Con El último deseo, Andrzej Sapkowski nos presentaba a Geralt de Rivia, un brujo cazador de monstruos, dejándonos una muy grata sensación, con La espada del destino Sapkowski nos demostró que todas las buenas cualidades que habíamos apreciado en el primer libro no eran flor de un día. 

 {mosimage} La espada del destino viene a ser una especie de reivindicación de Andrzej Sapkowski, y es que con este segundo volumen el autor polaco da un paso más allá, al atreverse a alejarse más de los relatos breves y a centrarse más en cada una de las 5 historias que componen este libro. Se nota que se siente más cómodo con Geralt que tiene historias más densas que contar y que sabe por donde desarrollar al personaje, cómo hacerlo aún más interesante y como rodearlo de un elenco de secundarios excepcional. Y todo eso mientras nos mantiene en la intriga de ciertos sucesos en la vida de Geralt, mientras "repesca" historias, situaciones y personajes del anterior libro y mientras enriquece el mundo del brujo.

Conviene destacar que Sapkowski se asegura de respetar la continuidad en la historia. Por muchos flash-backs o flash-forward que haga los personajes siguen siendo los mismos, comportándose como tales y siendo fieles a sí mismos y a sus motivaciones.

Lo cierto es que pocas cosas negativas se pueden decir de este libro. Esperé un tiempo para reseñarlo y después me encuentré ante la disyuntiva de si debía volver a leerme ambos libros o esperaba a la salida del tercero antes de hacer la reseña, vencieron las ganas de releer los dos primeros libros, como no podía ser de otra forma.

La Saga de Geralt de Rivia te atrapa y te hechiza, el humor ácido que en ocasiones emplea Sapkowski, las ironías que sacuden la vida de Geralt, y de sus secundarios, el amor imposible que impregna la propia saga, la lucha de Geralt por hacer lo correcto en un mundo que no le aprecia demasiado precisamente,… todo esto y muchas mas cosas son las que te encandilan, te enamoran.

Uno no puede dejar de desear que, finalmente, todo acabe en un "happy end" para Geralt, pero todos aquellos que leemos sus historias sabemos que no será así, que Geralt es una figura trágica, que su vida, y su fin, también lo serán es quizás por eso por lo que a mi atrapa tanto este personaje. Sufre reveses en su "trabajo", en el amor, en prácticamente todos los aspectos de su vida. Está condenado a ser un infeliz, pero se rebela contra ello.

Finalice esta reseña, años atrás con esta frase "De nuevo os recomiendo la obra de Andrzej Sapkowski, es genial" y la verdad es que nada ha cambiado en estos años, La espada del destino sigue siendo un libro sensacional.

https://www.via-news.es/images/stories/libros/CasaDelLibro-Blanco.gif