Hasta hace relativamente unos días no había visto ni un solo capítulo de “Mozart in the Jungle“, una serie que en España debemos ver a caballo entre Amazon Prime (de la T1 a la T3) y Movistar+ (la T4).

"Mozart in the Jungle" (Amazon, 2014)

Mozart in the Jungle trata sobre un excéntrico director de orquesta (Gael García Bernal) que acepta el difícil reto de dirigir a la Sinfónica de Nueva York y que, además, sufre alucinaciones en las que conversa, con total naturalidad, con Wolfgang Amadeus Mozart mientras va conectando con los miembros de la Sinfónica, ofreciendo algún que otro concierto, teniendo encontronazos con su mujer, una violinista de gran talento y locura, viajando a Italia para trabajar junto a La Fiamma (Monica Bellucci) o conociendo el amor junto a una oboísta/directora (Lola Kirke) que se inició en la Sinfónica justo con la llegada del Maestro a la gran ciudad. Naturalmente el día a día de una orquesta como la Sinfónica de Nueva York estará muy presente, amén de las locuras del gran Rodrigo de Sousa.

El elenco de personajes es realmente rico con una maravillosa Saffron Burrows como chelista, Bernadette Peters como Gloria Windsor, presidenta de la junta de la Sinfónica o un excepcional y algo alocado Malcolm McDowell, anterior director de la sinfónica y que vivirá una auténtica revelación tras otra a lo largo de las 4 temporadas en las que también varios miembros de la sinfónica conseguirán su espacio.

Por supuesto la historia entre Hailey Rutledge y el gran Rodrigo De Souza (García Bernal) ocupa una parte importante de la trama, pero Mozart in the Jungle trata sobre la pasión y la música, todo ello edulcorado con muy buen ambiente, unos personajes absolutamente maravillosos y un Amazon que primero aplaudió la serie cuando García Bernal logró el Globo de Oro a mejor actor de comedia y la propia serie a mejor comedia y que sin embargo la ha cancelado sin piedad tras una cuarta temporada en la misma línea que las anteriores.

Mal le irá a Amazon si cancela series de tanta calidad sólo porque no arrasan en audiencia, y es que los fans aparecemos cuando descubrimos la serie, que en una plataforma de vídeo bajo demanda es complicado, al haber tanta variedad, y estas series acaban triunfando en las largas distancias.

En definitiva, Mozart in the Jungle es una de esas pequeñas joyas que brillan en los catálogos de las plataformas como Amazon y que combinan el humor, el amor, la pasión por la música y el talento de los artistas que en ella participaron. Una lástima que no le diesen una quinta temporada para echar, dignamente, la persiana.