Durante el pasado Festival de Cine Fantástico de Sitges asistimos a la proyección de “Child of God“, la adaptación que James Franco ha llevado a cabo de la novela homónima escrita por Cormac McCarthy, autor de “La Carretera”.

 

"Child of Gold" (James Franco, 2013)Child of God
Director James Franco
Guión Vince Jolivette, James Franco (Novela: Cormac McCarthy)
Música Aaron Embry
Fotografía Christina Voros
Reparto Scott Haze, James Franco, Tim Blake Nelson, Jim Parrack, Fallon Goodson, Jeremy Ambler, Ciera Danielle, Vince Jolivette, Brian Lally, Nina Ljeti, Terrance Huff, Wade Williams, Boyd Smith, Bradley Wayne James, Elena McGhee
País Estados Unidos
Duración 104 min

Adaptación de la novela homónima de Cormac McCarthy, que narra la historia de Lester Ballard (Scott Haze), un hombre violento que se va a vivir completamente solo a una cueva en las montañas de Tennessee.

James Franco se nos antoja diferente, en una producción, en la que se aleja de su vertiente más comercial, para entregarse de lleno a una historia tan cruel, como salvaje, adaptando al cine una obra del escritor Cormac McCarthy que ganó el Premio Pulitzer de ficción por La carretera (2006) y el National Book Award por Todos los hermosos caballos (1992)..

Sí, la novela es Cormac McCarthy en estado puro, no lo es menos la película, en la que James Franco hace suyo el espíritu del escritor.

Al igual que la novela, nos vamos a encontrar con una película en tres actos. El primero nos presenta al protagonista, Lester Ballard, un habitante de Tennessee, primario y salvaje, capaz de pasar en segundos de la desesperación a dar saltos de alegría, alguien cuyos instintos, y especialmente el de supervivencia, se anteponen a cualquier otro criterio posible. Así conoceremos el personaje y la crueldad de su infancia.

Esta primera parte nos presenta un ser humano carente de luces, excluido de la sociedad y que se mueve al margen de la misma. Salpicado con golpes de humor con frecuencia grotesco, no es sino la preparación de lo que está por llegar.

El azar en la segunda parte llevará más lejos a Lester, quien tras encontrarse con los cuerpos asfixiados de dos amantes en su propio vehículo, iniciará una relación con el cadáver de la joven,  pasando de momentos de ternura a momentos en que el humor más negro se apodera del espectador.  

{youtube}0KnbqSf9eWE{/youtube}

Esta es una segunda parte en la que el protagonista dejándose llevar por sus instintos más primarios, se convertirá en un auténtico monstruo a los ojos de sus conciudadanos.

La tercera parte es la lucha por la supervivencia, en una narración tan poderosa que, desde este momento, abandonará el humor presente hasta el momento.

Child of gold es una película bien hecha, en la que destaca la brillante interpretación de Scott Haze, en un papel en el que, si bien su físico le acompaña, ha requerido de una gran fuerza interpretativa para conseguir hacer creíble un personaje tan primario.

Un relato brutal que no dejará indiferente a los espectadores, en el que encontramos un protagonista que alcanza los más elevados niveles de depravación, pero en el que no se puede reconocer premeditación o maldad, sino algo tan real como instintos sin convicciones sociales y sentido de supervivencia.

James Franco se imbuye del espíritu del escritor y nos proporciona una obra tan salvaje como brillante, que esperemos llegue a estrenarse en los cines a fin de que muchos podáis disfrutarlo