Hoy he comprado mi primer e-comic en Koomic. Concretamente ha sido “Conejo frustrado” de Mike Bonales, editado por Dib·buks y que en papel cuesta 14 euros… A mi me ha costado 2,99 € en formato digital. Así sí, señores, así sí. Y si el cómic es tan bueno como este… más aún.

"Conejo Frustrado" (Mike Bonales, Dib·buks)Conejo Frustrado
Fecha de edición: julio de 2010
Guión: Mike Bonales
Dibujo: Mike Bonales
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 48 págs., a color.
14 € (papel)
2,99 € (e-comic)
La vida no es fácil para un conejo como Rodolfo Zanahorias. Después de divorciarse, su ex-mujer se ha quedado con la casa, el coche y casi todos sus ahorros. Con lo único que no se ha quedado es con la custodia de Rodolfito, su hijo en común. Pero eso no es todo, porque el poco dinero que tiene no es suficiente para que su padre continúe en la residencia para mayores, y no le queda otra opción que sacarle de allí. Ahora vive de alquiler con los dos en un piso del extrarradio. Sin embargo, lo que no se imaginaba Rodolfo es que su frustración iba a multiplicarse cada día que pasara con ellos.

Al ver el newsletter de Koomic me ha llamado la atención Conejo Frustrado un cómic, lo reconozco, no conocía. Tras ver la preview que acompaña al texto he pensado en darle una oportunidad pero casi 3 euros por 48 páginas me dolía un poco… hasta que he visto que en papel vale 14 € y entonces ya he pensado que si el editor estaba dispuesto a bajarlo tanto de precio para que se vendiese, a darle un precio más acorde a lo que es; un cómic digital, se merecía convertirse en mi primer comic digital comprado. Y dicho y hecho, el proceso ha costado un pelín, por aquello de registrarse, meter datos y demás, pero enseguida lo tenía en mi Ipad y lo estaba disfrutando a carcajada batiente, hacía tiempo que no me reía tanto y la verdad es que estoy muy satisfecho con la compra.

Entrando ya en materia sobre Conejo Frustrado tengo que decir que me gusta mucho la idea de reflejar una familia monoparental donde Rodolfo, el padre, está al cargo de su hijo “corto” y de su “salido” padre en un piso de alquiler en el extrarradio, a donde tuvieron que emigrar después de que su exmujer (un poco golfa y drogadicta) les dejase “limpios”. A partir de ahí se crean un sinnúmero de situaciones hilarantes, al más puro slice of life pero con un toque de humor y mala uva que las convierten en desternillantes. Si a esto le sumamos tan próximo a la Warner con toques a la española y la gran expresividad que desprenden todos los personajes lo cierto es que la receta no podía dar otros resultados sino el éxito, como demuestra que en el pasado Expocomic conquistase el galardón al Mejor cómic on line, algo que, creedme, se merece.

Conejo Frustrado es otro de esos proyectos que dan el salto de lo digital al papel y, curiosamente, regresa al formato digital gracias al e-comic que se puede adquirir en Koomic. Cierto es que 14 euros pueden parecer muchos, sobre todo tras haberlo adquirido por tres o tras encontrar la web donde se puede leer casi todo el material del cómic (hay doce páginas exclusivas)pero Conejo Frustrado es uno de esos cómics que quieres que se lea la parienta y los amigos, un comic para disfrutar y compartir.

No quiero acabar sin reincidir de nuevo en el ajustadísimo precio que en Dib·buks han sabido poner a la edición digital de Conejo Frustrado, gracias a ese precio tan correcto he descubierto una serie y un autor que desconocía y al que vigilaré atentamente. Gracias a ese precio daré más oportunidades a los cómics de Koomic, gracias a precios así el futuro del cómic digital en España no pinta nada mal.

¿Qué haceis leyendo mi reseña? ¡Id a por vuestro ejemplar de Conejo Frustrado!