Esta semana se estrenará en las pantallas de cine de nuestro país “X-Men: Días del Futuro Pasado“, una nueva entrega de las aventuras cinematográficas de los superhéroes mutantes de Marvel conocidos como la Patrulla-X. Nuestra colaboradora Yheda ya ha podido verla, y su opinión es clara: “Dos horas que dejan sin aliento al espectador“.

 

Dentro de poco, el próximo viernes, podremos disfrutar de la secuela de las aventuras cinematográficas de los superhéroes mutantes de Marvel conocidos como la Patrulla-X, la segunda entrega de esa “X-Men: Primera Generación” de Matthew Vaughn del año 2011 que tan buen sabor de boca dejó (y que, dicho sea de paso, nos permitió olvidar y borrar de la memoria esa infumable “X-Men: The Last Stand” de Brett Ratner que permanece en la lista de lo peor que se ha perpetrado en Hollywood). En total, la sexta aventura cinematográfica de los hombres-X tras los tres “X-Men”, los dos “X-Men: First Class” y los dos “Lobezno”.

Titulada “X-Men: Días del Futuro Pasado” (“X-Men: Days of Future Past”) y dirigida en esta ocasión por Bryan Singer (“X-Men”, “Sospechosos habituales”, “Superman Returns”, “Valkyria”, “Jack el Caza Gigantes”…), toma como base la famosa saga de cómics “Días del Futuro Pasado” de Chris Claremont y John Byrne, que se publicó en el año 1981 (en los números 141 y 142 de “Uncanny X-Men”) y que se enmarcaba en un futuro apocalíptico en el que casi todos los mutantes están muertos o encerrados en campos de concentración vigilados por los robóticos Centinelas creados por Bolivar Trask. El director ya declaró que no le gustaba la tercera película de la saga (la infumable “X-Men: La decisión final” de Ratner), así que ha ignorado el argumento de ésta en “Dias del Pasado Futuro”.

El reparto está encabezado por Jennifer Lawrence (como Mística), Michael Fassbender (como Erik Lehnsherr alias Magneto), James McAvoy (como Charles Xavier alias Profesor X), Anna Paquin (como Pícara), Ellen Page (como Kitty Pryde alias Gata Sombra), Shawn Ashmore (como Bobby Drake alias Hombre de Hielo), Omar Sy (como el mutante del futuro Bishop), Peter Dinklage (como el villano creador de los Centinela Bolivar Trask), Nicholas Hoult (como la Bestia), Daniel Cudmore (como Piotr Nikolaievitch Rasputin alias Coloso), Evan Peters (como el veloz hijo de Magneto Pietro Lensherr alias Mercurio),… y las confirmadas apariciones (breves) de Halle Berry como Tormenta, Ian McKellen como Magneto, Patrick Stewart como Charles Xavier y Hugh Jackman como Lobezno.

En la saga de Chris Claremont y John Byrne, Kate Pride enviaba su consciencia a su yo más joven, Kitty, para avisarla del futuro que esperaba a los mutantes a causa del asesinato del senador Robert Kelly perpetrado por la Hermandad de Mutantes Diabólicos de Magneto, que desembocaba en una sucesión de acontecimientos catastróficos para los poseesdores del gen x. Para evitar el futuro la joven Kitty Pride se enfrentaba, junto a los X-Men, a la Hermandad de los Mutantes Diabólicos para evitar la muerte de Kelly y la puesta en marcha el proyecto Centinela de Bolivar Trask, los robots que perseguirán a los mutantes, que serán ejecutados o encarcelados en campos de concentración.
En la película se introducen algunos cambios a la historia: también nos encontramos con un futuro devastador, tanto para la raza humana como para los mutantes, pero Kitty Pride ayudada por Bishop, Coloso, Blink, Sendero de Guerra y el Hombre de Hielo envian a Lobezno al pasado, en los años setenta, para evitar que Mística asesine al científico Bolivar Trask.

Para empezar, debo reconocer que soy una fan de las películas de superhéroes. Casi todas me gustan, excepto quizás las de “Spiderman” de Sam Raimi, aunque algunas más que otras. Partiendo de esta premisa, era evidente que “X-Men: Días del Futuro Pasado” me iba a gustar. De hecho, me ha resultado entretenida, con mucho ritmo y bastante acción, pero ese es un elemento indisociable de las películas de Marvel Studios. Por otro lado no conocía la saga de los comics de Chris Claremont y John Byrne, solamente por su trascendencia y sus referencias en otras obras, y por ese motivo he visto la película sin precedentes, sin forofismos, y no se cuan fiel ha podido ser la película de Bryan Singer a los cómics de los años ochenta. Aún así, a mi me ha gustado bastante. Son dos horas en las que el ritmo es ágil sin ahogar, la acción está bien enlazada, la historia es comprensible y está bien explicada, y apenas no hay pausas para escaparse al baño. Dos horas que dejan sin aliento al espectador, que en realidad es lo que buscan quienes adquieren una entrada para ver “X-Men Dias del Pasado Futuro”.

X-Men Dias del Pasado Futuro.
Titulo original: X-Men: Days of Future Past
Estreno: 6 de junio de 2014
Duración: 130 minutos
País: Estados Unidos
Director: Bryan SingerGuión: Simon Kinberg, Matthew Vaughn y Jane Goldman, a partir de la historia de Chris Claremont.
Reparto: James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Hugh Jackman, Ellen Page, Shawn Ashmore, Omar Sy, Peter Dinklage, Evan Peters, Halle Berry, Lucas Till, Daniel Cudmore, Booboo Stewart, Bingbing Fan, Adan Canto, Josh Helman, Larry Day, Amelia Giovanni