De nuevo contamos con una reseña breve de una de las películas presentadas en el pasado Festival Internacional de Cine Fantástico en Sitges. En esta ocasión le toca el turno a «Mindscape» de Jorge Dorado, una producción que sorpendió gratamente a los espectadores del certamen.


Con «Mindscape» estamos ante una de las mejores películas presentadas a competición en el Festival de Cine Fantástico y de Terror de Sitges de este año 2013, una película que es otra de las muestras de la capacidad creativa del cine español y mas concretamente de Cataluña. De hecho, cuatro películas de cuatro directores catalanes visionadas en el salón de Sitges por quien redacta esta reseña y tengo que decir que ninguna ha defraudado, muy al contrario todas películas impecables, llenas de propuestas, aunque eso si, todas ellas coproducidas fuera de España.
Jorge Dorado nos proporciona una propuesta que podemos situar entre la película de Alfred Hitchcock e «Inception» de Christopher Nolan y en la que podemos disfrutar de un inconmensurable Mark Strong en el papel protagonista junto a Taissa Farmiga, que borda el papel de una adolescente tan compleja como inteligente, al tiempo que un tanto manipuladora.
Marck Strong interpreta el papel de un detective capaz de penetrar en los recuerdos de las personas para obtener la verdad de lo sucedido, retirado durante un tiempo tras el asesinato de su mujer, se verá a su vuelta inmerso en un caso aparentemente sencillo, el de una adolescente que puede ser tanto una traumatizada adolescente o una brillante psicópata.
A lo largo de la película avanzamos y retrocedemos en el tiempo en un juego entre la adolescente y el detective, en el que al espectador le cuesta distinguir que parte es real y cual es manipulación.
Buen guión, buena interpretación y un final que redondea una película impecables de la que sería deseable muchos disfrutasen en las salas comerciales.