una serie más que recomendable y todo un referente que, irónicamente, se vio reflejado en la realidad cuando Japón se clasificó por primera vez para jugar el mundial de fútbol y que, en este siglo, ya atesora 3 clasificaciones.