Mientras Guillermo del Toro sigue preparando  “El Hobbit“, la esperadísima precuela de “El señor de los anillos”, recuperamos la que hasta ahora es, sin duda, su mejor película, “El laberinto del fauno“, cuya reseña presentamos en la vieja Vianews allá por el 2006.

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/ellaberintodelfauno.jpgGuión: Guillermo del Toro.
Países: España y México.
Duración: 112 min.
Género: Drama, fantástico.
Interpretación: Sergi López (Vidal), Maribel Verdú (Mercedes), Ivana Baquero (Ofelia), Álex Angulo (doctor), Ariadna Gil (Carmen), Doug Jones (fauno), César Bea (Serrano), Manuel Solo (Garcés), Roger Casamajor (Pedro).
Producción: Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Álvaro Augustín, Bertha Navarro y Frida Torresblanco.
Música: Javier Navarrete.
Fotografía: Guillermo Navarro.
Montaje: Bernat Vilaplana.
Diseño de producción: Eugenio Caballero.
Vestuario: Lala Huete.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/5.gif

Guillermo del Toro tiene tras de sí una filmografía apasionante (“Cronos”, “Mimic”, “El espinazo del diablo”, “Blade II” y “Hellboy”) y ha ido creciendo progresivamente, distinguiéndose siempre por su buen hacer con el cine fantástico. Gusten más o menos todas sus películas anteriores tenían algo que las rescataba de la mediocridad y por eso ha mantenido una esperanza latente en sus seguidores, la ilusión de que su siguiente película fuera la que le proporcionara el reconocimiento y el salto de calidad que todos intuíamos que tarde o temprano iba a lograr.

Ese momento ha llegado con “El laberinto del fauno”, una película que refleja su madurez como cineasta, que demuestra su perfecto control de medio y que le hace acreedor del reconocimiento mundial que siempre ha merecido. Apabullante es esta película, te deja noqueado.

 

Lo primero que me gustaría es avisar de que no es la película a la que llevar a los sobrinos o a los nietos ¡¡¡Nooooo, por Diooooss!!!! Esto no es Harry Potter ni Narnia sino su reverso, un reverso tan apasionante y necesario como poco recomendable para tiernos infantes a no ser que se quiera proporcionar unas cuantas noches de pesadillas. Esta película es dura, muy dura, con una intensidad pocas veces vista en una cine. El argumento está a medio camino entre una realidad terriblemente dolorosa y un mundo imaginario frío, sombrío, inquietante y bizarro. No es una película familiar y creo que en el propio cartel queda claro.

Si enumeráramos situaciones y personajes que se presentan en la película mucha gente incluso eludiría su visionado porque es todo menos una película amable o de fácil visión. Valga como muestra que la primera hada que aparece no es una bella muchacha con alas como la Julia Roberts de “Hook”, sino un insecto que te pone los sentidos en guardia con los meros sonidos que emite. ¡¡¡Gran trabajo del equipo de efectos sonoros por cierto!!! Y eso por no hablar de las escenas violentas: creo que no he visto una muerte tan impactante y despiadada como la que he visto en esta película. Sin embargo es una película necesaria porque explora nuestras propias tinieblas y toda realidad tiene su reverso, incluso los cuentos de hadas y el cine fantástico.

 

Si os fijais el guión es del propio Guillermo del Toro y quizás sea esta la clave de su salto de calidad. Quizás Del Toro siempre ha estado en situación de lograr tanto nivel, pero por fin ha tenido los medios y la historia perfecta para conseguirlo. El suyo es el guión de un tipo que intuyes que conoce los entresijos del cine, de un devorador de películas que sabe rescatar influencias diversas y adaptarlas a su propio imaginario, que sabe manejarse con lo real y lo imaginario e interconectarlos y que sabe narrar con imágenes y sacarles su máximo partido. Creo que ese era su propósito, contar una historia que entremezclara lo real y lo fantástico y que  lo hiciera aprovechando al máximo todos los recursos cinematográficos. En este sentido me parece una película “total”. Es como si de pronto todo el bagaje, todo el saber fílmico que atesora Guillermo del Toro hubiera quedado plasmado en una película perfecta en sí misma y es perfecta porque da la sensación que es exactamente lo que quería hacer y lo que quería conseguir.

La experiencia de su visionado es única. Ves influencias aquí y allá (muy clara por ejemplo la de “El resplandor” o la de tantos clásicos del género fantástico), pero la película tiene un estilo propio, un sello personal que notaréis si habéis visto más películas del director. Te transporta a otra época y a otra realidad y te atrapa, la narración es excepcional y no hay ni un momento de bajón porque domina perfectamente el tiempo fílmico y sabe qué puede resultarle atractivo al espectador en cada momento y para colmo los actores están enormes.

