Hay cruces épicos, encuentros curiosos y crossovers que hacen época, pero ninguno como el que unió a Usagi Yojimbo y las Tortugas Ninja, de la mano de Stan Sakai. Coincidencia o no, el conejo samurai de Sakai y los quelonios creados por Kevin Eastman y Peter Laird nacieron el mismo año, y estaban destinados a encontrarse.

Las Tortugas Ninja son transportadas a un mundo de animales parlantes… ¡el mundo de Usagi Yojimbo! El conejo samurái se embarca en una aventura para salvar Japón del malvado Jei ¡y solo podrá conseguirlo si forma equipo con las Tortugas Ninja!

El conejo ronin Usagi Yojimbo es la creación más destacada del dibujante estadounidense de ascendencia japonesa Stan Sakai, un autor que goza del cariño sincero y fiel de la industria y del público. La longeva y épica saga está protagonizada por Miyamoto Usagi, un conejo samurái del siglo XVII que, tras la muerte de su señor Mifune y como ronin, vive numerosas aventuras que su autor nos explica mediante de animales antropomórficos, representados con simplicidad y fidelidad. Gatos, perros, rinocerontes, conejos, cerdos, murciélagos, zorros o serpientes (y tortugas, por supuesto), son los protagonistas de esta serie donde la cultura japonesa medieval queda plasmada de manera impecable con precisión y sencillez. Un trabajo inspirado en “El libro de los cinco anillos” de Miyamoto Musashi, con evidentes influencias de “Lobo solitario y su cachorro” de Kazuo Koike y del cine de samuráis del maestro Akira Kurosawa, protagonizadas por Toshiro Mifune, que Sakai siempre ha hecho, sobretodo, desde el cariño y respeto.

La editorial Planeta Cómic ha publicado y recopilado durante los últimos veinte años todas sus aventuras, también en cuidadas ediciones integrales, volúmenes cronológicos, completos y definitivos que recogen la etapa en Fantagraphics Collection y también la posterior, en Dark Horse Comics. También han publicado algunos one-shot singulares y títulos curiosos como “Usagi Yojimbo Senso” que homenajeaba “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells, la primera aventura del conejo samurai “Usagi Yojimbo Yokai” o la versión sci-fi “Space Usagi“, en la que un descendiente de Miyamoto se ha convertido en un guerrero espacial que combina la tecnología más futurista con el antiguo código samurai. Y, claro, este crossover “Usagi Yojimbo y las Tortugas Ninja” (“Teenage Mutant Ninja Turtles/Usagi Yojimbo: Namazu or The Big Fish Story“), que además incluye todo el material extra del tomo coleccionista original y una entrevista con Stan Sakai.

No, esta no es la primera vez que Usagi Yojimbo cruza su camino con las Tortugas Ninja, las Teenage Mutant Ninja Turtles de Kevin Eastman y Peter Laird. El destino, de hecho, seguro que tuvo parte de responsabilidad en ello: las TNMT vieron la luz en el año 1984 (el mismo año que nació Usagi Yojimbo), en sobrio blanco y negro (estilo habitual de Stan Sakai), y de la mano de Mirage Studios (una editorial underground en la que el conejo samurai residió brevemente). “Usagi y las tortugas ninja nacieron el mismo año y con muy poco tiempo de diferencia. Además tenían muchas cosas en común como Japón o que eran cómics en blanco y negro, cuando casi no los había”, comentaba Sakai en una entrevista reciente, durante su visita a Barcelona para el Salón del Cómic. Los astros señalaban su inevitable encuentro.

Sí, Leonardo, Michellangelo, Donatello y Rafael ya habían pasado por las páginas de Stan Sakai con anterioridad y, por ejemplo, Planeta Cómic incluyó como extras en el tomo “Usagi Yojimbo Fantagraphics Collection #2” un par de historias que narran el encuentro de Usagi con la tortuga ninja Leonardo (“Sopa de tortuga y estofado de conejo” y “El tratado“). El conejo había aparecido, a su vez, en la serie de televisión animada de las tortugas en un par de ocasiones y llegó a contar con su correspondiente cuota de merchandising como parte de la franquicia. Y es evidente que los cinco personajes, seis si contamos al maestro Splinter, tienen una química y una conexión indiscutible.

El encuentro de Usagi Yojimbo y las cuatro tortugas Ninja, publicado en 2017 por IDW Publishing, titulado “Namazu o la historia del gran Pez” nos contará en apenas cuarenta páginas como el conejo y las tortugas deberán escoltar al maestro Kakera, portador de un pedazo de la mítica roca sagrada Kanameishi que tiene atrapada al siluro gigante Namazu y previene que los terremotos puedan asolar el país del Sol Naciente. La ayuda será necesaria y las dos espadas de Usagi, la wakizashi Aoyagi y la katana Yagi no Eda, deberán unirse a los kusarigamas de Michellangelo, los sais de Rafael, las katanas de Leonardo y el bo de Donatello pues el demente Jei, el portador de la lanza negra, un viejo enemigo de Usagi Yojimbo que se cree un enviado de los dioses, intentará detener al portador de la roca y liberar a Namazu de su encierro milenario.

Todas las aventuras de Usagi Yojimbo de Stan Sakai son cómic en su esencia más pura: composición, ritmo, estructura, dibujo, personajes (principales, y secundarios), fondos, argumento, narrativa, rotulación, entintado, épica, sentido del humor… Todo aquello que forma parte de los conceptos básicos y primarios del arte narrativo secuencial, del cómic, de los tebeos, se pueden encontrar en la obra de Sakai. Si además les añades a las cuatro Tortugas Ninja, en su versión original Eastman-Laird en lugar de la versión infantil blanqueada de las series animadas, el resultado no puede ser otra cosa que un éxito absoluto. Y si encima acompañas el dibujo de Sakai con los colores del veterano Tom Luth, la obra se convierte en una recomendación sincera para cualquier interesado en la cultura del extremo oriente en general y a las historias de samurais en particular, para cualquier lector ávido de historias bien contadas.
De hecho Usagi Yojimbo es, sin duda, un clásico moderno recomendable para cualquier aficionado al cómic.

Usagi Yojimbo y las Tortugas Ninja
Autor: Stan Sakai
Color: Tom Luth
Editorial: Planeta Cómic
ISBN: 8491730303
Formato: Cartoné. Color
Páginas: 80
Precio: 12.95 €