Hace algunos días que Edge Entertainment anunció una nueva expansión para el juego de Alan R. Moon “¡Aventureros al Tren!” algo singular. La peculiaridad de esta ampliación son las figuras de Alvin y Dexter, dos monstruos para sembrar el caos en el juego.

image1Alvin y Dexter son dos detalladas y monstruosas figuras que dan su particular toque de caos a las ciudades que llenan el paisaje del juego de  Alan R. Moon “¡Aventureros al Tren!” que edita en castellano Edge Entertainment. Dos monstruos al más puro estilo pulp de las películas de los años 50 para “complicar” el juego. El alien Alvin y el dinosaurio Dexter son dos disparatados personajes listos para aplastar a los jugadores, a sus oponentes y fulminar sus billetes de destino, en un nuevo y perverso giro táctico al juego. Y muy divertido.
¿Cómo se introduce a Alvin y Dexter en el juego? Muy fácil: los dos últimos jugadores en empezar colocan los monstruos en ciudades diferentes de cualquier tablero de juego de “¡Aventureros al Tren!”. Sea cual sea. A Alvin y Dexter se les da tan bien arrasar Londres, Zúrich o Estocolmo, como devastar Nueva York o San Francisco. Una vez que llega uno de estos monstruos, la ciudad se sume en el caos, y nadie puede cubrir un recorrido desde o hacia esa ciudad hasta que se haya marchado.

Más información en www.edgeent.com