 

Me detengo sacando a colación a los actores en Sergi López. La suya me parece una interpretación perfecta e irrepetible. De hecho el suyo me parece un personaje que puede convertirse en histórico por la crueldad que emana de él, por lo bien matizado y lo bien desarrollado que está. Muchos consideraran que es un estereotipo, pero lo más escalofriante es que no me lo parece primero porque me creo que existan y hayan existido personas con tan pocos escrúpulos y segundo, porque el propio Sergi López, lo hace creíble con una interpretación hasta cierto punto contenida, sin excesos y en la que se intuye un trabajo muy minucioso con el personaje, sus motivaciones, su manera de pensar y sus métodos. He leído en algún sitio que el actor estaba muy contento con este personaje porque era como un regalo, como interpretar al hombre lobo. No me extraña, su personaje tiene una magnetismo intensísimo y él le incorpora una extraordinaria fuerza haciéndolo creíble. No creo que haya ni un sólo espectador que no lo odie con todas sus fuerzas. ¡¡¡Chapeau!!! Porque de eso creo que se trataba, de odiar lo que él representa. Y, por favor, no caigamos en politiqueos ñoños porque no me parece que represente a una España ni a un régimen, sino más bien a una forma de ser que encontraba un vehículo perfecto para salirse de quicio a través de unos ideales.

 

No es Sergi López el único que está brillante. Todos los están, incluida Ivana Baquero (Ofelia) que tiene planos que te encojen literalmente el ánimo y otros órganos, pero en esta ocasión me gustaría destacar también a Maribel Verdú, que está brillante y que da de lleno en la forma, modo y acento que requería su personaje.

En realidad me podría pegar líneas y líneas hablando de esta película porque todo está bien, todo es magnífico. Hay escenas apabullantes, emocionantes, sorprendentes, planificadas con una cuidado y un esmero exquisito. Es magnífica la fotografía, esos contrastes de frías sombras y cobrizos interiores; el diseño artístico nos muestra un mundo conocido pero también otro imaginario con la misma brillantez y detalle; el trabajo con la cámara es todo un recital de recursos; el argumento fluye lleno de sorpresas y de golpes de efecto sin la más mínima posibilidad para desconectar o aburrirte; el maquillaje, los efectos visuales, todo lo que nos entra por los ojos está cuidado al máximo; el montaje se adecúa perfectamente a la narración y a la historia y logra el ritmo perfecto……..

Desde un punto de vista objetivo estamos ante una película que considero perfecta. Otra cosa, ya personal, es que guste más o menos, que sea lo que alguien quiere o no ver en un cine, pero me parece irreprochable porque logra exactamente lo que pretendía y no se puede hacer mejor.

 

Lo curioso es que, de pronto, el cine de este año se ha animado y nos está brindando algunas sorpresas que hacen que el panorama se vea de otra manera.

Ignoro si esta película va a ser considerada “española” en los Goyas. Habría que saber las normas de la Academia y no las tengo claras cuando se trata de una coproducción entre España, México y Estados Unidos como en este caso (os recuerdo que Guillermo del Toro es mexicano). Sí sé que está preseleccionada para los óscars por México y eso quiere decir, salvo que quieran ser eliminados de competición, que al menos en un alto porcentaje los componentes del equipo técnico son mexicanos. En cualquier caso hay una amplia participación española y de peso en el reparto y sólo por eso creo que se hablará de esta película en los Goya, porque en los óscars está claro que lo hará.

La emoción está servida…….este año sí hay batalla de calidad con “Salvador”, “Volver”, “Alatriste” y parece que “Los Borgia”. Y desde luego el camino abierto por “El laberinto del fauno” y el resto de películas de las que hablo es la senda a seguir por Guillermo del Toro y por el cine español. Un cine de altísima calidad, bien trabajado y hecho en auténtico estado de gracia. No es casualidad. Guillermo del Toro, Almodóvar o Díaz Yanes son gente que ama el cine y eso se nota en la pantalla cuando tienen algo bueno e interesante que contar.

Hasta aquí la reseña tal y como la escribí en el 2006. Posteriormente sería nominada para seis óscars (mejor película en lengua extranjera, guión original, banda sonora, fotografía, maquillaje y dirección artística) de los que ganaría los tres últimos convirtiéndose en una de las grandes triunfadoras del año y fue nominada para trece goyas de los que ganaría el de actriz revelación (Ivana Baquero), guión original, fotografía, montaje, sonido, maquillaje y peluquería y efectos especiales. Sin duda un gran clásico de nuestro tiempo.