He tenido que esperar casi 7 años para poder leer la siguiente novela de Leonardo Ropero, Ángeles de Titanio, un thriller futurista con tintes de género negro y una ambientación propia de la buena ci-fi de los años 80.

angeles-de-titanioÁngeles de titanio
Autor: Leonardo Ropero
Editorial: Apache Libros
Colección: Pluma Futura
Tipo de libro: Novela inédita
Páginas: 314
Formato: 15×23 cm. Rústica con solapas
ISBN: 978-84-94523-61-8
Premios: finalista V Premio Internacional Minotauro de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción
(2008)
Precio: 20 €

Año 2054. La vida de Denius Antelimas, agente de la Unidad de Consumo Responsable de Drogas del Ministerio de Sanidad, es dura. Pero se complica mucho más cuando es reclutado por la Policía Trascendental, unidad militar de élite encargada del control (y si es preciso aniquilación) de las religiones y sectas. Sus investigaciones provocan una fuerte conmoción, ya que una importante farmacéutica que financia al partido gobernante se ve implicada y la trama engloba a varios miembros del gobierno. La vida del agente Antelimas deja de tener valor. Por fortuna recibe una inesperada ayuda de…. los Ángeles de Titanio.

Ganar el Premio Minotauro no es algo sencillo, a la cantidad de manuscritos presentados se une el hecho de que, bueno, el jurado es subjetivo y seguramente estaréis de acuerdo conmigo en que algunas de las obras que lo han ganado a lo largo de los años no están entre vuestros títulos “favoritos”. Curiosamente yo descubrí a Leonardo Ropero gracias a una obra que quedó finalista: La estrella Oscura. Crónicas de Nerdhos. Una novela de fantasía, publicada por el Grupo Ajec, que me encantó por la acción y la épica que Leonardo nos ofrecía y que no he dejado de recomendar, aún 7 años después de su publicación. Leedla, os encantará.

El caso es que un año después de ser finalista del Premio Minotauro con una novela de fantasía épica Leonardo Ropero presentó un nuevo título al certamen: Ángeles de Titanio, un thriller futurista en el que una sociedad donde las drogas están legalizadas teme a los movimientos terroristas propiciados por las religiones hasta el punto de prohibirlas por la fuerza en cuanto consideran que la sociedad está en peligro. Sorprendentemente Ángeles de Titanio tampoco ganó en esta ocasión, aunque volvió a quedar finalista, y hemos tenido que esperar años hasta que una editorial, Apache Libros, lo publicase.

angeles-de-titanio-2

Ángeles de Titanio es una novela que nos trasportada a un futuro no más allá de 30 años donde las corporaciones farmacéuticas dominan el mundo gracias a la legalización de las drogas y donde la policía de la Unidad de Consumo, que vigila las drogas, etc, es una subcontrata privada y el lugar de trabajo de Denius Antelimas, un investigar de mala fama, mucho valor y aparentemente poco seso que verá cambiar su vida cuando sus investigaciones se crucen con la escasez de Trans-7 una droga poco utilizada, pero que parece haber desaparecido del mercado de golpe. Esto lleva a la Policía Transcendental, encargada de vigilar a sectas y religiones, a sospechar de una secta, los Hijo del Infinito, y a que Denius pida ayuda a su amiga, la doctora Ilena, doctora de Neoteología. Desde el momento que las investigaciones de Denius se cruzan con la Transcendental la vida de Denius e Ilena estará en peligro mientras la trama se enrevesa, la muerte les acecha cada vez más cerca y el enigma se complica hasta niveles cósmicos.

Me ha sorprendido muy gratamente ver cómo Leonardo cambiaba de registro, dejando de lado la fantasía épica para entrar de lleno al thriller futurista donde se desenvuelve con maestría y donde nos ofrece una intensa historia en la que la acción es lo de menos, aunque la hay, y de sobra, y lo que interesa es descubrir porqué se ha complicado tanto la vida de Denius. Como “pero” diría que la relación entre Denius e Ilena no está tan explorada como me hubiese gustado, no hace falta caer al nivel de las novelas románticas, pero Denius se merecía alguna que otra explicación de Ilena.

Me ha encantado cómo Ángeles de Titanio va desarrollando, poco a poco, una trama cada vez más compleja, cómo la historia va creciendo y cómo los personajes protagonistas, con Denius a la cabeza, se van ganando nuestro interés. Quizás el final se hubiese merecido alguna que otra página más, pero en líneas generales he disfrutado muchísimo esta novela.

Aún así quisiera felicitar a Leonardo Ropero por no desesperar y publicar su segunda novela, mientras le recuerdo que aún me debe la segunda entrega de las Crónicas de Nerdhos, aunque si su siguiente novela es tan buena como las dos ya publicadas… allí me tendrá.