Llega el momento de dejar aparte el componente épico de las aventuras de Aquaman y centrarse en lo que supone ser el gobernante de la nación más grande, ¿y poderosa?, de la Tierra y Arthur Curry no lo va a tener nada fácil. Ni en sus primeros días.

Aquaman 15/01 (Renacimiento)
Edición original: Aquaman: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Aquaman núms. 1 a 3 USA
Guión: Dan Abnett
Dibujo: Oscar Jiménez, Brad Walker, Scott Eaton, Philippe Briones
Tinta: Mark Morales, Wayne Faucher, Andrew Hennessey
Color: Gabe Eltaeb
Formato: Libro rústica, 96 págs. a color.
8,95€

Tras los sucesivos desencuentros entre Atlantis y la superficie, Aquaman ha decidido abrir una base que servirá como embajada del reino submarino y a cuya cabeza ha colocado a Mera, quien, tras lo ocurrido en el especial Universo DC: Renacimiento, ya ha adoptado oficialmente el nombre de Aquawoman. Por supuesto, habrá quien nunca vea limpia la imagen de Aquaman, como Manta Negra, su archienemigo, que nunca le ha perdonado que matara a su padre aunque se tratara de un terrible accidente.

¡Bienvenidos a una nueva etapa de la serie regular del álter ego de Arthur Curry! ¡En formato tomo y con periodicidad bimestral! Tras dar el salto a la gran pantalla en Batman v Superman: El amanecer de la justicia (Zack Snyder, 2016), interpretado por Jason Momoa (Juego de Tronos), Aquaman vive un gran momento dentro y fuera del mundo del cómic. El nuevo equipo creativo, orquestado una vez más por Dan Abnett (Sociedad de Tierra 2), mantiene el excelente nivel de la colección, por cuyas páginas han pasado autores de la talla de Geoff Johns, Ivan Reis o Jeff Parker.

Espectacular Óscar Jiménez

Nuevos tiempos para Aquaman, con motivo de Renacimiento llega la hora de lavarle un poco la cara a Arthur Curry y a la propia Atlantis, y es que la trama que Dan Abnett nos propone habla de cómo el rey de Atlantis intenta que los pueblos “del aire”, los terráqueos, y del agua, atlantianos, comiencen una nueva era de cooperación. Motivo por el cual se ha esforzado, junto a Mera, en crear una Embajada de Atlantis en los USA… que se convertirá en el objetivo a destruir de Manta Negra… y de una facción terrorista de los atlantianos. Así que veremos cómo Arthur se enreda en líos diplomáticos y políticos, como buen monarca de Atlantis.

No sé a vosotros pero a mi eso de que Aquaman es un héroe risible y del que el público común, del universo DC se entiende, lo trata como a risa y bla bla bla… pues como que ya lo he leído y me parece muy extraño que a la par que se comienza la “nueva” serie de Aquaman explicando al lector que en tierra ven a Arthur como un “héroe de risa”… a la par, repito, tengamos al Gobierno de los USA TAN preocupado por Aquaman y Antlantis. Es algo que utilizó Geoff Johns en su etapa y que, creía, ya estaba superado, pero Dan Abnett lo retoma… ¿para desecharlo de nuevo en el prólogo? ¡Mejor!

El caso es que el trabajo de Dan Abnett parece prometedor, y es que me gusta la idea de centrarse en la política de Atlantis y en retratar a Aquaman como algo más que “el tipo que habla con los peces”, habrá que ver hacia dónde avanza la trama, sobre todo tras ese cliffhanger del volumen.

Ryan Benjamin… ¡psé!

En cuanto al dibujo nos encontramos con el problema de que este primer volumen está realizado por varios autores, nada demasiado novedoso, ¿verdad? Por suerte en primer lugar tenemos a un añorado Oscar Jiménez que nos demuestra que no ha perdido el toque, en absoluto, y que ya va siendo hora de que le toque algún proyecto “grande” en el que demostrar todo su talento. A continuación un Brad Walker, supuesto dibujante regular de Aquaman, realmente expresivo y espectacular en sus composiciones. Para, a continuación, llegar Scot Eaton quien realiza un trabajo un poco más… “al vuelo”, no es un dibujo mal hecho, pero se nota que no está tan trabajado como el de sus compañeros. Ah, sí, para finalizar el tomo tenemos a Philippe Briones, que ofrece un trabajo similar al de Eaton, pero dejándose un poco más la piel en cada viñeta.

En cuanto a la edición de ECC Cómics, habría que hacer dos pequeños apuntes a una edición que, por lo demás, me parece impecable: por un lado creo que al packager se le ha colado el texto de los títulos de Batman en la contraportada, y por otro sigo rogando por la publicación de textos acordes a su contenido. Por lo demás, como ya he dicho, es una edición impecable a un grandísimo precio.

En definitiva, que puede que esta nueva serie de Aquaman no sea de las que te quita el sueño con sus primeros números, pero Abnett no defrauda nunca y poco a poco va cogiendo ritmo y ampliando la trama de forma que, seguro, dentro de poco tendremos una buena montada. Y aquí seguiremos para ver cómo se desarrolla.

Manta Negra ha llegado dispuesto a hacer sufrir a Aquaman · Brad Walker