linea_separadora

La leyenda del Rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda se considera uno de los mitos fundacionales de Gran Bretaña, con profundas raíces que llegan hasta la dominación romana de Britania y los enfrentamientos de los invasores con pictos, escotos y sajones. Tras muchos siglos de tradición, tanto la historia original como los personajes que la protagonizaron han sufrido numerosas y relevantes modificaciones. Hemos perdido la cuenta de cuántas versiones, cinematográficas, literarias, teatrales o en cómic, hemos podido disfrutar a lo largo de las últimas décadas, pero por innumerables que sean éstas, el mito siempre ha permanecido fresco en el imaginario popular.

Los relatos acerca del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, la mítica ciudad de Camelot, la traición de la reina Ginebra y el caballero Lancelot, la búsqueda del Santo Grial, el papel de la traicionera Morgana Le Fay y la guerra contra Mordred, los poderes de Merlín, la treta de Uther Pendragon para poseer a Igraine y concebir a Arturo, la espada Excalibur y la Dama del Lago,… son algunas de las historias más conocidas de la literatura universal en la que se han inspirado numerosas versiones del mito, algunas más cercanas a una hipotética versión histórica y otras que, bueno, se aventuraban en territorios desconocidos con el mito del Rey Arturo por bandera. Desde la novela de John Steinbeck “Los hechos del rey Arturo y sus nobles caballeros” hasta las cinco novelas del mito artúrico de T. H. White, pasando por películas como “Excalibur” de John Boorman, “Camelot” de Joshua Logan, la película de animación “Merlín el encantador” de Wolfgang Reitherman para Walt Disney Pictures o el fallido blockbuster “El Primer Caballero” de Jerry Zucker.

Camelot“, de Joshua Logan, es uno de los clásicos musicales producidos por Hollywood y nos cuenta una historia que todos conocemos, aunque en esta ocasión al ritmo de canciones: el caballero Lancelot llega a la corte del rey Arturo, en Camelot, para integrarse en la orden de la Mesa Redonda creada por el soberano inglés, pero se enamorará de la reina Ginebra y ésta le corresponderá.

La película de Joshua Logan, protagonizada por Richard Harris, Vanessa Redgrave, David Hemmings, Estelle Winwood, Franco Nero y Lionel Jeffries, adapta el musical de Broadway homónimo, con música de Frederick Loewe y letras de Alan Jay Lerner, que contó con Julie Andrews y Richard Burton en los papeles protagonistas, y que a su vez está basado en las cinco novelas de T. H. WhiteThe Once and Future King“​. La película obtuvo tres premios Oscar en el año 1967, por su dirección artística, vestuario y música adaptada. También fue nominado al mejor sonido y mejor fotografía.

Deslumbrante, emocionante y colorista, “Camelot” es un clásico del cine y también del cine musical, en una época en la que este género estaba en declive. De hecho es una de las mejores demostraciones de como adaptar a la gran pantalla un musical concebido inicialmente para el teatro.

linea_separadora