Es imposible no leer esta vigesimonovena entrega de «El Asombroso Spiderman» sin cabrearse por el trabajo de Joe Quesada en «Un momento en el tiempo«, la conversación pendiente entre Peter y Mary Jane.

Asombroso Spiderman 29: Un momento en el tiempo (Marvel Saga)
Edición original: The Amazing Spider-Man 638-641 y Web Of Spider-Man v2, 7-10 USA
Guión: Joe Quesada, Fred Van Lente
Dibujo: Javier Rodríguez, Paolo Rivera
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 248 págs., color.
22€

Con “Un momento en el tiempo”. ¿Qué ocurrió realmente el día de la boda de Peter y Mary Jane? ¿Qué recuerda ella? ¿De qué manera afectó al Universo Marvel el pacto con Mefisto? Joe Quesada y Paolo Rivera resuelven todas las dudas y completan el puzle.

Panini Cómics continúa recuperando los años previos a la “Slottización” de El Asombroso Spiderman y, en esta ocasión, lo hace con un volumen en el que destacan la definitiva explicación del qué pasó con Mefisto, una conversación pendiente entre Peter y MJ y un villano conocido como la Verdad en una serie de varios episodios que son, francamente, prescindibles.

Si tengo que ser especialmente sincero debería reconocer que nunca había leído “Un momento en el tiempo”, el reajuste al divorcio Peter-MJ que Joe Quesada guionizó y dibujó en parte y en el que se nos intentaba hacer ver que 1. Mefisto tampoco tuvo tanto que ver en la ruptura de la pareja y 2. Que se puede pactar con el Diablo si sólo lo haces “un poquito”. La verdad es que vengo caliente de leer esto porque me deja con la duda de ¿entonces POR QUÉ pactó Peter con Mefisto y para qué? Si Mefisto no le devolvió la salud a la Tia May, si no hizo olvidar a nadie que Peter Parker es Spiderman, que eran las dos únicas razones para acudir a, ya sabéis, el Diablo, ¿para qué acudió Peter a Mefisto? Pues según parece para no tener que divorciarse de MJ y que todo eso de la boda y la vida juntos no fuesen más que papel mojado (por el que Marvel nos cobró durante décadas).

La verdad es que la “conversación”, en la que realmente tan sólo se cuentan qué sucedió el día de la boda cuando Peter no pudo acudir y que, en realidad, todo se resume en que Mary Jane tiene miedo de que algún villano pudiese acabar atacando a su familia por culpa de Spiderman. Algo totalmente novedoso, a fin de cuentas no es como si a MJ no le hubiese pasado nada por ser ella misma una supermodelo/actriz, ¿verdad?

Francamente estamos ante el segundo cómic más insultante hacia Spiderman de los últimos 15 años, no sólo por lo chapuceramente que rompieron la pareja, sino por lo chapuceramente que lo justifican con una conversación que, supuestamente, cierra heridas entre ambos y de la que MJ sale como total responsable de la ruptura a pesar de que fue Peter el que llegó tarde a la boda. En definitiva, el “apaño” de arreglo no cuadra, no funciona e insulta a dos grandes personajes, uno de ellos, supuestamente, el héroe más responsable y grande de Marvel Cómics. Menos mal que Dan Slott nos dio una gran etapa con la que intentar tapar esto, aunque no recuperó la valía de Mary Jane Watson como personaje.

La otra historia es realmente flojita, una especie de Comepecados (llámese como cualquier otro villano desde el Castigador) la toma con Spiderman e intentará asesinarlo después de inicialmente, haberlo adorado como héroe. No pasará a la historia el personaje de La Verdad, no, quizás lo más reseñable sea lo extensa que se hace esta aventura.

En definitiva, este es uno de esos volúmenes que te hacen tener ganas de quemar ejemplares (el tuyo, al menos) o de meterte a foros en internet para despotricar por una historia que, ahora, se convierte en pieza clave de la vida de Spiderman y que no respeta al propio personaje ni a su media naranja, Mary Jane.