«Hitchcock«, el biopic dirigido por Sacha Gervasi, saca a la luz la fascinante y compleja historia de amor del director de cine británico Alfred Hitchcock con su leal esposa y colaboradora en la realización cinematográfica, Alma Reville. Pero pese a contar con los rostros de los oscarizados Anthony Hopkins y Helen Mirren para encabezar la película, «Hitchcock» salió de los Globos de Oro sin galardones y de las nominaciones a los Óscar con una única opción, menor, para el maquillaje. Poco botín para una película que, en principio, aspiraba a más.

Detrás del orondo director británico Alfred Hitchcock, el denominado «maestro del suspense», el extraordinario icono del celuloide famoso por haber creado algunas de las más intensas e inquietantes películas de intriga que el público ha visto nunca, había un aspecto que se ocultaba: su extraordinariamente creativo romance con su leal esposa y colaboradora en la realización cinematográfica, Alma Reville.
En «Hitchcock», película dirigida por Sacha Gervasi a partir de un guion de John J. McLaughlin basado en el libro «Alfred Hitchcock and The Making of Psycho» escrito por Stephen Rebello, saca a la luz su fascinante y compleja historia de amor. Y lo hace a través del artero y tenebroso objetivo de la cámara que filma su más audaz aventura cinematográfica: la realización en 1960 del escalofriante thriller «Psicosis», que se convertiría en el filme más controvertido del director, y también en el más legendario. Cuando, contra todo pronóstico, la tumultuosa producción llegó a su fin, la forma de hacer cine cambió para siempre; pero sólo unos pocos supieron que realmente hicieron falta dos para llevar a cabo el film.
El director Sacha Gervasi («Anvil. El sueño de una banda de rock», «La terminal») y un elenco de prestigio encabezado por los oscarizados actores Anthony Hopkins y Helen Mirren, interpretando a Alfred y Alma, tejen un relato repleto de sorpresas, hilarantes ironías e inesperados giros dramáticos, en la más pura tradición hitchockiana. Pero el eje central del filme no gira sólo en torno a las obsesiones y miedos de dos personas, sino, particularmente, alrededor del amor irreductible que, entre bambalinas, guiaba el arte de Hitchcock.
Junto a Hopkins y Mirren también participan en la película Scarlett Johansson, en el papel de Janet Leigh; Toni Collette, como Peggy Robertson; Danny Huston, como Whitfield Cook; Jessica Biel, como Vera Miles; Michael Stuhlbarg, como el agente artístico Lew Wasserman; James D’Arcy, como Anthony Perkins; Michael Wincott, como Ed Gein; Kurtwood Smith, como Geoffrey Shurlock, y Richard Portnow, como Barney Balaban. (www.foxsearchlight.com/hitchcock/)

{youtube}-b-P0AfgCuA{/youtube}