Quizás Brandon Sanderson es el responsable de que “Vencer al Dragón” de Barbara Hambly nos llegue con la mejor recomendación posible, pero no os engañéis, esta libro se merece ser publicado una y otra vez por la calidad que atesora.

Vencer al Dragón
Barbara Hambly
Título original: Dragonsbane
Traductor: Márgara Averbach
Ediciones B > Sin Límites
ISBN: 9788466661584
416 páginas
Tapa dura
15.00 €

“El libro que me convirtió en escritor de fantasía.” Brandon Sanderson

Vencer al dragón es tal vez el título más conocido de Barbara Hambly, una aclamada autora de fantasía galardonada con los principales premios del género.

Cuando el dragón Morkeleb el Negro ocupó la Gruta de Ylferdun expulsando a los gnomos que en ella vivían, el joven Gareth se atrevió a viajar a las lejanas Tierras de Invierno para buscar a John Aversin, Vencedor de Dragones, el único hombre vivo que, varios años atrás, había conseguido matar uno. A cambio de la promesa del rey de enviar ayuda a las Tierras de Invierno, Aversin aceptó intentar de nuevo la hazaña. En su empeño contó con la ayuda de su compañera, Jenny, una hechicera poco experta que conocía sus limitaciones y que, como Aversin, ya no era joven. Pero la realidad no tiene por qué ser igual a lo que narran las baladas. Los héroes son, en el fondo, seres humanos, y esta vez no solo deberán enfrentarse al dragón sino también a sí mismos, a las intrigas de una corte decadente y al poder aparentemente ilimitado de la maga Zyerne.

Sólo una frase de Brandon Sanderson ha bastado para que la Colección Nova se decidiese a recuperar un libro con “unos pocos” años a cuestas, bastó con que Sanderson repitiese, en un par de ocasiones (o más), que Vencer al Dragón, de Barbara Hambly era “el libro que me convirtió en escritor” para que, de la nada, el libro de Hambly volviese a despertar una más que merecida atención que, en España, ha posibilitado su publicación en una preciosa edición en cartoné con relieve similar a la que se ha realizado de El Juego de Ender, de Orson Scott Card, o La Canción de Cazarrabo, de Tad Williams.

Vencer al Dragón no es un libro cualquiera, es de los pocos que se publicó en la Colección Nova Fantasía (2007) y antes de eso fue publicado en la Colección Nova allá por 1990 y con traducción de Márgara Averbach, esta novela le valió a Hambly la nominación al premio Locus en 1986 y 1987 y forma parte de la saga de las Winterlands compuesta también por Dragonshadow, Knight of the Demon Queen y Dragonstar (a ver si se animan en Ediciones B…).

¿Y de qué va Vencer al Dragón? Pues va de que el joven Gareth viaja a las peligrosas Tierras del Norte en busca del Vencedor de Dragones, John Aversin, único humano vivo que no sólo ha sido capaz de derrotar a un dragón, sino que lo mató. Pero eso fue años atrás, ahora John vive junto a su compañera Jenny Waynest y los hijos de ambos y no están muy por la labor de viajar al Sur a defender a un rey que ha olvidado que también gobierna en el Norte o para inmiscuirse en la lucha del poder que la maga Zyerne ha desatado con motivo de la “visita” del dragón.

No es de sorprender que Sanderson cite Vencer al Dragón como una de sus grandes influencias, no hay más que leer el libro y darse cuenta de que ni siquiera el título o la sinopsis nos explica lo que nos vamos a encontrar en esta historia y es que Barbara Hambly tiene pinta de haber engañado a su editor presentando un libro de fantasía épica típica para luego escribir una joyita en la que nada es lo que parece y donde la protagonista no es otra que la hechicera Jenny Waynest, y os recuerdo que el libro se publicó en 1985 en los USA, como poco novedoso fue.

Y no sólo sorprende por el “engaño” de Hambly al lector, es que Vencer al Dragón es una novela mucho más realista de lo que se había visto hasta la fecha en fantasía. De hecho la aventura vista a través de los ojos de Gareth, que representaría al lector, puede ser vista como una llamada a la madurez de las tramas de fantasía y es que Gareth espera encontrar a un héroe idealizado y durante toda la historia se va viendo obligado a madurar a pasos agigantados. ¿No es una bonita tarea la que se autoimpuso la escritora estadounidense? ¿Una llamada a las armas a otros escritores para que escribiesen fantasía más adulta?

Pero la verdad es que Vencer al Dragón es un grandísimo libro, uno de los mejores libros de fantasía del siglo XX si queréis, porque supo ver la fantasía que vendría mucho antes que muchísimos autores y que agradece todas y cada una de las relecturas posibles, aunque personalmente me quedo con la edición anterior por aquello del texto introductorio de Miquel Barceló. Aún así esta edición es un regalo precioso y perfecto, ya sea para vosotros mismos u otras personas.