Aunque ya han pasado unos meses desde que Aleta Ediciones publicó “The Victories #01: Marcado“, conviene echar la vista atrás para saldar la deuda pendiente con Michael Avon Oeming. Y es que estamos ante un gran título que no debería pasar desapercibido.

 

https://www.via-news.es/images/stories/comic/aleta/the_victories_01.jpgThe Victories #01: Marcado
Edición original: Michael Avon Oeming’s The Victories USA
Guión: Michael Avon Oeming
Dibujo: Michael Avon Oeming
Tinta: Michael Avon Oeming
Color: A color
Formato: Libro rústica, 136 págs. a color.
Preview
14,95€

En un futuro no demasiado lejano, lo único que se interpondrá entre nosotros y el mal será THE VICTORIES, un grupo de héroes que han jurado defendernos del crimen, la corrupción y la extraña droga de diseño conocida como El flote. Cuando uno de los miembros de THE VICTORIES sale a la calle en busca de sangre, descubre, a través de los poderes de un psíquico, su propio y doloroso pasado. ¿Causará ese trauma su autodestrucción? ¿Será capaz de volver al camino del bien?

Este volumen recopila la nueva miniserie de cinco números de Michael Avon Oeming (Powers), esta vez como autor completo.

Hace unos meses Aleta Ediciones publicó The Victories: Marcado, una miniserie de Michael Avon Oeming en la que algunos verían la preparación del camino para la publicación de la serie regular The Victories, pero que también tiene mucho de catarsis para un autor, Michael Avon Oeming, que había atravesado una dura etapa personal y que utilizó Marcado como una expiación de sus penas y problemas, dándoles voz a través del sufrimiento que Fausto padece a lo largo de esta miniserie. Seamos claros, el gran trabajo de Oeming es el que ha posibilitado la posterior serie regular, pero no sería justo decir que Marcado es tan sólo el preludio a una serie regular que está cosechando muy buenas críticas, Marcado es una historia por sí misma, y de gran calidad.

Antes de entrar a valorar Marcado por sí misma os comentaré que Michael Avon Oeming pasó por una muy dura etapa en la que el alcohol, la depresión y los ataques de ansiedad se cobraron un duro peaje, pero también sirvieron de inspiración para una historia, la de Fausto, a través de la cual pudo enfrentar sus demonios, al igual que su propio personaje, un camino de expiación y, tal vez, purificación que, con suerte, nos ofrecerá a un autor renovado y deseoso de volver a demostrar su calidad. Y por lo que parece lo está haciendo, no hace falta irse muy lejos para comprobarlo, basta y sobra con leer este tomo.

Resulta un tanto irónico hablar de la introspección que realiza Oeming en este volumen, de cómo purga sus miedos a través de las viñetas, de cómo sangra y suda en cada palabra y de cómo eleva el nivel del cómic de superhéroes con una historia como esta. Fausto no es un sencillo cómic de superhéroes, sino un recordatorio más de las posibilidades del género que no tiene porqué cerrarse tan sólo a batallitas e intereses románticos. Oeming es consciente de ello y en Fausto explora hasta dónde puede llegar, a la vez que desnuda parte de su alma, y la de Fausto, en estos seis números. Sí, estas palabras suelen ser más habituales del slice of life, pero me acabo de renovar las gafas y el espíritu gafapasta quizás comienza a poseerme… Fuera bromas, encuentro que Oeming le da con el canto en los dientes a tanto tebeo soporífero sobre mantas, etc, y convierte en mucho más entretenido una historia cruda y dura que sorprenderá a más de uno.

Como ya he dicho pocos se imaginarán la historia que nos presenta Marcado, pero aquellos que, como yo, hemos pasado por alguno de los problemas que afectaron a Oeming, y a Fausto, os sentiréis muy identificados e involucrados con la trama y sabréis comprender el proceso por el que pasa Fausto, y reconocer las señales que, para Fausto, son tan enigmáticas (como imagino que le sucedió al propio autor).

Dejando aparte la lectura profunda, Marcado también funciona como cómic de superhéroes, de hecho, y gracias a esta miniserie, The Victories cuenta con una serie regular que continua este gran trabajo. En la miniserie vemos cómo se presenta al grupo, en el que hay personajes muy interesantes, se avanza parte de las relaciones interpersonales y se deja entrever que algo sucede en la Luna… temas sobre los que me gustaría leer en el futuro. Eso sí, el protagonista de este volumen, Fausto, es la verdadera estrella y la trama gira en torno suyo.

Gráficamente hay que reconocer que cuando Oeming se pone las pilas y se olvida de repetir viñetas (como le sucedía en Powers), y es que es un artista que sabe cómo narrar y que aquí nos ofrece una historia oscura, con una gran ambientación y narración. Me suele gustar como dibujante, pero aquí me ha convencido absolutamente y es que fausto tiene un gran impacto visual y es un personaje que resulta icónico.

Después de dedicarle tantos elogios a lo largo de 2013, casi me da rabia tener que repetir siempre lo mismo: Aleta Ediciones está haciendo un grandísimo trabajo de edición, con precios ajustados, ediciones repletas en las que se esfuerzan por incluir material extra (artículos, imágenes, etc) y una selección de los títulos a publicar fresca, original y de calidad.

En conclusión, estoy más que satisfecho de la lectura (y relecturas) de The Victories: Marcado, así mismo estoy deseando que Aleta publique la nueva serie regular y os recomiendo que, como mínimo, le echéis un vistazo en la librería, estoy seguro de que os convencerá.