La nueva adaptación cinematográfica del cómic creado por John Wagner y Carlos Ezquerra para la revista «2000AD» se postula como la película que se merecía el juez Dredd, un policía, jurado y ejecutor de criminales en un futuro lejano. Una propuesta más digna, sin la menor duda, que ese intento que el hierático Sylvester Stallone protagonizó en el año 1995… pero serán los espectadores quienes dicten sentencia.

El Juez Dredd, el mejor agente de Megacity Uno, ha estado imponiendo la ley y el orden con su puño de acero durante más de cuatro décadas desde la revista británica «2000 AD». Creado por John Wagner y Carlos Ezquerra en 1977 (aunque la historia también concede cierto crédito de la creación a Pat Mills), y tras una fallida adaptación cinematográfica precedente del año 1995, dirigida por Danny Cannon y protagonizada por Sylvester Stallone, Rob Schneider y Diane Lane, el Juez Dredd regresa a los cines en Septiembre, con una nueva y esperada adaptación, en formato 3D.
Protagonizada por el actor australiano Karl Urban («Star Trek», «Red», «El Señor de los Anillos»), Olivia Thrilby («Sin compromiso», «Juno», «United 93») y Lena Headley (la serie de televisión «Juego de Tronos», «El secreto de los hermanos Grimm», «300»), esta historia futurista repleta de acción y violencia está dirigida por Pete Travis («En el punto de mira», «Omagh») y con un guión de Alex Garland («28 semanas después», «Sunshine», «La playa»). La historia de «Dredd» cuenta como, en un futuro distópico, Estados Unidos es un inhóspito desierto de residuos irradiados. En su Costa Este, desde Boston a Washington DC, se encuentra la Mega-ciudad-Uno, una metrópolis vasta y violenta, de monolíticas torres de viviendas, donde los criminales mandan en las caóticas calles. La única fuerza del orden se encuentra en los policías urbanos llamados ‘Jueces’, quienes poseen los poderes combinados de juez, jurado y verdugo al instante. Conocido y temino por toda la ciudad, Dredd es el Juez definitivo, con el desafío de liberar a la ciudad de su última plaga, la peligrosa droga SLO-MO que hace a sus consumidores experimentar la realidad en una fracción de su velocidad normal. Dredd, y la novata Cassandra Anderson con habilidades psíquicas a causa de una mutación genética, se enfrentarán a una banda de traficantes liderados por una peligrosa mujer, Madeline Ma-Ma Madrigal, una ex prostituta reconvertida en capo de la droga. Cuando capturan a uno de los más allegados de Ma-Ma, ésta se hace con el control de un edificio de más de doscientos pisos y comienza una guerra contra los jueces con tal de proteger su imperio. Dredd y Anderson deberán hacer frente a los peligros para salvar su vida.

{youtube}WUC0jWc9yJQ{/youtube}