Aunque aún no se ha publicado en castellano no he podido resistirme a devorar el trabajo más personal de Skottie Young, una de esas historias que mezcla delicia y delirio para ofrecernos una maravillosa y divertidísima miniserie: «I Hate Fairyland«.

hate-fairyland-1I Hate Fairyland 1: Madly Ever After
Guión y dibujos: Skottie Young
140 páginas
Precio: 10 € (importación)

From superstar writer and artist Skottie Young (Rocket Raccoon, Wizard of OZ, Fortunately, The Milk), comes the first volume of an all-new series of adventure and mayhem.

An Adventure Time/Alice in Wonderland-style epic that smashes it’s cute little face against grown-up, Tank Girl/Deadpool-esque violent madness. Follow Gert, a forty year old woman stuck in a six year olds body who has been stuck in the magical world of Fairyland for nearly thirty years. Join her and her giant battle-axe on a delightfully blood soaked journey to see who will survive the girl who HATES FAIRYLAND.

Este fin de semana aproveché para darle una oportunidad al Millarverso, pero también para leer un trabajo de Skottie Young que tenía desde hace un tiempo en la pila de lecturas pendientes: I Hate Fairyland, la historia de una dulce niña que acaba en el País de las Hadas y… bueno, todo parecía una historia típica, superdulce y con una protagonista adorable… pero, claro, si pasas más de 20 años atrapada en el País de las Hadas y atrapada en tu cuerpo de una niña de 8 años… eso puede volver loca a cualquiera, y Gertrude no es una excepción. Tras 20 años en Fairyland la pobre e inocente niña ha devenido en un ser cruel que aniquila a los pobladores de estas encantadoras tierras sin piedad mientras es guiada por el sufrido Larry que sólo puede soñar con el momento en el que pierda de vista a tan terrible infante.

hate-fairyland-2

Dejadme que os diga que conocía el trabajo de Skottie Young por las portadas de Marvel Cómics, me había animado a comprar sus cuatro tebeos de las Secret Wars y los había disfrutado enormemente, pero hasta ahora no había gozado de la ocasión de disfrutar a Young desatado. Y no es que en I Hate Fairyland veamos a un Younbg desatado, es que vemos a un huracán creativo en acción. Es impresionante ver cómo destruye y se ríe de la mayor parte de las convenciones típicas de los cuentos de hadas para niños convirtiendo a la propia heroína en la pesadilla de las criaturas. ¿A quién temen los habitantes de Fairyland? ¡A Gertrude!

Al principio se hace un poco durillo ver cómo una “niña” de 8 años masacra a la Luna, (en cada comienzo de cada grapa se asesina al narrador del tebeo) y a las preciosas estrellas del cielo, a balazos, pero poco a poco vamos comprendiendo la psique perturbada de Gertrude después del infierno que para ella supone vivir en Fairyland durante tantos años y cómo eso… bueno, la “frustra” un poco… hacia una ansía asesina irracional. Por eso es terriblemente divertido que la Reina Cloudia se anime a traer a una nueva niña, Happy, que resuelva la misión que Gert no ha podido resolver en más de 20 años, sobre todo cuando se comprueba que Happy es mucho mejor en esa misión y en apenas unos días se encuentra con la llave que la liberará en su poder… y que permitirá a la Reina Cloudia cumplir su mayor deseo: aniquilar a Gert, algo que no puede hacer ya que es su invitada.

hate-fairyland-3

Pero Cloudia ha cometido un error: la aparición de Happy motiva a Gert para ir más allá de lo que ha ido haciendo a lo largo de estos años y… bueno, vamos a dejar algo a la sorpresa, ¿verdad?

Me quito el sombrero ante un Skottie Young absolutamente magistral en su deconstrucción/destrucción de los típicos cuentos de hadas para niños. Puede parecer que I Hate Fairyland no es sino un chiste macabro, pero ver a Gert destruir todos los mitos sobre la dulzura de las hadas y demás seres que se os puedan es un divertimento al mayor nivel.

Y es que encima Skottie Young se ha currado unos diseños totalmente admirables y dulces, una maravilla en la que la violencia con la que Young impregna todo I Hate Fairyland y que nos entrega unas páginas absolutamente maravillosas. De verdad, ahora mismo Gertrude es mi foto de perfil en Facebook y en Whatsapp y es porque es imposible no enamorarse de todo lo que sale de los lápices de Young. Imposible.

I Hate Fairyland saldrá publicada en castellano en 2017, mi recomendación es que no dejéis pasar la oportunidad de haceros con una copia de esta deliciosa serie de 6 números que Young continuó en una segunda miniserie de la que os hablaré un poco más adelante. Paciencia, de momento recordad que I Hate Fairyland será de lo mejor, con diferencia, de 2017.