Ya estamos ante la octava entrega de la saga de Harry Dresden (lo que no hace sino demostrarme que en la Colección Ventana Abierta escogieron muy bien los títulos que la componían) y la verdad es que, una vez acabado el libro, apenas puedo esperar para leer la siguiente entrega. Cada vez me gusta más y más lo que Jim Butcher está haciendo con Dresden y su mundo.

CULPABLE."Culpable" (Jim Butcher, La Factoría de Ideas)
Titulo original: Proven Guilty
Autor: Jim Butcher
Traducción: David Luque Cantos
Formato: 23x15cm. Rústica con solapas
Páginas: 352
Precio: 20,95 euros

No existe una buena relación entre Harry Dresden, el único mago que se anuncia en el listín telefónico de Chicago, y el Consejo Blanco de magos, que lo considera un tipo impetuoso e indisciplinado. Sin embargo, el Consejo le ha enviado a indagar sobre ciertos rumores acerca de la presencia de magia negra en la ciudad. Cuando Harry empieza a investigar, se encuentra con otro problema en la forma de la hija tatuada y perforada de un viejo amigo: su novio es el único sospechoso de lo que parece ser un ataque sobrenatural propio de una película de terror. Además, entidades malévolas que se alimentan del miedo andan sueltas por Chicago…, pero todas esas cosas son casi normales en el día a día de este mago, su fiel perro y una calavera parlante llamada Bob.

Hace ya varios años, muchos, desde que La Factoría de Ideas publicase La Tormenta, la primera entrega de la serie, en la que se vislumbraba que estábamos ante un título prometedor que aún tenía que despegarse un poco de la sombra de ser la “versión adulta de Harry Potter”. Desde hace ya varios libros podemos asegurar con firmeza que Jim Butcher ha sido más que capaz de dotar de personalidad no ya sólo a su protagonista, Harry Dresden, sino también al elenco de personajes que acompañan al mago. La mitología de la serie se ha ido asentado de una manera tan lógica y consecuente que para Butcher no supone esfuerzo alguno el seguir incorporando referencias mitológicas clásicas que van desde la típica discusión sobre la existencia de Dios (resuelta admirablemente, por cierto, y con un par de “pistas” muy interesantes) hasta las típicas referencias artúricas.

Pero, mientras el universo de Harry Dresden se expande él madura, y lo hace de una forma admirable, sirva como ejemplo la manera en la que se cierra el círculo del aprendizaje. No quiero avanzar demasiados detalles para no destripar la trama, pero Harry ha jugado un papel en los siete primeros libros, ha evolucionado y en este octavo libro, una vez más, se produce un importante cambio de su status quo que, seguramente, tendrá importantes repercusiones a nivel personal.

Y, hablando del nivel personal, y recordando lo “putas” que Jim se las está haciendo pasar a Harry… bueno, está claro que esta es una saga de libros de paranormal urbano pero que el apartado “romántico” queda muuuy alejado de lo que otras sagas (Crepúsculo, Rachel Morgan, La Casa de la Noche, etc) están haciendo. Vamos, que sí, hay algo de romance por aquí y por allí, pero lo que más hay es sádica tortura del autor hacia su personaje, porque mira que se las hace pasar canutas… y mira que me encanta, jejeje. Sobre todo porque eso hace a Harry mucho más creíble que esas acarameladas versiones de lo paranormal.

Comentaba, al comienzo del artículo, que ya hace unos añitos desde que La Factoría comenzó a publicar esta saga, lo cual es cierto, pero ya llevan 8 volúmenes editados, quedando tan sólo 5 más (por el momento) y me preocupa que, pronto, tengamos que esperar al ritmo USA y eso no puede ser, estoy completamente enganchado y quiero más libros, quiero saber más y espero que La Factoría siga con el buen ritmo de los últimos meses porque lo que Jim Butcher está preparando tiene muy buena pinta. Así que espero que el señor Butcher se ponga las pilas y escriba dos libros al año, ¡como mínimo! Y, naturalmente, que La Factoría publique dos o tres libros al año, jejeje.

En conclusión, la saga de Harry Dresden es sencillamente maravillosa, adictiva y una de las lecturas más amenas que se pueden encontrar… quizás sea el momento de hacer una relectura de toda la saga… porque sin duda merece la pena seguir los pasos de Harry Dresden.