Las aventuras del conejo ronin Usagi Yojimbo de Stan Sakai son cómic en su esencia más pura: composición, ritmo, estructura, dibujo, personajes (principales, y secundarios), fondos, argumento, narrativa, rotulación, entintado, épica, sentido del humor… Todo aquello que forma parte de los conceptos básicos y primarios del arte narrativo secuencial, del cómic, de los tebeos, se pueden encontrar en el trabajo de Sakai. Y el segundo volumen integral de su etapa en la editorial Fantagraphics lo constatan.

La creación más célebre y reconocida de Stan Sakai es la longeva y épica saga de Miyamoto Usagi, un conejo samurái del siglo XVII que, tras la muerte de su señor Mifune y como ronin, vive numerosas aventuras que su autor nos explica mediante de animales antropomórficos, representados con simplicidad y fidelidad. Gatos, perros, rinocerontes, conejos, cerdos, murciélagos, zorros o serpientes, son los protagonistas de esta serie donde la cultura japonesa medieval queda plasmada de manera impecable con precisión y sencillez. Un trabajo inspirado en “El libro de los cinco anillos” de Miyamoto Musashi, con evidentes influencias de “Lobo solitario y su cachorro” de Kazuo Koike y del cine de samuráis del maestro Akira Kurosawa, protagonizadas por Toshiro Mifune, que Sakai siempre ha hecho, sobretodo, desde el cariño y respeto.

El personaje del conejo ronin apareció por primera vez en cómic en el año 1984, en la revista “Albedo Antropomorphics” y, desde entonces y durante treinta años casi sin interrupción, Usagi ha vivido numerosas aventuras, con casi doscientos números publicados, múltiples recopilaciones en formato novela gráfica, ha aparecido en televisión y en cómics como invitado de las “Teenage Mutant Ninja Turtles“, se han publicado juegos de rol y un videojuego (en 1988, “Samurai Warrior”, para los ocho bits de Commodore y Spectrum), e incluso se ha convertido en un icono del merchandising puesto que se han hecho juguetes, llaveros y camisetas con su efigie.

En las estanterías de la casa de Sakai lucen hasta cinco premios Eisner por su trabajo en Usagi Yojimbo, y muchos otros: varios galardones como rotulista gracias a su trabajo en “Groo” de Sergio Aragonés, un premio Parent’s Choice, un premio Inkpot, un premio de la American Library Association, un premio Harvey,… En el año 2003, recibió el prestigioso premio de la National Cartoonists Society en su apartado dedicado al cómic y en el año 2011 Stan recibió el premio Embajador Cultural del Japanese American National Museum.

El segundo volumen de “Usagi Yojimbo Fantagraphics Collection” es la última entrega de las dos que forman esta recopilación integral, cronológica, completa y definitiva, con nueva traducción, rotulación y formato, en blanco y negro, de las aventuras de Usagi Yojimbo de los siete álbumes de la etapa del personaje en la editorial Fantagraphics que ha publicado en castellano Planeta Cómic. El recorrido del conejo samurai no terminó aquí, puesto que el trabajo de Stan Sakai pasó brevemente de Fantagraphics a Mirage y luego, desde el año 1996 hasta ahora, ha sido publicada por Dark Horse Comics. A día de hoy, Sakai sigue publicando mensualmente las historias de Usagi Yojimbo, y reconoce que todavía no tiene intención de abandonar al personaje.
Las más de quinientas páginas de este segundo volumen recogen los números 19 a 38 publicados originalmente por Fantagraphics entre diciembre de 1989 y marzo de 1993, incluyen numerosas aventuras del conejo samurai, algunas autoconclusivas y otras en forma de capítulos, y viene acompañada de abundante y muy interesante material adicional en forma de extras, como numerosos bocetos con los primeros diseños de Sakai para Usagi y sus amigos, una galería de portadas a color, un par de historias que narran el encuentro de Usagi con la tortuga ninja Leonardo (“Sopa de tortuga y estofado de conejo” y “El tratado”), un breve cómic en el cual el autor nos cuenta el proceso de creación de una aventura cualquiera, y una extensa entrevista con Stan Sakai del año 1996.

