Mitad hombre, mitad máquina. A finales de los años ochenta y principios de los años noventa llegaron a la cartelera tres películas de Robocop, una de Paul Verhoeven, otra de Irvin Kershner (¡con guión de Frank Miller!) y una tercera de Fred Dekker, de calidad descendente. ¿Hacía falta un remake? No. ¿Fracasará? Posiblemente.

La nueva versión de la película del director holandés Paul Verhoeven “Robocop”, un clásico contemporáneo de la ciencia-ficción del 1987 protagonizada por Peter Weller, se estrenará esta semana tras numerosos problemas, la deserción de alguno de los actores previstos (Hugh Laurie, por ejemplo) o injerencias de los productores, que obligaron a rodar nuevas escenas y modificar el montaje. Mal augurio que refuerza la espesa niebla que envuelve esta película…
Este nuevo “Robocop” cuenta con el director brasileño José Padilha (“Tropa de élite”) y con el actor Joel Kinnaman (de la serie de televisión “The Killing”) en el papel protagonista. Él es Alex Murphy, un amante esposo, padre ejemplar y honrado policía que, gravemente herido en el cumplimiento de su deber defendiendo la paz y el orden en la ciudad de Detroit, regresa al servicio activo mejorado cibernéticamente de la mano de la corporación tecnológica OmniCorp. Frente a este defensor de la ley robotizado, el ultraderechista presentador de televisión Pat Novak y el presidente de la megacorporación OmniCorp Raymond Sellars. En OmniCorp querían un RoboCop en cada ciudad, y miles de millones de dólares de beneficio para sus accionistas, pero nunca se imaginaron que todavía había un hombre dentro de la máquina, en búsqueda de justicia.
Con un guión escrito a ocho manos por James Vanderbilt, Joshua Zetumer, David Self y Nick Schenk, el reparto de “Robocop” también incluye a Abbie Cornish, Gary Oldman, Michael Keaton, el omnipresente Samuel L. Jackson, Jackie Earle Haley, Michael K. Williams, Jay Baruchel, Jennifer Ehle, y Marianne Jean-Baptiste. Las críticas han sido benévolas (algunas han afirmado que no tiene ni la violencia ni el humor del original de Verhoeven, pero que no está a su altura) aunque el propio director ha manifestado en privado su descontento con el resultado (“Esto es un infierno”, le confesó a su compatriota y amigo Fernando Meirelles). (www.omnicorp.com y www.robocop.com)

{youtube}_2tXxZOv_i4{/youtube}