Borja González, autor de «La Reina Orquídea«, regresa con la historia de tres chicas que quieren montar una banda de punk llamda The Black Holes.

The Black Holes
Edición original: The black holes ESP
Guión: Borja González Hoyos
Dibujo: Borja González Hoyos
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 160 págs. blanco y negro
16,9€

Gloria, Laura y Cristina son tres chicas que quieren montar una banda de aires punk llamada «The Black Holes». Tienen todo lo que se precisa: actitud, presencia, instinto… y una debilísima formación musical. Apenas tendrán tiempo de empezar a ensayar cuando una presencia extraña irrumpe en su presente: la reminiscencia de algo que ocurrió 160 años atrás y persigue a una de ellas. Tras haber publicado uno de los cómics revelación de 2016 en España, La Reina Orquídea, Borja González emprende su primera obra de largo aliento.

Tres chicas con nula formación musical quieren montar una banda punk con el nombre de The Black Holes. 160 años antes Teresa tiene problemas para encajar sus intereses en la sociedad de la época. De una manera melancólica, bebiendo a partes iguales de Lovecraft y Mignola, Borja González entrecruza estas dos historias en The Black Holes (Reservoir Books, 2018)

He tenido la misma sensación al leer The Black Holes que cuando leí Larson de Javi de Castro. Y esto es así porque al igual que aquel, el nuevo libro del autor de La Reina Orquídea es un trabajo súper solido, un guion sin fisuras y una narración grafica muy trabajada.

Ha repetido Borja González en un par de entrevistas que le interesa más crear un ambiente, unas sensaciones mas allá que desarrollar una trama. La sensación de apremio y urgencia de Laura y el resto por crear el grupo y la necesidad de Teresa de avanzar más allá de lo que en su época se considera adecuado. Aunque lleve la contraria al propio autor, creo que es injusto no alabar el guión de este libro.

No es una trama compleja, no le hace falta, pero se nota que Borja ha pulido muy bien la historia, es un historia sencilla pero no simple. Todo está perfectamente hilado, aunque sea para transmitir esas sensaciones de las que antes hablaba y el libro está perfectamente cerrado a pesar de tratarse, estrictamente, de un final abierto.

En realidad, quizás la necesidad de transmitir ciertas sensaciones ha hecho que la historia este tan centrada y bien dirigida. Un acierto la verdad.

Lo que Borja ha conseguido al (según comenta) poner el máximo interés en transmitir sensaciones que en una trama concreta es crear una atmosfera muy interesante que permite crear futuras historias que darán la sensación de un todo bastante armónico. Al menos eso es lo que me gustaría, de hecho me gustará saber más de Teresa y el resto de chicas, creo sinceramente que hay material para historias muy majas.

El dibujo es genial, el uso del color, las sombras, el entintado, la composición de las páginas: todo cuadra perfectamente.

Ya la preciosa primera escena del libro nos anuncia lo que veremos a continuación: un dibujante , que al igual que Mignola, hace un uso excelente de las sombras y el entintado para crear una atmosfera triste y oscura. Hay detrás un estilo propio y un trabajo de años dibujando que da como resultado un muy buen grafismo, total y absolutamente acorde con el tono de la historia.

Recomendable al 100% el nuevo trabajo de Borja González.