Leal servidor de su señor, Lord Mifune, hasta la muerte en batalla, y más allá, las aventuras de Usagi Yojimbo continuan con su protagonista vagando por Japón como un ronin, un samurái sin amo a quién servir, un desempleado que recorre el periplo del guerrero en busca de armonía y que ofrece sus espadas al servicio de los débiles y los desválidos, a la vez que templa sus artes marciales y su espíritu siguiendo el sendero del bushido, luchando contra la injusticia y perfeccionando sus habilidades marciales y espirituales.

El destino de Usagi sigue sin estar claro. Vagabundea por las tierras de un país hecho pedazos por insignificantes guerras entre señores feudales, mientras combate la injusticia y protege a los inocentes. Su peregrinaje guerrero le lleva a través de montañas, valles, pueblos y granjas, y recorre accidentadas costas en busca de la armonía interior. Pero la paz, el final de su periplo, aún está lejos.

A lo largo de las páginas lo veremos buscar establecerse en una vida tranquila y descansada regresando a su aldea natal para descubrir un inesperado secreto acerca de su pasado y la relación con su amada Mariko (en el ciclo “Círculos“), se enfrentará a numerosos demonios y fantasmas, ‘yureis‘, ‘yokais‘, ‘obakemonos‘ y otras criaturas monstruosas de corte sobrenatural que pueblan la mitología japonesa, liberará pueblos oprimidos por bandidos y por un clan de ‘shinobi‘ voladores, ayudará a recuperar el honor perdido y manchado a antinguos compañeros de armas, e incluso a una dama noble caída en desgracia (en el ciclo “Gen“), se reencontrará con viejos amigos como el cerdo Ino, el rinoceronte mercenario Murakami ‘Gen’ Gennosuke o su maestro Ketsuichi, viejos enemigos como su rival Kenichi, y conocerá a nuevos aliados y compañeros de aventuras como la artista de peonzas (y ladrona ocasional) Kitsune o la Cabra Solitaria y su hijo (homenaje de Sakai al manga “El Lobo Solitario y su cachorro” de Kazuo Koike). Y contra su voluntad, demasiado a menudo desenfundando y manchando de sangre sus dos espadas, su daisho, la wakizashi Aoyagi y la katana Yagi no Eda.

Usagi Yojimbo es la creación más destacada del dibujante estadounidense de ascendencia japonesa Stan Sakai, un autor que goza del cariño sincero y fiel de la industria y del público, y en estos dos volúmenes de Planeta Cómic se han recopilado los primeros siete volúmenes de sus aventuras. Todas ellas ilustradas con un dibujo limpio pero detallista, contenido pero elegante, que no es nada fácil. Un estilo particular que le permiten evolucionar y crecer gracias a unos guiones inteligentes y equilibrados, cargados con docenas de guiños y referencias, casi siempre emocionantes, épicos en ocasiones, dramáticos o humorísticos si es necesario, en una mezcla de historias cortas autoconclusivas con un hilo narrativo común.

Usagi Yojimbo” es, sin duda, un clásico imperecedero de la historia del cómic, por méritos propios, recomendable para cualquier interesado en la cultura del extremo oriente en general y a las historias de samurais en particular, para cualquier lector ávido de historias bien contadas. Indispensable.

Stan ha encontrado la manera de mantener fresca durante décadas su epopeya por entregas, siendo siempre lo bastante valiente para probar cosas nuevas sin llegar a ser nunca lo bastante veleidoso para olvidar lo que hizo que su historia conectara en un comienzo con tantos lectores a lo ancho del mundo“. Brian K. Vaughan

Usagi Yojimbo Fantagraphics Collection #2
Autor: Stan Sakai
Traducción: Ignacio Bentz
ISBN: 978-84-16816-29-3
Formato: 16,8×25,7cm. Rústica con solapas. Blanco y negro
Páginas: 576
Precio: 35,00 euros