Capitán América: Civil War” mantiene las pautas de éxito propuestas por Marvel en toda la serie, ofrece las dosis de acción y los guiños cómicos habituales y además incorpora un dilema ético entre los personajes que por fin hace crecer dramáticamente a la saga. No es redonda, pero casi, resulta muy entretenida y se apunta varios tantos notables como ese nuevo Spiderman más acorde con lo que debe ser.


"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)****
Título original: Captain America: Civil War.
País: EEUU.
Duración: 146 min.
Género: Acción, ciencia-ficción.
Reparto: Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Robert Downey Jr. (Iron Man), Scarlett Johansson (Viuda Negra), Sebastian Stan (Bucky Barnes / El Soldado de Invierno), Jeremy Renner (Ojo de Halcón), Don Cheadle (James Rhodes / War Machine), Anthony Mackie (Sam Wilson / Halcón), Paul Bettany (Visión), Elizabeth Olsen (Bruja Escarlata), Daniel Brühl (Zemo), Frank Grillo (Crossbones), Tom Holland (Spider-Man), Paul Rudd (Ant-Man), Martin Freeman (Everett Ross), Chadwick Boseman (Black Panther).
Producción: Marvel Studios
Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
Fotografía; Trent Opaloch
Música: Henry Jackman
Montaje: Jeffrey Ford
Estreno en España: 29 Abril 2016.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

 

