****

Fascinante en el aspecto visual y arriesgada en el argumental ganó Óscar, Globo de Oro y Annie a mejor película de animación y obtuvo magníficas críticas pues muchos la consideran la mejor película de Spiderman jamás hecha. No voy a decir lo contrario, efectivamente me parece una delicia visual que reinventa el cine de superhéroes, el propio universo de Spiderman e incluso la animación habitual con nuevas formas expresión que homenajean entre otras cosas al cómic tradicional y que se impone un nivel de detalle fantástico en cada fotograma; sin embargo algo no me termina de convencer, quizás sea la insistencia en un género al que ahora mismo estamos sobreexpuestos, quizás esa fijación por el entretenimiento epatante y el ritmo sin respiro que descuida tramas secundarias o un tempo que personalmente me atraería más o quizás el mero hecho de que me voy haciendo mayor, porque entiendo que habrá otro público al que esta película le parecerá sencillamente insuperable. Ya digo, en lo audiovisual ningún reproche, en cuanto al guión estoy convencido que se le podía haber sacado mucho más partido a una idea que, al menos a mí, me fascinó de inicio y me fue perdiendo.