Con la novena entrega de “Aposimz: Tierra de Glenes” llegamos al final del camino de la epopeya creada por Tsutomu Nihei, en la que descubriremos por fin las respuestas a las numerosas preguntas que el mangaka ha ido sembrando a lo largo de los capítulos. Un final algo precipitado con respuestas algo extrañas, pero una conclusión al fin y al cabo.

Los glenóticos continúan multiplicándose explosivamente y el Imperio está al borde de la destrucción. El enfrentamiento entre el grupo de Etherow y los sicarios del Escuadrón de ejecución se intensifica y se encamina hacia una encarnizada batalla final. ¿Cuál es el secreto del mundo subterráneo y Aposimz? ¡Concluye el nuevo clásico de la fantasía oscura!

Nueve tomos y cincuenta y cuatro capítulos después alcanzamos el final de “Aposimz: Tierra de Glenes“, con el enfrentamiento final entre Etherow de la Viga del Losange Blanco y Suau Nitzschyco, Emperador del Imperio Libedoriano, el asalto final de los glenóticos del Satsampradaya ctónico Khadziwan, último anax de Ilfnik, y el último intento de Suau por abrir las puertas del Ctonos, el paraíso vetado a los seres humanos. Y, por supuesto, el final de “Aposimz: Tierra de Glenes” sirve para que Tsutomu Nihei responda a los numerosos interrogantes sobre los que ha construído su historia. ¿Qué es el Ctonos? ¿Realmente es el interior del planeta que quedó reservado a los vencedores de una guerra antigua, o es algo distinto que no nos podemos ni imaginar?

La novena y última entrega de este manga de Tsutomu Nihei nos lleva a Aposimz, un mundo helado artificial, de miles de kilómetros de diámetro, en el que los humanos sobreviven a duras penas en el helado exterior, hostil y devastado, mientras que el interior, el Ctonos, está reservado y vedado. A ese interior quiere llegar de forma obsesiva Suau Nitzschyco, líder del poderoso ejército de glenes ortónomos y palíngenos que provocó la destrucción del hogar de Etherow que, azuzado por Titania, se enfrenta al Imperio Libedoriano en busca de venganza. Y al inicio de esta entrega final la emoción está por todo lo alto, con las hordas de muertos vivientes glenóticos que ha despertado el Satsampradaya ctónico, el hermano demente de Khersha, avanzando por toda la superfície del planeta y amenazando con un apocalipsis que termine con toda la raza humana. Como parece que detener la contaminación se ha vuelto imposible, Etherow pacta una tregua con los libedorianos pero quizás sea demasiado tarde…

Con “Aposimz: Tierra de Glenes #9” llega el final de la sorprendente propuesta de ciencia-ficción con toques de cyberpunk y de ‘body horror‘ de Tsutomu Nihei, un final que quieríamos, pero que quizás no es el que queríamos pues es precipitado y resuelve de forma burda algunos hilos del argumento. Sí, todo lo que sucede en el penúltimo capítulo, el quincuagésimo tercero, sirve para explicar demasiadas cosas, desde que es realmente el Ctonos hasta quién es Titania y cuál es su verdadero papel en la función. Y se reserva el último, el quincuagésimo cuarto, para el enfrentamiento final entre Etherow y Suau. Fundido en negro.

¿Honestamente? Ha sido mucho mejor el trayecto que el destino. Pese a ello, manifiesto mi devoción por esta obra del autor de “BLAME!“, “Knights of Sidonia“, “Biomega“, “Abara” y “Kaina of the Great Snow Sea“, que he disfrutado mucho. Con una trama trepidante repleta de acción, violencia, crudeza, ritmo vertiginoso, dinamismo, planos espectaculares, y combates épicos entre criaturas acorazadas semihumanas, aberrantes criaturas de huesos y armaduras, carne y metal, que parece invencibles, “Aposimz: Tierra de Glenes” me ha ofrecido más de lo que esperaba al abrir el primer ‘tankobon‘ de Panini Cómics allá por el mes de octubre de 2022. Ha sido un año y medio de lectura apasionante y me alegro de haber seguido hasta el final.

Aposimz: Tierra de Glenes #9
Autor: Tsutomu Nihei
Fecha de publicación: Febrero de 2024
ISBN: 9788411509985
Formato: 13x18cm. Rústica con sobrecubierta ‘Tankobon’. Blanco y negro.
Páginas: 168
Precio: 8,95 euros