"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
Iron Man (Jon Favreau, 2008)
El Increíble Hulk (Louis Leterrier, 2008)
Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010)
Thor (Kenneth Branagh, 2010)
Capitán América: El Primer Vengador (Joe Johnston, 2011)
Los Vengadores (Joss Whedon, 2012)
Iron Man 3 (Shane Black, 2013)
Thor 2: El Mundo Oscuro (Alan Taylor, 2013)
Capitán América 2: El Soldado de Invierno (Anthony Russo & Joe Russo, 2014)
Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014)
Los Vengadores 2: La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015)
Ant-Man: El Hombre Hormiga (Peyton Reed, 2016)
Lo de Marvel es serio. Desde 2008 han hecho con ésta trece películas del universo de los Vengadores y su plan va más allá con, al menos, ocho películas más hasta 2019 (por no hablar de series como “Agente Carter”, “Agents of SHIELD”, “Daredevil” o “Jessica Jones”). En todas ellas la casa está imponiendo una producción muy cuidada, con guiones en los que prima la acción, pero en los que no se descuida un buen tratamiento de los personajes y un lúdico tono cómico. Además, aunque las películas pueden verse, al menos hasta el momento, de manera independiente porque cada una desarrolla una trama propia, empieza a ser más que recomendable tener en tu bagaje el visionado de las anteriores (en este caso es más que evidente no sólo por los personajes que van reapareciendo sino porque la trama principal tiene mucho que ver con las consecuencias de los títulos anteriores). Todo responde a un plan general que va avanzando poco a poco y que nos va a introducir en una nueva fase.
Se trata de cine de entretenimiento, sí, pero hecho con esmero, con una planificación rigurosa y sobretodo con muchos medios y sin reparar en gastos porque lo que se pretende es conquistar a un gran público, no ya sólo al público adolescente y juvenil para el que, tiempos atrás, parecían pensados en exclusiva los argumentos de los superhéroes.
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
Con todo ello el “cine de superhéroes”, beneficiado también con otras sagas como “X men”, “Superman”, “Spiderman” o “Batman” se ha convertido en uno de los platos fuertes cinematográficos año a año, se está haciendo importante y exige su reconocimiento dentro del cine actual.
Lo que ocurre en estos momentos es que ya no estamos ante una prometedora novedad, sino ante un género que funciona bien y con unos criterios de producción muy consolidados. Es el momento preciso para dar un paso más allá y pienso que “Capitán América Civil war” lo ha dado y lo ha hecho porque se ha atrevido a rizar el rizo donde casi nadie se ha atrevido en el cine de evasión de los últimos años, que es en el planteamiento dramático argumental (Christopher Nolan lo hizo con “Batman” de otra forma y también triunfó).
Durante los últimos años y sobretodo debido al espectacular avance de los efectos visuales nos hemos encontrado con películas y sagas cuyo máximo interés era superar la inmediatamente anterior en términos audiovisuales sin que importara demasiado la verosimilitud. Un ejemplo evidente es la saga de “Piratas del Caribe” que con cada entrega y tratando de ser más espectacular que la anterior ofrecía imágenes cada vez más alambicadas (y menos creíbles). Para los chicos del departamento de efectos visuales y de cara a la taquilla eso puede ser interesante porque suele traducirse en caja y billetes, pero siempre he pensado que cuanto más inverosímil es una escena más nos pierde como espectadores porque llega un momento que todo literalmente es posible, se evapora el dramatismo y a lo que te limitas es a ver tal o cual escena sin que realmente haya en ella nada en juego, total, al final, el héroe o héroes terminan saliendo del brete igualmente de una forma u otra.
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
Capitán América Civil War”, aprovechando el argumento de los cómics en que se basa, ha cambiado la tónica. Quizás sea un cambio de tercio más sutil y menos radical que el Christopher Nolan propuso con Batman, pero no deja de ser un planteamiento nuevo con riesgos (de hecho he constatado que ésta película ya no ha gustado tanto como las anteriores a algunos espectadores más o menos fieles). Me parece una decisión valiente y necesaria porque no era recomendable que el necesario rizo del rizo que va pidiendo la saga, se acometiera desde el departamento de efectos visuales. Lo que han hecho, oportunamente y de acuerdo con la adaptación de los cómics, es proponer un dilema a los espectadores y el drama está servido…….Ya no hay buenos tan claros, ni malos tan claros, de pronto nos vemos obligados a tomar partido en un bando o en otro, a pensar qué haríamos, a valorar las acciones de cada uno de los personajes. De repente el pasado de los personajes cobra importancia (de ahí el flashback en el que vemos qué les pasó a los padres de Tony Stark) y también las relaciones entre ellos. De pronto ese entretenimiento con el que gozábamos como niños porque nuestros superhéroes repartían tortas a los malos, nos exige que pensemos como adultos porque está en juego que los superhéroes se peguen entre ellos.
Esté mejor o peor conseguido el conflicto, que sobre eso puede haber opiniones para todos los gustos, pienso que le da a la saga de Marvel un necesario plus y un nuevo impulso. Al revés que muchas opiniones que he leído y escuchado, el que los personajes interaccionen más, el que aumenten los diálogos, el que se enfrenten ideológicamente unos con otros me parece muy positivo y más verosímil…veremos a qué nos conduce.
Yo no he leído los cómics y no sé ni a qué nos lleva este camino ni puedo valorar la película como adaptación, pero es algo que no me importa en absoluto a la hora de comentar lo que veo y lo que me inspira. Valorando esta nueva entrega del Capitán América como entretenimiento y como película de acción me parece que estamos ante una de las mejores de la saga Marvel. Mantiene las mejores virtudes de las producciones anteriores e incorpora ese dilema antes mencionado que la sobredimensiona argumentalmente. Por mi parte Chapeau!!
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
"Capitán América: Civil War" (Anthony Russo y Joe Russo, 2016)
También decir que hay muchas cosas que me parece que están muy bien resueltas. Que siendo una película coral con tantos personajes todos tienen su momento y su importancia dentro del desarrollo; que como en las entregas anteriores Chris Evans y Robert Downey Jr. están francamente bien cada uno en su papel (el primero representa la integridad y una visión idealista del mundo y el segundo es más cínico y más práctico), que no les van a la zaga ni Scarlett Johannson ni Elizabeth Olsen (la primera adquiere más protagonismo y a la segunda la considero una robaescenas porque cada vez que sale se come la pantalla); me parece un acierto Tom Holland irrumpiendo por sorpresa como el nuevo Spiderman (deja a Andrew Gardfield a la altura del barro y es mucho más creíble, aunque Marisa Tomei como tía May no lo sea tanto); me parecen magníficas las escenas de acción (sobretodo la pelea en el aeropuerto manejando varios personajes a la vez y sin renunciar nunca al humor, pero no es menos mala la persecución de coches por los subterráneos) y me gustan mucho las escenas de diálogos porque creo que en ellas se mastica el drama que tanto me gusta que hayan incorporado y en cambio les van a sobrar a mucha gente.
Por supuesto, aún no estamos ante la película redonda del Universo Marvel, pero andamos muy cerca. Se comenta y estoy de acuerdo que la subtrama del “malo” no funciona tan bien como debería pero no pienso que sea tanto por el actor español Daniel Brühl o la esencia del personaje (de momento uno de los villanos más inteligentes y rebuscados de la saga), como por el desarrollo que se le ha dado en el guión. Y también estoy de acuerdo en que ciertas escenas o situaciones se despachan demasiado rápido para que no nos preguntemos ciertas cosas (véase el artículo de Vic). Todo es mejorable, desde luego, pero estamos, me parece, ante otra película altamente recomendable que nos hace prometernos otros logros venideros.
Y como siempre, ni se os ocurra si vais a verla saliros antes de que acaben los títulos de crédito. Hombre, no es que se dé mucha información adicional, pero si sois seguidores de la saga sería imperdonable que os quedárais sin las escenas de regalo.