Además de las tres novedades del mes de Noviembre que ya os habíamos presentado, la editorial Sins Entido ha añadido un título más por sorpresa: «El Panteón de los Ilustres Ilustrados«, de Rafa Sañudo.

 

image1El Panteón de los Ilustres Ilustrados.
Los hipnotizadores ojos de Priscila, el cacareo de Pitita, la cotilla vecina del quinto o el pingüino con el que se casa la formal Eloísa son algunos de los peculiares personajes que se dejan ver en «El Panteón de los Ilustres Ilustrados». Lo que comenzó siendo un juego de niños en el que Rafa Sañudo dibujaba monigotes imposibles para entretener a su hijo Pedro, sobrinos y demás enanos de mal vivir, se convirtió en una oportunidad para colar mensajes y lecciones de vida cotidiana a través de los dibujos. El objetivo de Sañudo era que, con el que paso del tiempo, esos niños echasen la vista atrás y entendiesen y asumiesen los mensajes ocultos de aquellos monigotes que de pequeños tanto les divertían. En definitiva, ilustraciones con el doble fondo cargadas de lecciones y consejos útiles para el día a día, también útiles para los mayores.

«El Panteón de los Ilustres Ilustrados» es el primer libro ilustrado de Rafa Sañudo, pero su obra es muy conocida: el plano del metro de Madrid, la imagen institucional de la Consejería de Cultura de la CAM, la imagen corporativa de Fun&Basic y Grupo Gourmet, las portadas de discos de Marlango, Miguel Bosé o Alejandro Sanz,… Ha realizado más de 300 videoclips, ha sido director artístico de Tim Robbins, John Cusack o Roger Corman, entre otros, y realizó los storyboards de «Fargo» para los hermanos Coen o las ilustraciones de vestuario para «El Gran Lebowski». Ahí es nada.
«El Panteón de los Ilustres Ilustrados» comenzó siendo «Un Libro Grande Para Gente Menuda» allá por 2001, durante unas vacaciones estivales en Menorca. El diseñador y realizador (y muchas cosas más) Rafa Sañudo (Nueva York, 1965), rodeado como estaba de niños, ideó un concurso con el que aderezar las tareas veraniegas que tan cruelmente les asignaban sus respectivos colegios. Consistía en dibujarles un personaje imposible, mostrárselo en un abrir y cerrar de ojos y que después cada uno de ellos dibujara su versión. Las interpretaciones de los chavales mostraban, como una radiografía en tecnicolor, sus fascinantes personalidades. Poco a poco el autor se encontró sofisticando el mensaje y aprovechando la oportunidad para colarles conceptos que le parecían importantes: lecciones para la vida. Empezó a crear viñetas que tenían una segunda lectura, y una tercera. Con cuatro años entendían una cosa, con diez otra, de mayores… de mayores ya no entendían nada. Eran frases con significados progresivos, para que cuando echasen la vista atrás, entendiesen los mensajes ocultos de aquel monigote que les divirtió de pequeños.

El Panteón de los Ilustres Ilustrados.
Autor: Rafa Sañudo (
www.raro.net)
ISBN: 978 84 96722 95 8
Formato: 17x24cm. Cartoné. Color.
Páginas: 160
Precio: 20 euros

Más información en www.sinsentido.es