Mel Gibson es una de esas figuras de Hollywood que ascendieron al estrellato para caer luego desde la cumbre a una velocidad vertiginosa y estrellarse contra el sólido pavimento de la doble moral y la vergonzante realidad de Los Ángeles. Lejos de «Braveheart» o de «Arma Letal», el actor sobrevive como puede con productos tan menores como el thriller «Vacaciones en el infierno«.

Un Mel Gibson en horas muy bajas es la cabeza de cartel en «Vacaciones en el infierno» («How I spent my summer vacation» es su título original en inglés), una película de acción sin tregua del director norteamericano residente en Méjico Adrian Grunberg, donde interpreta a Driver, un atracador que es capturado por la policía mexicana e internado en una cárcel extraña y peligrosa conocida como «El Pueblito». Un lugar donde la corrupción y la violencia están a la orden del día y donde el ser forastero no ayuda. Sin embargo, pronto conocerá a un chaval de diez años que conoce las reglas con las que poder sobrevivir allí dentro. Driver soñaba con unas vacaciones de ensueño. En “El Pueblito” resultarán inolvidables. 
Adrian Grünberg, que había trabajado anteriormente con Mel Gibson como primer ayudante de dirección en «Apocalypto» y que encabezó la segunda unidad de «Al límite» que protagonizó el actor australiano, debuta con esta película al frente de la dirección de un largometraje, de la que también es coguionista junto a Mel Gibson y Stacy Perskie. ¿Y Mel Gibson? Sigue adelante en su camino de redención. El australiano es otra de esas figuras de Hollywood que alcanzó el trono de la Meca del Cine para después hundir su carrera profesional en la decadencia más absoluta, a causa de una tormentosa vida personal, comentarios racistas desafortunados, posiciones religiosas extremas y una encadenada serie de fracasos cinematográficos como actor y director. El éxito es efímero, el dinero en Hollywood es quien manda, el público es egoista y tiene la memoria muy corta, y aquellos que elogiaron «Braveheart», «Arma Letal», «Maverick» o «Mad Max» no dudaron ni un instante en cerrarle la puerta. Con «Al límite», «El castor» de Jodie Foster o este «Vacaciones en el infierno» sigue intentando reconstruir su maltrecha carrera. Un esfuerzo encomiable, pero aparentemente inútil si no pone su confianza en manos de, por ejemplo, Quentin Tarantino.
Además de Gibson, «Vacaciones en el infierno» cuenta en su reparto de rostros reconocidos de México y Latinoamérica como Daniel Giménez Cacho («Profundo carmesí», «Aro Tolbukhin»), Jesús Ochoa («El fuego de la venganza», «Paraíso Travel»), Roberto Sosa («Salvador», «Enemigos íntimos»), Dean Norris, Peter Stormare («Fargo», «El Gran Lebowski»), Fernando Becerril, Bob Gunton, Scott Cohen, Kevin Hernandez, Sofía Sisniega, Dolores Heredia («Santitos», «En el aire») y Patrick Bauchau, entre otros. (www.summervacationmovie.co.uk)

{youtube}TtU4LclCW7M{/youtube}