A continuación os ofrecemos la reseña de “Di Sangro. Señor de Nápoles“, un libro de Jorge Cabrerizo que ha aparecido dentro de la línea Ajec Histórica aunque también podría enmarcarse dentro del género del terror. Una mezcla que funciona.

 

 

"Di Sangro. Señor de Nápoles" (Jorge Cabrerizo, Grupo Ajec)Di Sangro. Señor de Nápoles
Jorge Cabrerizo
Diseño e Ilustración de Cubierta: Miguel Mesas
Tamaño: 23×16 Cm
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
Páginas: 336
Isbn: 978-84-96013-86-5
Colección: Ajec Hystorica
Precio: 18,95 Euros

1771. Una simple carta hace tambalear los cimientos del Vaticano. ¿En qué conspiración se encuentra involucrado el más influyente noble de la Corte de Nápoles? Amigo de Carlos III, masón traidor a los suyos, alquimista obsesionado con la inmortalidad, inventor de los más descabellados aparatos mecánicos… Raimondo Di Sangro, Príncipe de Sansevero, es un peligroso enemigo a ojos de la Iglesia.

Paul Konrad Cuttat, el mejor entre los hombres del Papa, es enviado a Nápoles con una importante misión que cumplir: investigar qué sucede tras los muros del palacio de Sansevero, en pleno centro de la caótica y excitante ciudad del Vesubio. Pero los aterradores sucesos de que será testigo le harán dudar de sus convicciones y enfrentarse dolorosamente a sus propios fantasmas.

Basada en la vida del personaje más misterioso de la Italia del Setecientos, Di Sangro es una novela repleta de acción, de poesía, de crueldad, simbolismo y pesadilla, en la que la realidad cotidiana se encuentra infinitamente superada por infernales certezas. Una novela gótica espléndidamente ambientada, escrita con un lenguaje directo y brutal, que nos sumerge desde la primera página en el violento Nápoles del siglo XVIII.

Novela complicada la que caía en mis manos esta vez, catalogada como novela de terror, con toques fantásticos y ambientada en pleno siglo XVIII… difícil mezcla si el autor quiere resultar creíble y contar una historia convincente.

Asombra desde el principio el estilo narrativo escogido por José Cabrerizo, emulando la forma de hablar de la época, lo que se agradece porque ahí precisamente nos introduce muy fácilmente en la trama. Nos encontramos en una Italia dominada por el Vaticano y por una religión opresiva que sigue imponiéndose con la sangre. El protagonista, Paul, trabaja para ellos, no tiene definición su puesto, aunque lo podríamos denominar “limpiador” de todo aquello que al Vaticano le desagrada…

El libro nos introduce en el mundo de los masones, las conspiraciones religiosas, la alquimia, las supersticiones… bien narrado, intrigante, te sabe crear la necesidad de querer saber un poco más sobre la historia que nos está relatando, la verdad es que el libro en general, es muy atrayente y se puede leer con bastante facilidad.

En cuanto a los personajes, tanto Paul, personaje central de la historia, como Di Sangro, su alter ego en la trama, son personajes muy genuinos con sus claroscuros, pasiones y defectos que generan sentimientos contradictorios en el lector, esto te lleva a despreciarlos y admirarlos alternativamente sin tener un favorito claro. El resto de personajes secundarios se encuentran bien definidos, aunque hay uno del que, no sé si por culpa mía por falta de atención o por el propio libro, no termino de entender de dónde radica su importancia en la historia. Hablo del único personaje femenino importante de la historia, Lucia Nebbia. Parece que el autor encamina al personaje a convertirse en una pieza clave en el desarrollo de la historia, pero luego se queda en nada, en un personaje que aunque facilita el declive de la locura de Paul, no es tan importante como parecía… un pequeño fallo desde mi punto de vista.

En resumen, buen libro, terror a la antigua usanza, enmarcado en una época complicada donde la Iglesia dominaba a su antojo.