En Nintendo no andaban demasiado alegres los últimos meses de 2016. A pesar del éxito de Pokemon Go (que casi no les dejaba beneficios) y del SuperMario Bros (un juegazo un poco caro) la felicidad no era plena, pero todo eso iba a cambiar. Primero con la salida a la venta de la Nintendo Classic Mini y con el conocimiento de tener un éxito seguro con la Nintendo Switch.

Aunque no somos los afortunados poseedores de una Nintendo Classic Mini sí que os podemos decir que el juguetito ha arrasado en ventas, agotado sus unidades a la venta y alcanzado precios de auténtico escándalo en el mercado de segunda mano. Pero es con la Nintendo Switch con la que la gran N puede cambiar la deriva en la que parecían estar inmersos toda vez que no fueron capaces de encontrar una consola que pudiese heredar el éxito que supuso la Nintendo Wii.

Han pasado 10 años desde que Nintendo arrasase con la Wii (¡si hasta yo me compré una!) y parece que la empresa con sede en Kyoto ha decidido volver a revolucionar el mercado, y lo ha hecho con una consola que nos ha puesto los dientes largos a más de uno: la Nintendo Switch cuyo anuncio ya levantó una enorme expectación hace un par de meses pero que ha terminado de enamorarnos con su presentación de este viernes.

En la presentación de este viernes, además de contarnos el precio de 329.95 € para Europa, se han mostrado trailers de juegos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Mario Kart 8 Deluxe y Mario Odyssey (aunque no saldrá a la venta hasta las navidades de 2017) por parte de la propia Nintendo o juegos de terceros como Fire Emblem Warriors, ARMS, Splatoon 2, Xenoblade Chronicles 2, Sonic Mania 2

Como veis parece que el apartado de los videojuegos lo tienen más que completo, aunque a mi me parece que el precio es un apartado igual de importante y que con esos 329,95 € conseguirán enganchar a muchos, pero me sigue fastidiando que en los USA sólo paguen 299,99 $. De todas formas habrá que esperar al 3 de marzo para comenzar a comprobar lo que realmente ofrece. Por cierto, habrá dos modelos, el que ya conocíamos en gris oscuro y otro con el cuerpo en el mismo color y los mandos en rojo uno y azul el otro.

Recordemos que la principal ventaja de la Nintendo Switch es la su portabilidad y jugabilidad. Podremos jugar desde el dock, con la Switch conectada a la TV (con lo que contará con más potencia gráfica) o con la tablet de 6,2 pulgadas. El añadido de contar con dos mandos la convierte en ideal para disputar encarnizadas partidas con los amigos.

Podría seguir hablando de la Nintendo Switch y de las virtudes que desde la casa de Mario nos han destacado, pero mejor lo dejo no se me vaya a despertar el ansía por hacerme con una. ¿Y a vosotros? ¿Qué os ha parecido? ¿Vais a comprar una?

Id anotando las fechas de salida de los juegos de la Nintendo Switch