Aunque mucho me temo que el tiro les va a salir por la culata, la editorial Nosolorol ha hecho pública su intención de publicar la nueva edición del juego de rol "Aquelarre" con una fuente de financiación que han definido como "mecenazgo"… y las críticas no se han hecho esperar.

image1Hace un par de días que los blogs y las páginas web que dedican un espacio a los juegos de rol hierven de artículos y comentarios acerca del anuncio de la editorial Nosolorol y su intención de publicar la nueva edición del juego de rol demoníaco medieval "Aquelarre" con ayuda económica de aquellos que quieran colaborar a sacar el producto adelante. El concepto es claro, sin sombras: el mecenas aporta una cantidad económica a la editorial y, a cambio, recibirán el producto con ventajas y detalles exclusivos. Ciertamente no es un invento nuevo. En los EEUU se ha utilizado de mil y una maneras distintas y con numerosos nombres distintos (como, por ejemplo, el método de rescate "ransom" o el método de preventa "preorder"). Aquí tampoco es una fórmula innovadora: no hace ni dos años que la editorial OkGames intentó la misma idea con su esperadísimo juego de rol "CthulhuTech",… y los desafortunados que pagaron por la preventa aún hoy siguen esperando poder disfrutar del manual básico en sus manos. ¿Un mal precedente?
Además nadie puede acusar a la editorial de actuar a traición, pues hace tiempo que ha valorado públicamente esta opción, tanto en su blog como incluso mediante encuestas, en los foros de su página oficial. Y por todos es conocido el cambio de rumbo que tomó Nosolorol Ediciones en el último año, dirigiendo su interés al producto propio de calidad en lugar de apostar por caras licencias adquiridas del extranjero, en busca de reducir las pérdidas y ajustar la medida de su empresa (porqué Nosolorol Ediciones es una empresa, no lo olvidemos) a un mercado exigente y en crisis permanente. Buscan su supervivencia, y eso siempre es legítimo.

Concretemos la propuesta de Nosolorol Ediciones y valoremos "la magnitud de la tragedia":

Son tiempos difíciles para el arte… y para el rol. La economía no está para muchas florituras y desde luego el impacto sobre una pequeña editorial como Nosolorol os imaginaréis que no ha sido despreciable. Por eso vamos a recurrir, con vuestra ayuda, a una fórmula que diversas editoriales americanas ya han probado con anterioridad y que, en general, ha sido elogiada por la blogosfera y el fandom nacional: el mecenazgo.

Los mecenas aportarán su participación en forma de 50 euros, a través de la compra del producto "Mecenazgo de Aquelarre" en su tienda online y a cambio recibirán:

– Un ejemplar de Aquelarre (gastos de envío por mensajería incluidos, a la dirección indicada al comprar el Mecenazgo) tan pronto como el libro esté editado (a lo largo de 2010), días antes de que se encuentre disponible en tiendas (incluida la nuestra). El libro final estará editado en cartoné (tapa dura) e impreso a todo color.
– Este ejemplar estará firmado por Ricard Ibañez y Antonio Polo, los autores de la presente edición del juego.
– El nombre de los mecenas aparecerá en los créditos del libro, bajo el epígrafe "Mecenas" (el nombre que figurará será el facilitado en el proceso de compra).
– Durante el proceso de edición, recibirán avances exclusivos del libro final en su correo electrónico (en la dirección que hayan facilitado en el proceso de compra): arte final, avances del texto, páginas de muestra,…
– ¿Y qué pasa con las tiendas? Las tiendas que lo deseen pueden también participar, comprando el producto "Mecenazgo de Aquelarre para tiendas", un lote de diez ejemplares, igualmente firmados, a un precio de 350 euros. El nombre de la tienda será incluido en la sección de Mecenazgo en los créditos del libro y los ejemplares les serán enviados nuevamente antes de que el libro se ponga a la venta.

Por cuestiones de organización el número máximo de mecenas estará limitado a 300. Igualmente, el proceso de mecenazgo se cerrará en un plazo de entre 60 y 90 días. En cualquier caso, la publicación de Aquelarre (o de otros productos de Nosolorol) NO estará en absoluto condicionada por el éxito de esta fórmula. O dicho de otro modo: Aquelarre se publicará de todas formas, aunque esto no salga bien. Solo es posible que tarde algo más en ver la luz de lo que nos gustaría.

Como es habitual, en ViaNews no solemos tomar partido en las polémicas y éste tampoco será el caso. Hay ventajas y hay inconvenientes. Hay razones de peso para la crítica y argumentos con fundamento para el elogio. Todo depende del color del cristal como se mire, pero es cierto que esta iniciativa (que no es novedosa) puede abrir una nueva época en la edición de juegos de rol en nuestro país. Estaremos a la expectativa, y el tiempo dará o quitará la razón al "Mecenazgo" propuesto por Nosolorol Ediciones.

Más información en www.nosolorol.com