La maldición del Óscar suele señalar a algunos actores que, tras alcanzar el Olimpo con una estatuilla dorada, desaparecen en el olvido para no recuperar nunca más el lugar de prestigio que habían alcanzado. Hay otra maldición relacionada con el galardón que afirma que, si una mujer gana un Óscar, en pocos meses su relación de pareja se irá al traste. La actriz Helen Hunt sufrió las dos maldiciones en sus propias carnes.

La maldición del Óscar dice que es más fácil llegar que permanecer, y algunos actores como F. Murray Abraham, Brenda Fricker, Linda Hunt, Marlee Matlin, Gwyneth Paltrow, Mercedes Ruehl, Mira Sorvino, Cuba Gooding Jr., Roberto Benigni, Richard Dreyfuss o Louise Fletcher, todos ellos ganadores de un Óscar son un ejemplo claro. Hay otra maldición diferente asociada a la estatuilla dorada, conocida como ‘Oscar Love Curse’, que afirma que casi cada actriz que ganó un premio de la Academia por su interpretación ha terminado su matrimonio o su relación pocos meses después de sostener su codiciado Oscar y acordarse de su pareja en su discurso de agradecimiento.
El caso de Helen Hunt va asociado a ambos casos: ganó un Óscar en el año 1998 por su actuación en “Mejor Imposible” de James L. Brooks, lo agradeció a su prometido en ese momento, el actor Hank Azaria, y poco tiempo después la pareja se separó. Desde entonces su carrera cinematográfica ha ido dando tumbos, paseando por producciones menores (“Cuando ella me encontró”, “Bobby”, “La gran emboscada”, “La maldición del escorpión de jade”, “En que piensan las mujeres”, “Náufrago”, “Cadena de favores”,…), aunque en su curriculum luce Óscar, Globo de Oro y Emmy, además de una larga trayectoria en televisión con la mítica “Mad about you” junto a Paul Reiser.
Intentando superar el largo bache, Helen Hunt protagoniza “The Sessions” de Ben Lewin, una película basada en los escritos autobiográficos del periodista y poeta Mark O’Brien titulados “On Seeing a Sex Surrogate” y que publicó en la revista literaria The Sun, que cuenta la historia de un hombre, quien, a la inverosímil edad de 38 años, acomete la empresa de perder su virginidad en circunstancias que constituyen todo un reto. Habiendo sobrevivido a un ataque de poliomielitis infantil, pasa una gran parte de su tiempo en un pulmón de acero que abandona tan sólo unas pocas horas a la semana. La mayoría de las personas encuentran difícil imaginar que él pudiera llevar una vida amorosa normal, pero no ser normal no le detuvo. Descubriendo el humor, el optimismo e incluso la fe que oculta su delicada situación, está decidido a probar cuanto le sea posible de la vida, incluidos los placeres físicos y emocionales que le han dado esquinazo. En consecuencia, toma la audaz decisión de dejar de soñar en el amor y contratar a una profesional: una asistente sexual que pueda darle una oportunidad de experimentar la intimidad a su propia e inimitable manera. Mark O’Brien falleció en 1999 a la edad de 49 años.
“Las sesiones” (“The sessions”) cuenta con un reparto encabezado por John Hawkes (“Tú, yo, y todos los demás”, “Winter’s Bone”, “Martha, Marcy May Marlene”, la próxima “Lincoln” de Steven Spielberg), Helen Hunt y William H. Macy, a los que acompañan Moon Bloodgood, Annika Marks, Rhea Perlman, W. Earl Brown, Robin Weigert, Blake Lindsley, Ming Lo, Jennifer Kumiyama, Rusty Schwimmer, James Martínez y Adam Arkin. (www.thesessionsmovie.com)

{youtube}Eyf2N38uvfo{/youtube}