Las comedias “de enredos” ya hace tiempo que no funcionan como antes, y no tienen el mismo éxito que tuvieron en los años ochenta. Si a eso añades nombres como Robert De Niro, Diane Keaton o Susan Sarandon, de gran prestigio y un curriculum intachable pero lejos de sus mejores años y con menos gancho comercial que hace una década, “La gran boda” de Justin Zackham se convierte en toda una incógnita. En principio, un éxito entre el público más maduro y veterano, y un fracaso entre los adolescentes y los más jóvenes.

Tres actores que han pasado por el estrado de la ceremonia de los premios de la Academia recogiendo un Óscar como Robert De Niro, Diane Keaton o Susan Sarandon, encabezan el reparto de la comedia de enredo “La gran boda”, escrita y dirigida por Justin Zackham (guionista de “Ahora o nunca”), que llegará a nuestras pantallas el próximo día 1 de Mayo. Junto a ellos, Amanda Seyfried (“Los miserables”, “Sin rastro”), Ben Barnes (“Las crónicas de Narnia: La travesía del viajero del alba”, “El retrato de Dorian Gray”, “Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian”), Katherine Heigl (“Como la vida misma”, “Killers”, “27 vestidos”), Topher Grace (“Predators”, “Historias de San Valentín”, “Spiderman 3”) y Robin Williams, otro de esos actores que tienen más pasado que presente.
Esta divertida comedia coral nos cuenta como, con motivo de la boda de su hijo adoptivo Alejandro con Missy, Ellie Griffin vuelve a su antiguo hogar diez años después de que su marido, Don, la engañara con su mejor amiga Bebe McBride; con la que convive desde entonces. Pero cuando Alejandro les anuncia que su madre biológica (Patricia Rae) asistirá a la boda y que, debido a sus estrictas creencias religiosas, no tiene ni idea de que Ellie y Don están divorciados, ambos deberán aparentar ser un matrimonio feliz y bien avenido mientras que Bebe tiene que “desaparecer” de la casa. Más o menos…

{youtube}lERUk_vWo4o{/youtube}