Cuando ya es una evidencia que la moda de las películas de vampiros está en plena decadencia, llega “Solo los amantes sobreviven” a modo de canto del cisne. Si, estamos hablando de una nueva película de vampiros pero, con el singularísimo Jim Jarmush en la silla del director, es evidente que esta producción no tendrá nada que ver con lo que el género nos tiene acostumbrados recientemente y los tópicos azucarados de la saga “Crepúsculo”.

Si estás hastiado de los libros y las películas con vampiros bobalicones, envueltos en las sedas de un romance paranormal para adolescentes, no deberías dejarte engañar por “Solo los amantes sobreviven” (“Only lovers left alive”) de Jim Jarmush (“Ghost dog”, “Dead Man”, “Mystery Train”, “Night on Earth”,…), un director difícil de encasillar y exponente del cine más independiente que se embarca en una historia con vampiros nada convencional que fue galardonada con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sitges 2013. Para empezar, con un reparto encabezado por la andrógina Tilda Swinton (“Tenemos que hablar de Kevin”, “Moonrise Kingdom”, “El curioso caso de Benjamin Button”, “Michael Clayton”, “Thumbsucker”,…) y nuestro Loki favorito Tom Hiddleston, además de Mia Wasikowska, Anton Yelchin, John Hurt, Slimane Dazi y Jeffrey Wright para contar el reencuentro de Adam y Eve, un músico vampiro en plena depresión y su amante desde hace siglos. Él está en Detroit, ella está en Tánger. Tras pasar un tiempo separados, deciden reencontrarse para seguir disfrutando de la vida juntos, pero la aparición de la hermana menor de ella que intentará por todos los medios acabar con su relación y romperá el idilio.

{youtube}P1rKQeIp9PY{/youtube}