Desde Alamut nos informan que ya podéis encontrar a la venta “El leopardo y la montaña” de Wallace Breem, un título de narrativa histórica que tiene muy buena pinta, pero que no leeré porque, francamente, no doy abasto. Y eso que el resumen me pone los dientes largos, me recuerda muchísimo a la película “Las cuatro plumas” por su ambientación,… ¡y me encanta esa película!

 

El leopardo y la montaña 
Título original: The Leopard and the Cliff
Wallace Breem 
Traducción: Carlos Gardini
Ilustración y diseño de cubierta: Alejandro Terán
312 págs
Cartoné con sobrecubierta
ISBN: 978-84-9889-076-1
24,95 euros

El inglés Charles Sandeman comanda una unidad de milicia local en Waziristán, en los confines del Imperio británico. Contra todo pronóstico, el experimento de reclutar elementos de las tribus pastunes para mantener el orden en la frontera ha sido un éxito, especialmente al lograr la cooperación de wazires y mahsuds, notoriamente poco fiables y dados a las rencillas.

El lugar es la Frontera Noroccidental de la India británica, donde el Imperio choca periódicamente con Afganistán. Los administradores imperiales imponen la paz mediante una juiciosa combinación de sobornos, conocimiento de las costumbres locales y flema inglesa. Pero la situación es precaria.

Cuando el emir de Kabul proclama la yihad, comienza la Tercera Guerra Afgana. Los enemigos del Imperio buscan sumar a las tribus pastunes a su causa. Sandeman y sus oficiales desearían quedarse y luchar, pero reciben la humillante orden de retirarse. Con razón, Sandeman piensa que tal cosa significará el fin de su milicia, pues en cuanto los lugareños vean que los británicos se retiran, llenarán el vacío de poder.

Pero peor que eso es la amenaza constante de que sus hombres deserten en masa, y que la milicia se descomponga a lo largo de las líneas tribales. Sandeman y sus oficiales tendrán que hacer uso de todo su ingenio y todo su profesionalismo para retirarse ordenadamente, en una agónica acción de retaguardia sobre un terreno adverso y rodeados por tribus hostiles.

Wallace Breem ha sido uno de los grandes descubrimientos de las colecciones históricas de Bibliópolis y Alamut, dirigidas por Rafael Muñoz Vega: sus éxitos El águila en la nieve y El enviado de Roma habían permanecido inéditos en castellano desde su publicación original en los años setenta, a pesar de que se trata de dos de los mejores ejemplos de la novela histórica contemporánea, y de un tema tan de moda como el Imperio romano, nada menos. En su tercera y última novela, Breem deja la época clásica pero sigue abordando asuntos de imperio; concretamente, del Imperio británico. Como reza su biografía, Breem sirvió en el ejército de la India británica en una unidad trasladada tras la independencia a Pakistán, por lo que su conocimiento del terreno en el que se desarrolla El leopardo y la montaña es de primera mano; y nos referimos al terreno en un doble sentido: tanto el puramente geográfico como el de la mentalidad militar.

El leopardo y la montaña reconstruye una hazaña de la Tercera Guerra Afgana, cuando los oficiales británicos de las milicias pastunes de la provincia de la Frontera Noroccidental tuvieron que emprender una acción de retirada en un terreno de pesadilla y rodeados de tribus hostiles… compuestas por rebeldes de las mismas etnias que formaban la milicia. Como en El enviado de Roma, la alta política tiene un papel preponderante pero elusivo para los protagonistas de la novela, que a pesar de ser tipos con recursos no pueden cambiar los grandes parámetros de su tiempo sino que tienen que apañárselas con ellos; y como en El águila en la nieve, la defensa de una situación cada vez más desesperada se describe con minuciosidad y realismo, en una espiral de adversidad y heroismo que culmina en un final épico.

Wallace Breem

“Wallace Breem pertenece a la breve lista de escritores cuya obra eleva la ficción histórica más allá del género y la sitúa al nivel de la mejor literatura de cualquier clase y de cualquier periodo.” Steven Pressfield, autor de Puertas de fuego

Fuente