Todo el mundo debe aprender que ser fascista está mal. Si se hace desde una edad temprana, mejor que mejor. Para ayudar a eso llega este contundente y necesario cuaderno de actividades creado por Don Julio que nos trae Fandogamia Editorial. ¡Diversión asegurada!


Ser fascista está mal¡Llega la cuarta edición del cuaderno de actividades para adultos más adecuado para los tiempos que corren! ¡No nos lo paran de pedir! También te digo yo que por algo será.

¿Tienes un amigo un pelín facha? ¿Quieres dibujar grandes cipotes en la cara de alguno de los mayores magnicidas conocidos por la humanidad? Todo eso me da igual, lo que te ofrezco aquí es un cuaderno de colorear con genocidas e hideputas variopintos de la Historia. Haz con ellos lo que te plazca, como lanzárselos a la cara a tu cuñado.

Aunque en la nota que aparece en la web de Fandogamia Editorial dice que va por la cuarta edición, en el título nos avisan de que ha llegado a la quinta. Este cuaderno de actividades arrasa, pero para bien, no como los genocidas a los que retrata en su interior. Don Julio, que tiene publicados varios títulos en la misma editorial (“Pornopedia“, la serie “DesHechos históricos“) prueba fortuna con un formato al que muchos de nosotros le habíamos perdido la pista, el clásico cuaderno lleno de actividades para los niños, desde coloreables a laberintos.

Hace años los vendían a cientos y era habitual aprender y pasar ratos muy divertidos con ellos. ¿Los seguirán vendiendo? Supongo que los chinos y las pocas papelerías que quedan en pie, tendrán muchos cuadernos de actividades en sus estantes. Aunque ahora los niños se distraen con los juegos del móvil o viendo TikTok. Ha llegado el momento de que se hagan con “Ser fascista está mal” ya que aprenderán mucho mientras se lo pasan pipa. ¡Sólo vale 665 pesetas! Bueno, 4 euros según la web.

Sobre el formato, poco hay que decir salvo que es el idóneo para un producto así. Un A5 grapado, con 24 páginas e interior en blanco y negro y una portada de lo más llamativa. Imposible hacer un cuaderno coloreable en colores. Pero lo importante viene en el mensaje, más claro agua. Los pasatiempos nos van a enseñar que ser fascista está mal. El chaval, al que se le recomienda tener más de 3 años, además de colorear los dibujos, podrá afrontar actividades de todo tipo, como hallar al dictador bigotudo entre un montón de fotos que pueden despistar; ayudar a un niño judío a escapar del gueto de Varsovia; Encontrar las diferencias entre dos personajes antes y después de la Guerra Civil española… ¡Y muchos más!

Aquí nos enseñarán que Hitler, Franco y Mussolini estaban cortados por el mismo patrón. Además de los malos actos de esta gente, nos descubrirá que en la actualidad también hay gente cuyas ideas son afines al fascismo. Por lo tanto hay que ayudarles a cambiar. Y finalmente, declarará que también hay gente mala en la extrema izquierda, arreando contra los dictadores comunistas, genocidas de cuidado. Por lo menos, el coloreable final nos ofrece un atisbo de esperanza: “No todo esta perdido. Puede que sea difícil al principio, pero de ser fascista se sale. Porque un mundo sin fascistas, es un mundo mejor“.

En definitiva, “Ser fascista está mal” es un contundente cuaderno de actividades realizado con un humor ácido y recomendado para adultos aunque también se antoja necesario para los niños. Propongo que lo lleven a las escuelas.

Ser fascista está mal
Autor: Don Julio
Fecha de publicación: Marzo de 2024
ISBN: 978-84-18419-38-6
Formato: A5. Grapa. Blanco y negro
Páginas: 24
Precio: 4,00 euros