Chris Columbus había levantado cabeza gracias a la entretenida adaptación de “Percy Jackson y el ladrón del rayo“, pero se alió con Adam Sandler para traernos esta “película” y… Bueno, lo mejor que puedo decir de “Pixels” es que es fácilmente olvidable, con suerte nadie recordará (o reconocerá) haberla visto. Lo mismo que sucede con los votantes del PP.

"Pixels" (Chris Columbus, 2015)Pixels
Director: Chris Columbus
Guión: Tim Herlihy, Tim Dowling, Adam Sandler (Cortometraje: Patrick Jean)
Música: Henry Jackman
Fotografía: Amir Mokri
Reparto: Adam Sandler, Michelle Monaghan, Peter Dinklage, Kevin James, Josh Gad, Sean Bean, Ashley Benson, Jane Krakowski, Brian Cox, Jared Sandler, Rob Archer, Lainie Kazan
Productora: Columbia Pictures / Happy Madison Productions / Plus One Rentals
Género: Comedia. Ciencia ficción | Extraterrestres. Videojuego. Fin del mundo. Remake
Web oficial
Año: 2015
Duración: 105 min.

Unos extraterrestres malinterpretan las imágenes de las máquinas recreativas como una declaración de guerra y deciden atacar la Tierra, empleando dichos juegos como modelos para el asalto. El presidente de EEUU, Will Cooper (Kevin James), recurre entonces a su gran amigo de la infancia y campeón de las maquinitas de los años 80, Sam Brenner (Adam Sandler), quien actualmente trabaja como instalador de sistemas de home cinema, para encabezar un equipo de expertos jugadores de su época (Dinklage y Gad). Su misión será derrotar a los alienígenas y salvar al planeta.

Vamos a ver si consigo explicarme, hace un par de años llegó a mis manos un ejemplar de Ready Player One, un libro que sabía beber de la añoranza de los años 80 para que el lector no sólo disfrutase enormemente, sino que se sintiese transportado a esos años, a esos juegos, películas, series o música. El gran acierto de Ernest Cline era conseguir que, durante la lectura de su libro, el niño que vivió aquellos años saliese a la superficie para recordar unos tiempos más amables y felices. Fue un grandísimo acierto y no me extraña que estemos esperando a la película, ni tampoco que sea Steven Spielberg (que lleva como 4 años sin estrenar ninguna película en la que la dirección corriese a su cargo) el director de la adaptación, era un proyecto perfecto para el que nos trajo Super 8

Naturalmente las productoras de cine no son estúpidas, el boom de la añoranza de los 80 ha ido filtrándose con más y más fuerza, por lo que no es de extrañar que la idea de Pixels (unos extraterrestres atacan la Tierra tomando la forma de los principales personajes de los videojuegos de los 80) los volviese locos, ni tampoco evitó que me pareciese tan atractiva. El hecho de saber que Chris Columbus la iba a dirigir me provocó ciertos escalofríos, por un lado me provocaba dudas, pero por otro no podía dejar de recordar que era el guionista de Los Goonies, Los Gremlins o El secreto de la pirámide. Desgraciadamente ese aspecto no pesó demasiado, y es que el hecho es que, como director, era responsable de películas como Sólo en casa 1 y 2, Nueve meses o las dos primeras de Harry Potter, películas decentes (por decir algo), pero que tenían a Columbus alejado de los guiones, su principal atractivo.

El caso es que si echáis un vistazo al trailer de Patrick Jean comprobaréis que todo lo bueno de la película está en este trailer de apenas 2 minutos y medio (si hasta le han copiado los títulos de crédito…) e incluso creo que está mejor plasmado que en Pixels. La “película”, de verdad, es sorprendente ver la diferencia de calidad.

{youtube}sNzisBCp4Ho{/youtube}

Poco después llegó la peor noticia posible: Adam Sandler iba a ser el protagonista, mucho ha llovido desde que protagonizó la maravillosa El chico ideal, y muchas, muchas, pero muchas más malas películas han pasado a engrosar su filmografía. El único hilo de esperanza está en que Pixels y El chico ideal comparten la añoranza por los años 80, ahí podía estar la clave… o debería haber estado, y es que mientras que en El chico ideal todo nos sabía a nuevo, a original, en Pixels no deja de ser un refrito de todos y cada uno de los personajes que Sandler ha interpretado a lo largo de su vida, si no fuese por su aumento de peso diría que las han rodado al mismo tiempo.

Pero no, la verdad, los guionistas (si es que de verdad existen Tim Herlihy y Tim Dowling) parecen dedicar todos sus esfuerzos a que el personaje de Sandler, Sam Brenner, sea el principal motivo de la película per se, cuando en realidad es de lo más insoportable posible. Reconozco que no sé si es por el personaje o por la interpretación de Adam Sandler… bueno, no voy a negarlo, este personaje me suena, y mucho, porque es el que lleva interpretando desde el comienzo de su carrera. Y es que, oh sorpresa, resulta que ha metido mano colaborado en el guión. Con esto en mente podréis entender que TODA, pero TODA la película esté orientada a mayor gloria de Sam, desde la tópica y estúpida historia de amor con Michelle Monaghan (más abajo os he dejado una imagen de Michelle que no tiene NADA que ver con la película, de nada),a prácticamente todas las demás escenas de la película, especialmente las de “acción” (bastante rídicula, aunque con muy buenos FX), concebidas para que pensemos que Sam Benner “mola” cuando es, de verdad, CARGANTE.

{youtube}FNDFd6GrK-A{/youtube}

Así que… ¿se puede salvar algo de esta película si no soportas a Adam Sandler? Pues no, lo siento, nada, es que hasta lo de Kevin James haciendo de presidente de los USA con esa cara canelo que…¿qué? ¿George Bush jr.? Vale, sí, hasta en la película se ríen de Bush y lo relacionan con el personaje de James haciendo que lea casi tan mal como leyó Bush cuando el 11S… no, ni aún así cae bien. 

"Pixels" (Chris Columbus, 2015)

En fin, que lo único salvable son los FX porque en cuanto a la historia… bueno, rídicula en grado sumo, insustancial y repleta de derivas a mayor gloria de Sam Brenner. Lo único que, quizás, por un par de escenas, se puede salvar es a Peter Dinklage.

Absteneros de verla, ahorrad el dinero e invertid mejor las casi dos horas de película, en cualquier cosa: sacaros pelotillas del ombligo, por ejemplo. Me lo agradeceréis.

Pd. por favor, Chris, deja de dirigir y vuelve a los guiones.